fbpx

Un tigre se pone “verde”, otra vez

Los torneos Major dentro del golf, son lo que al Grand Slam en el tenis con cuatro ediciones en el año. Uno de los más representativo es el de Augusta que se caracteriza por poner un saco verde al ganador, el cual lo vistió por quinta vez Tiger Woods, 14 años después haberse coronado en ese campo.

Se trata del quinto saco que viste el Testimonial de Rolex, quien en 1997 se convirtió en el jugador más joven en ganar el primer Major del año. La carrera de Woods se vio ensombrecida en los últimos años, sin embargo desde 2018 empezó a mejorar sus tiros al grado de estar cerca de la victoria del serial de la LPGA.

“Es uno de los torneos más difíciles que he tenido que ganar, no solo por lo que ha ocurrido en los últimos años al tratar de regresar y jugar. Estuve cerca el año pasado en un par de veces, con la oportunidad de ganar en los dos últimos Major: apliqué lo que aprendí en esas ocasiones y hoy sellé el trato”. Destacó Tiger.

Con esta victoria Woods, se coloca a solo un triunfo del legado de Rolex Jack Nicklaus, quien ha ganado 6 veces en el Augusta National Golf Club. Además, gracias sus rondas de 70, 68, 67 y 70, se coloca dentro de los 87 mejores campeones de Master a nivel mundial y también lo ubica dentro del top 10 de la familia Rolex junto a el australiano Jason Day, los estadounidenses Rickie Fowler y Brooks Koepka, y el español Jon Rahm.

No Comments Yet

Comments are closed