fbpx

Entrevista: Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando

Ver galería
6 Fotos
Entrevista: Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando
Daniel Riedo

Fotografía: Ramón Fornell

Entrevista: Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando
Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando

Fotografía: Ramón Fornell

Entrevista: Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando
Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre

Con este modelo que proclama profundamente su parentesco con la astronomía, viene la complejidad del universo a la muñeca. La sensación de ingravidez se acentúa por el carro minimalista de titanio ultra-delgado. Para resaltar el aspecto astronómico de la medición del tiempo, el tourbillon no indica el paso de los años civiles, pero en su lugar es el tiempo sideral – basado en las estrellas-. El tiempo sideral es la unidad utilizada por los astrónomos para seguir la trayectoria de los cuerpos celestes. Fotografía: Ramón Fornell

Entrevista: Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando
Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando

Fotografía: Ramón Fornell

Entrevista: Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando
Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando

Fotografía: Ramón Fornell

Entrevista: Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando
Daniel Riedo y Jaeger-LeCoultre siguen innovando

Fotografía: Ramón Fornell

Se unió a la manufactura de Le Sentier como director industrial en enero de 2011. Llegaba tras un periplo de más de 12 años en Grupo Rolex, simultáneamente en las áreas de producción de Rolex en Ginebra y en la comercialización de Tudor. Con esa dilatada experiencia, tan sólo dos años en Jaeger-LeCoultre le bastaron a Daniel Riedo para ser nombrado CEO en julio de 2013 tras la salida de Jérôme Lambert. Amable y sonriente, sus formas en la dirección recuerdan al valor de la sabiduría como prudencia. Su expertise es el mejor aval para dar lustre a una firma cuyo alto valor radica en una solidez creativa centenaria.

Pocos enfatizan la mecánica como Jaeger-LeCoultre. En los últimos años se han centrado más en los ultraplanos y en los oficios artísticos. Defina el momento Jaeger.

Si observa los productos presentados en este SIHH nos estamos enfocando en mezclar elementos de la colección Hybris Mechanica y elementos nuevos decorativos con técnicas artísticas. Consideramos el nuevo Duomètre Sphérotourbillon Moon una reinterpretación del Sphéro de hace tres años. La caja se abre de lado, lo cual da más luz al reloj y es el resultado de una combinación entre lo que hicimos con el Hybris Mechanica y el Hybris Artistica. Esta mezcla nos da un producto distinto y aunque no será el negocio principal de la marca por su rango de precio alto, sí transmite nuestra filosofía. Verá que este año también hemos puesto mucha atención a las fases lunares en varias de las colecciones. Las lunas más longevas son otro de los protagonistas de este 2015. Además, lanzaremos un nuevo reloj en el segundo semestre de este año con argumentos muy diferente a estas novedades.

¿Nos puede hablar sobre este lanzamiento?

Será un reloj nuevo: la imagen, la caja, la mecánica, el rango de precio… todo nuevo. Con un mayor contenido en cuanto a la relojería y el precio entre 6,000 y 20,000 euros, o un poco menos. Y tendrá un estilo masculino elegante y casual, sporty chic.

¿Y qué papel le tiene reservado al Compressor, que es muy sport y gusta tanto en el mercado latinoamericano?

No es un problema pero tarde o temprano saldrá de la colección. Tal vez algún día volveremos a lanzar un reloj deportivo pero no por ahora. El nuevo reloj que vamos a presentar es deportivo en cuanto al estilo, porque es un modelo más joven. De momento nos vamos a enfocar con él en un punto medio entre lo clásico y lo deportivo pero ya verá que es 100% Jaeger- LeCoultre.

¿Qué respuesta espera con un reloj de precio competitivo? Ya lo intentaron antes con el tourbillon más barato del mercado y…

Una vez más, se trata de una línea con elementos mezclados, desde complicaciones del Hybris Mechanica a una línea que no tiene el mismo rango. No sé cómo vaya a funcionar pero sí sé que es algo completamente nuevo para la maison. No es un reloj tan sencillo como los Master Control pero tampoco es complicado.

Durante una década Jaeger- LeCoultre ha lanzado increíbles súper complicaciones anualmente. ¿Qué está haciendo ahora su gran equipo creativo?

Seguimos desarrollando nuevas ideas para el futuro y para la colección actual. Cabe mencionar que para tener el nivel de exactitud de un Sphérotourbillon se necesita un gran equipo relojero como el nuestro. Siempre cruzamos los límites para lograr algo que nunca antes se había hecho. Por ejemplo, la exactitud de la fase lunar tiene un margen de error de un día casi cada 4000 años sin tener ruedas ni tren de transmisión. Fue muy retador para los relojeros. También seguimos trabajando con complicaciones que tenemos que mejorar antes de poder presentarlas. El equipo sigue al completo. Tenemos más de 120 personas ocupadas en estos nuevos aspectos con el mismo nivel de creatividad que nos caracteriza.

¿Cómo ve la tendencia relojera en estos momentos?

Cuanto más difícil está el negocio más vuelve la gente a los valores verdaderos, a aquello que no prevalece sólo por poco tiempo. El contenido es importante, las ventas son importantes pero la marca es mucho más que eso. A día de hoy la moda es menos atractiva que antes en relojería. Ahora quieres tener algo auténtico, durader

En el pasado el Reverso alojó todo el virtuosismo mecánico. ¿Qué harán con este ícono?

No sólo hemos renovado la esfera, sino que hemos aumentado el número de referencias, porque hoy tenemos 53 Reverso distintos. Así que es difícil explicarle todas las diferencias al cliente más allá de las complicaciones. Pero los códigos de esta línea están un poco mezclados, así que reduciremos el número de modelos. Tendremos tamaño pequeño, mediano y grande y todos tendrán el mismo código. Habrá cuatro modelos automáticos y habrá una variante para la mujer y otra para el hombre. La versión para dama estará basada en algún métier d’art con joyería con modelos de diferentes tamaños. Y para el hombre tendremos algunas complicaciones. Así que nos enfocaremos más en las variantes en lugar de tener tantas referencias distintas. El próximo año será el aniversario del Reverso y al final de este año vamos a introducir una nueva línea.

Desde el lanzamiento del Rendez- Vous han prestado más atención a la mujer. ¿Ha dado resultado?

Diría que las damas representan para Jaeger-LeCoultre 43 por ciento. Empezamos a vender relojes exclusivos para ellas hace tres años y ahora vemos que hay un interés real en ciertos modelos femeninos. El Rendez-Vous ha funcionado bien. Esta línea también cuenta con complicaciones. Hemos desarrollo un nuevo calibre para este reloj con una repetición de minutos con un movimiento automático en una caja de tamaño de mujer. También con el Rendez-Vous Moon presentamos un nuevo movimiento.

¿Ha cambiado el retrato robot del consumidor Jaeger?

La edad media de nuestro consumidor está bajando y es un público que sabe y conoce un mínimo de relojería. Es gente que busca marcas diferenciadas del resto y en Jaeger-LeCoultre lo encuentra. Cuanto más te pareces a otros más problemas tienes de diluirte en el marketing. Nosotros podemos asegurar al cliente que somos un gran reloj, porque lo organizamos totalmente y le damos vida como algo excepcional. No buscamos la cantidad, sino la magia, la verdad.

Una duda… Para una manufactura con alta capacidad ¿sería interesante hacer calibres de formas?

Seguimos desarrollando los movimientos para los relojes que vamos a lanzar y la mayoría de ellos son redondos excepto los Reversos. Sin duda, seguiremos innovando, utilizando todo el espacio posible que hay dentro de una caja. Los relojes rectangulares tendrán un movimiento automático pero no haremos un movimiento redondo dentro de una caja rectangular. Por el momento no desarrollaremos algo con formas menos convencionales. Seguimos siendo muy clásicos y elegantes porque ése es el ADN de la marca y pensamos seguir así en los próximos años aún con el siguiente Hybris Mechanica.

¿Qué planes tiene para el futuro?

Yo siempre me centro en dos cosas: en el cliente lo primero y en la gente de la compañía. En ambos casos quiero que se mantengan ahí. La marca estaba ahí antes de que yo llegara y continuará después de mí. Es como una herencia que he recibido y mi obligación es mantenerla. Ahora tenemos 1,300 personas trabajando en la manufactura y me planteo cómo mantener ese nivel de gente, qué formación les damos para ir progresando. En cuanto a comunicación, tenemos tres canales. El polo, el cine con siete festivales internacionales y nuestra colaboración con la UNESCO.

No Comments Yet

Comments are closed