fbpx

GLASHÜTTE ORIGINAL RECUERDA LOS AÑOS 60

Ver galería
6 Fotos
GLASHÜTTE ORIGINAL RECUERDA LOS AÑOS 60
Glashütte Original recuerda los años 60

GLASHÜTTE ORIGINAL RECUERDA LOS AÑOS 60
Glashütte Original recuerda los años 60

GLASHÜTTE ORIGINAL RECUERDA LOS AÑOS 60
Glashütte Original recuerda los años 60

GLASHÜTTE ORIGINAL RECUERDA LOS AÑOS 60
Glashütte Original recuerda los años 60

GLASHÜTTE ORIGINAL RECUERDA LOS AÑOS 60
Glashütte Original recuerda los años 60

GLASHÜTTE ORIGINAL RECUERDA LOS AÑOS 60
Glashütte Original recuerda los años 60

En los años 60 apareció en todo el mundo una nueva manera de ver la vida. La música, el arte, el diseño y la tecnología se llenaron de inspiración e innovación y dieron paso a una época cuyo estilo inconfundible tendría una decisiva repercusión en la vida moderna. En Alemania oriental, en aquella época la República Democrática Alemana, también podía percibirse el eco de esta actitud hacia la vida. Fue entonces, a mediados de los 60, cuando la empresa estatal VEB Glashütter Uhrenbetriebe (precedente de Glashütte Original) lanzó al mercado un reloj de pulsera que se convertiría en un verdadero icono: el Spezimatic. Comercializado por primera vez en 1964, el Spezimatic es una de las creaciones más conocidas de la marca. Los modelos automáticos, con calibres 74 o 75 y fabricados entre 1964 y 1979, se comercializaron en una gran variedad de versiones, todas ellas de gran fiabilidad y con un diseño elegante; se convirtieron en iconos del estilo de la época.

Ahora Glashütte Original rinde homenaje a ese capítulo importante de su historia con una colección especial inspirada en el diseño de los modelos de aquella época. La colección Sixties Iconic Collection se compone de cinco elegantes relojes llenos de color. En ellos se combina el diseño inconfundible de los años 60 con excepcionales esferas en tonalidades únicas que dan nombre a los modelos: Sixties Red, Sixties Golden, Sixties Aqua, Sixties Brown y Sixties Grey.

Los cinco modelos cuentan con una atractiva sorpresa en forma de efecto degradado muy inusual en la esfera, que se consigue utilizando un proceso largo y complejo en la propia fábrica de esferas de Glashütte Original en Pforzheim, Alemania. En dicho proceso, en primer lugar se galvanizan las esferas con sumo cuidado; se añaden capas de laca manualmente en una serie de etapas posteriores. En la etapa final se añade más color cuidadosamente al lienzo horario utilizando una pistola pulverizadora especial. Con esta técnica se obtiene un gradiente de color individual conocido como efecto degradado que convierte cada reloj en una pieza única.

Tres de los cinco elegantes modelos de la Sixties Iconic Collection combinan dichas tonalidades únicas con un refinado acabado de rayos de sol: en el Sixties Golden y el Sixties Aqua se traduce en un brillo dorado o un color turquesa brillante en el centro de las esferas que se funde con un color negro oscuro, mientras que el Sixties Red incorpora un color adicional, en esta pieza un amarillo luminoso pasa a un rojo intenso. El sutil matiz de color de los modelos Sixties Brown y Sixties Grey se realza con una elaborada impronta.

Esta compleja técnica utiliza sellos o troqueles guilloqueados que, con la ayuda de una prensa de 60 toneladas, graban su patrón afiligranado en las finas esferas. Estos troqueles, casi tan antiguos como los propios ejemplos históricos los años 60, son herramientas de unos 40 años de antigüedad de los archivos de la fábrica de esferas de Glashütte Original. Proporcionan un delicado patrón rómbico al modelo con efecto degradado marrón- negro, mientras que el modelo plata-gris presenta una estructura que evoca un patrón de gotas de rocío.

Los relojes cuentan con las típicas esferas convexas y agujas de las horas y los minutos ligeramente arqueadas, ambas con franjas de Superluminova. Las cifras arábigas en las 3, 6, 9 y 12 horas se han realizado en una fuente que expresa el inconfundible carácter de los años 60. Los cinco modelos vienen en cajas de acero suavemente redondeadas, miden 39 mm y tienen correa de piel de aligátor de Luisiana. El corazón de los nuevos relojes es el calibre automático 39-52. Tiene una reserva de marcha de 40 horas.

No Comments Yet

Comments are closed