fbpx

SIAR 2015: La Factoría, un laboratorio de conceptos para el futuro

Ver galería
5 Fotos
SIAR 2015: La Factoría, un laboratorio de conceptos para el futuro
SIAR 2015

La Factoría, un laboratorio de conceptos para el futuro

SIAR 2015: La Factoría, un laboratorio de conceptos para el futuro
Akrivia. Minimalismo complicado

SIAR 2015: La Factoría, un laboratorio de conceptos para el futuro
HYT. Revolución líquida

SIAR 2015: La Factoría, un laboratorio de conceptos para el futuro
Arnold & Son. Nuevas formas de mirar el tiempo

SIAR 2015: La Factoría, un laboratorio de conceptos para el futuro
Cyrus. Inspiración de leyendas

La novena edición del Salón Internacional Alta Relojería México 2015 (SIAR 2015) comienza la cuenta atrás. Del 20 al 22 de octubre, 37 firmas de alta relojería se reunirán en el Hotel St. Regis de la capital mexicana. Este año, por primera vez, un rincón muy especial recibirá a cuatro firmas de alta relojería de autor. Se llama La Factoría y ahí estarán Akrivia, HYT, Arnold & Son y Cyrus. Cuatro marcas relojeras que despliegan en sus guardatiempos innovación e ideas futuristas ancladas en los pilares sólidos y tradicionales de la relojería con mayúsculas. Cada una de ellas alardea de fuerte personalidad y creatividad por encima de cánones establecidos y convenciones estéticas. Estos son los cerebros intelectuales y las piezas que vendrán al SIAR 2015 para demostrar que no todo está escrito en materia de las horas. Estos son cuatro indomables que toman al reloj como conejillo de indias para la conquista de nuevos horizontes técnicos.

Akrivia. Minimalismo complicado

Fundada en 2012, Akrivia enarbola una filosofía que alienta su proceso creativo y de producción: elucubrar formas mecánicas puras sostenidas en las tradiciones relojeras pero reinterpretadas en clave del siglo XXI. Rexhep Rexhepi es el maestro relojero detrás de estos ambiciosos objetivos de Akrivia. Fue durante su aprendizaje en Patek Philippe, a los 14 años, cuando sintió un intenso deseo de expresar su percepción personal de la relojería con un enfoque distinto: llevar los límites mecánicos a nuevos niveles. Una década de experiencias después nacería Akrivia y la una de las piezas que aterriza sus ideas: Akrivia Tourbillon Regulador, con look minimalista y caja de acero 42,5 mm. La esfera gris tiene un acabado “pulido-mate” vintage e innovador. Si bien recuerda los puentes arenados de relojes de bolsillo, el efecto “pulido-mate” Akrivia es único por su forma de aplicación: la piedra triturada se mezcla con aceite vegetal y se aplica utilizando una técnica artesanal.

La imaginación vuela con la solución de la esfera y cómo está dispuesto el regulador y su indicación, con el contador de horas a las 12 h, el eje central que lleva solo la manecilla de minutos y el segundero fijado al tourbillon a las 6 h. Esta complicación a la vista es el único indicio de la naturaleza excepcional de este reloj: la austeridad de los acabados exteriores destaca la riqueza de acabados del movimiento. Esta apertura de línea sencilla revela un puente con ocho ángulos interiores que lleva el bloque de escape. Este último se compone de una balanza de espiral Breguet conectada a la masa oscilante Akrivia a un ritmo de 21,600 alt/h. Las 100 horas de autonomía es suministrada por un solo barrilete. La rueda de balance de 11.6 mm  dispone de cuatro radios que forman un “Quadriskell”.  Akrivia Tourbillon Regulador tiene certificado COSC y Sello de Ginebra. En total,  el movimiento cuenta con 50 ángulos interiores y está completamente decorado en ambas partes visibles y ocultas: biselado en forma de cúpula, Côtes de Genève, perlado, granulación recta. El calibre AK- 04 in house es fruto del trabajo de Rexhep Rexhepi y su equipo. Esta pieza extraordinaria estará en SIAR 2015.

HYT. Revolución líquida

Vincent Perriard, CEO de HYT, es un reverendo de las horas líquidas. Un pastor de culto relojero por una fiebre hidro mecánica que propaga por el mundo y que representa un modo totalmente distinto de contar el tiempo. Desde que inició su andaduta en 2010, ha evolucionado sus guardatiempos. El primero de ellos fue presentado en 2012 en Baselworld. Ahora la manufactura indaga en un sistema más preciso y estable a los cambios de temperatura o en una interfaz más probada entre la parte mecánica y húmeda de los relojes. Todo el instrumental que dominan los artesanos y relojeros se ha creado a la medida de una necesidad industrial que no existía. El llenado de los capilares, que antes se hacía manual y uno a uno, como el resto del ensamblado, ahora se realiza en nuevas máquinas. El sistema, básicamente, funciona así: dos depósitos flexibles unidos por un tubo capilar definen el concepto HYT. Uno de ellos contiene un líquido de color; el otro, uno transparente. Los mantiene separados la fuerza de repulsión de las moléculas en cada fluido. Las horas se indican con el líquido de color liberado desde un depósito flexible comprimido por un pistón. Estos depósitos, o fuelles, se encuentran situados a las 6 h y están hechos de una aleación flexible. El líquido de color circula a través del capilar empujando al transparente hacia su propio depósito para luego, al llegar al final, invertir el movimiento y regresar a su posición original en un movimiento llamado retrógrado.

Mientras que el primero se comprime, el segundo se expande y viceversa, lo que resulta en el movimiento del líquido en el capilar. A medida que transcurren las horas, lo hace el líquido de color. El menisco del HYT, en forma de media luna, marca el punto de separación con el fluido trasparente, indicando el tiempo. A las 18:00, el líquido de color vuelve a su posición original, yendo hacia atrás. El secreto de tal prodigio son los dos fuelles fabricados en una aleación altamente resistente, flexible, cada uno impulsado por un pistón. Y aquí es donde entra en juego la alta relojería tradicional para dar vida a todo el sistema. Un mecanismo nacido de la locura impensable qeu se hizo realidad con el modelo H1, concebido y desarrollado por la compañía Chronode. Más tarde, Renaud Papi se uniría a la creación del H2 y H3 y sus característicos fuelles en V.

A SIAR México llega el emblemático H3, lanzamiento de este año. El H3 es un alarde técnico que deconstruye el tiempo para reconstruirlo en torno al principio fundacional de la marca: dos fuelles conectados a un capilar con un fluido que se mueve para mostrar la hora. En el sentido convencional, no hay mediodía y no hay manecillas. La parte superior aloja los fuelles del mecanismo. A la izquierda, impulsa la progresión del fluido y por lo tanto la visualización del tiempo. Imperdible. Los precios están a la altura de los logros. El primer reloj H1 creado con mecánica Chronode y módulo Preciflex ronda en el mercado los 50,000 USD y el novísimo H3, presentado este año en Baselworld, desarrollado junto a AP Renaud & Papi, tiene un precio de 300,000.

Arnold & Son. Nuevas formas de mirar el tiempo

Arnold & Son celebra sus 250 años. No es un convidado de autor nacido en pleno siglo XXI, pero su aportación a la alta relojería desafía los límites establecidos con muchos años a cuestas. Aunque sus piezas honran la memoria y el savoir faire británico de las horas, su acercamiento a la mecánica sigue siendo excepcional y contemporáneo. Justo este año lanzó Instrument Collection DSTB, un homenaje a su padre fundador, John Arnold – que fue el primero, junto con su hijo, en producir cronómetros de marina en cantidad y a precios razonables-. Ete reloj late al ritmo de un nuevo movimiento manufactura que escenifica una de las complicaciones emblemáticas de la maison : los segundos muertos. Pero una de las piezas estrellas que estarán en el SIAR y celebra el cuarto de siglo de la manufactura es su reloj Constant Force Tourbillon. Ahora, la marca integra un tourbillon fuerza constante a la Colección Royal. Como es tradición, la simetría del Constant Force Tourbillon rinde tributo a los cronómetros marinos elaborados por Arnold & Son.  En la parte superior, dos barriletes y el dispositivo de fuerza constante proporcionan energía óptima al tourbillon en la parte inferior de la carátula.

Hay que recordar que la fuerza constante es un elemento esencial en la búsqueda de una mayor precisión, ya que es difícil regular una salida consistente, por ejemplo, tiempo isócrono cuando la entrada de alimentación de la fuente principal está cambiando constantemente. Como tratar de conducir un auto a una velocidad constante con un motor que varía continuamente su potencia de salida. Es así como el Constant Force Tourbillon tiene dos barriletes simétricos en serie, a las 10:30 h y 1:30 h. El primero le da energía al principal tren de engranajes, y el segundo, le ayuda al primero cuando éste cae por debajo de la potencia óptima. El modelo cuenta con un movimiento patentado. En lugar de que la alimentación sea de la fuente principal hacia el tourbillon, el movimiento carga una pequeña espiral que a su vez libera una cantidad constante de energía al escape/tourbillon una vez cada segundo. Es una edición limitada de 28 relojes y está disponible en una caja de oro rosa de 46 mm.

Como curiosidad, decir que antes de que su amigo Abraham-Louis Breguet creara el primer tourbillon de la historia, John Arnold dio los primeros pasos en su investigación sobre la necesidad de compensar los efectos de la gravedad en un reloj. De hecho, la primera jaula del tourbillon Breguet se montó en el movimiento nº11 de Arnold. La complicación que define el ADN de la firma es los segundos muertos. El nombre Arnold & Son ha acompañado a algunos de los más grandes exploradores británicos, incluyendo a Sir Ernest Shackleton, Dr Livingstone y Cook. Históricamente proveedor líder en la Armada Real, la marca mantiene sus relojes a la altura de la moda y del lujo. Philippe Boven es el CEO de la firma.

Cyrus. Inspiración de leyendas

Respetamos el pasado para crear el futuro. Este es el mantra que está detrás del negocio y el sueño de Cyrus. La firma nació de la mente de Laurent LeCamp (vendió su parte de la compañía y ahora trabaja para Carl. F. Bucherer),  un joven maratonista que trabajó en secreto con su primo para crear su propia marca de relojes en 2006. Como toda marca incipiente, necesitaba una referencia histórica y se enamoró del personaje de Ciro el Grande que conquistó Babilonia en el remoto 593 a.C. Las conquistas de Ciro han servido como metáfora en las creaciones de Cyrus. Desde que LeCamp se fue, las riendas de la empresa están en las manos de Rubén Mira, que visitará SIAR México para presentar entre otros el reloj Cyrus Klpecys Chronograph, el primer reloj desarrollado con él en la dirección y en alianza con Jean-François Mojon.

Esta nueva entrega 2015 que se exhibirá en SIAR 2015 es automático, con una reserva de marcha de 48 horas y caja de titanio, acero y DLC. Las horas, minutos a las 3 horas y segundos que discurren en un disco a las 9 horas definen la esfera. Las manecillas de horas y minutos son facetaadas y con Superluminova. El movimiento late con movimiento in house CYR314. El cronógrafo se activa y para con la corona colocada a las 3 h. La puesta a cero del cronógrafo es una corona a las 9 h. Mide 46 mm.

No Comments Yet

Comments are closed