fbpx

Pre SIHH 2016: Richard Mille RM 67-01 es extraplano y automático

La apuesta de Richard Mille para 2016 es RM 67-01 Automático Extraplano, un guardatiempo con movimiento esqueletado automático con funciones de horas, minutos, fecha e indicador de funciones.

Crear un reloj automático plano ya presenta sus propias dificultades particulares, pero un reto adicional es combinar este tipo de diseño con la creación de un efecto de profundidad visual dentro del movimiento, uno de los principios fundamentales de la filosofía Richard Mille. En el RM 67-01, la nueva forma de abordar la construcción de la esfera guía la mirada desde los bordes del bisel, de tres capas, hasta las manecillas de horas y minutos, situadas en la zona central.

Los numerales de este modelo se han creado a partir de metal macizo y esán montados sobre dos raíles de titanio rígidos y enlazados entre sí, sujetos directamente al movimiento. Para aumentar la sensación de profundidad, cada cifra ha sido esculpida a partir de metal macizo y rellenada de Luminova. La ventanilla de fecha vertical, desplazada ahora hasta la parte derecha de la esfera, a las 5 horas, también está enmarcada de Luminova.

Richard-Mille-post2

El movimiento automático CRMA6 creado para el RM 67-01 es un calibre nuevo de apenas 3,6 mm de grosor. La platina y los puentes son de titanio grado 5 y los acabados con un tratamiento que combina electroplasma gris y negro.  El rotor es de platino. El fondo del movimiento también presta atención a la sensación 3D, con un importante trabajo de esqueletado visible por todas partes, como por ejemplo en el amplio calado del barrilete, el rotor, el tren de engranajes y los puentes del mecanismo.

En el corazón del diseño estructural del movimiento se aprecia el uso de los perfiles de evolvente en todo el tren de engranajes, en vez de los dientes cicloidales estándares empleados en relojería. Estos perfiles pueden encontrarse también en las transmisiones de los coches y en muchos motores de todo tipo de elevada eficacia; no obstante, su uso en la relojería es raro y excepcional. Los dientes con perfiles de evolvente permiten una transmisión más eficaz de la energía de un engranaje a otro, ofreciendo mejores resultados cronométricos.

Richard-Mille-post1

Entre la 1 y las 2 h está el indicador de funciones:  cuerda, fecha y puesta en hora. A pesar de que este nuevo reloj es automático, será necesario darle cuerda antes de su primer uso o si no se ha llevado puesto durante algunos días. El indicador de función se mueve a medida que se tira de la corona.

La caja de este nuevo icono de la colección supone la primera vez que la característica forma tonneau se crea en formato ultraplano, lo que convierte a este reloj en el modelo con caja tonneau más estilizada de Richard Mille.

El tiempo dedicado exclusivamente al mecanizado alcanza casi las 6 horas, sin contar las semanas de preparación preliminar necesarias para llevar a cabo por ejemplo las 68 operaciones distintas de estampado requeridas para los biseles superior e inferior y para la carrura. Son necesarios 8 días de ajustes de las distintas máquinas antes de iniciar el proceso de mecanizado del bisel superior, 5 días para el bisel inferior y otros 5 días para la carrura. Para la fabricación de cada caja se requieren 215 operaciones distintas de mecanizado. Tras finalizar la fase de mecanizado, el reloj se cepilla y pule a mano. A continuación se ensambla con cristal de zafiro y selladores para ser sometido a una prueba preliminar de estanqueidad, antes de volver a desmontarse para superar el control de calidad final. Solo entonces se volverá a montar el movimiento con sus líneas sutiles. Todas estas operaciones representan otras 8 horas de trabajo, lo que convierte a la caja tonneau de Richard Mille en una de las más complejas y laboriosas. La caja mide 38,70 x 47,52 x 7,75 mm.

No Comments Yet

Comments are closed