fbpx

El reloj de la carrera más peligrosa del mundo cumple 55 años

La mítica Carrera Panamericana, realizada en México, cuenta con dos grandes etapas en su historia: la moderna, llevada a cabo de 1988 a la fecha, y la clásica, efectuada de 1950 a 1954. La competición de la década de los 50 fue ideada por el Gobierno Federal de aquella época para atraer a turistas e inversionistas extranjeros, al tiempo que serviría de escaparate para las grandes marcas automovilísticas de Estados Unidos.

Luego de un par de años de éxito, marcas europeas como Ferrari, Porsche y Mercedes Benz, se unieron a la fiebre de la velocidad mexicana. Así fue como ‘la Pana’ se erigió como una de la carreras más importantes del mundo. Sin embargo, después de 1954, el evento tuvo que suspenderse dado el alto porcentaje de accidentes mortales, hecho que le acarreó la fama de ser la carrera más peligrosa del mundo.

Casi una década después, en 1963, Jack Heuer (bisnieto del fundador de TAG Heuer), diseñó una pieza homenaje a la competición mexicana: el TAG Heuer Carrera. Este reloj fue el primer cronógrafo especialmente diseñado para pilotos profesionales, por tanto se volvió un clásico instantáneo. Al respecto, comenta Jean-Claude Biver, CEO de la compañía: “con el lanzamiento del Heuer Carrera, la marca alza realmente el vuelo y se convierte en el primer patrocinador relojero del universo automovilístico, incursión que supone un toque de genialidad, pues es una receta seguida por numerosas marcas aún hoy”.

El Heuer Carrera, igual que la competencia a la que rinde tributo, ha pasado por un sinfín de transformaciones. La más reciente de ellas (TAG Heuer Carrera Heuer 02) llega hoy, para celebrar 55 años de vida de este mito de la velocidad. La nueva generación de cronógrafos mantiene las líneas sobrias de su famosa caja modular, así como el bisel con escala taquimétrica, elemento que lo convirtió en consentido de los pilotos.

Sus principales innovaciones están en su chasis y su motor. El Calibre Heuer 02 recupera la disposición de los contadores de la versión de 1963 (a las 3, 6, y 9 h), al tiempo que presume 168 componentes, los cuales garantizan autonomía de 80 horas.

En cuanto a su look, introduce 13 variantes, en acero, carbono, cerámica u oro, con pulsera de metal, caucho, piel o cerámica. La colección también incluye una versión con función GMT y diámetro de 45 mm.

Por si fuera poco, TAG Heuer edita el libro “Ahead of its time”, donde se recopilan los momentos más emblemáticos del Carrera. La obra, limitada a 4,500 ejemplares, se encuentra disponible en las boutiques de la casa, en mercados seleccionados y el sitio web de TAG Heuer.

 

 

 

No Comments Yet

Comments are closed