fbpx

Universo Autavia en CDMX

Ver galería
7 Fotos
Universo Autavia en CDMX
El universo Autavia

La boutique TAG Heuer llega a Polanco en la CDMX.

Universo Autavia en CDMX
El universo Autavia

Un espacio ideal para conocer el espíritu racing.

Universo Autavia en CDMX
El universo Autavia

Una pequeña exhibición de alto valor que llega desde Suiza a México.

Universo Autavia en CDMX
El universo Autavia

El escenario ideal para conocer con mayor detalle uno de los relojes más significativos del legado de la firma de La Chaux-de-Fonds.

Universo Autavia en CDMX
El universo Autavia

Piezas de los años 60 y 70 del primer cronógrafo de pulso creado por Jack Heuer en 1962.

Universo Autavia en CDMX
El universo Autavia

El universo Autavia cobra vida en un espacio acogedor y cómodo ya abierto.

Universo Autavia en CDMX
El universo Autavia

TAG Heuer activa el “timing” de una pieza de culto en el nuevo pop-up de Palacio de Hierro de Polanco de CDMX.

TAG Heuer activa el “timing” de una pieza de culto en el nuevo pop-up de Palacio de Hierro de Polanco de CDMX. El universo Autavia cobra vida en este espacio acogedor y cómodo ya abierto a aficionados, coleccionistas y clientes. Un escenario ideal para conocer con mayor detalle uno de los relojes más significativos del legado de la firma de La Chaux-de-Fonds.

Nuevas referencias de Autavia disponibles.

Cinco modelos en caja de acero de 42 mm con hermeticidad a 100 metros y bisel de cerámica bidireccional. Una reloj deportivo y elegante al mismo tiempo que puede conjugar brazalete, correa de piel de becerro y también NATO, intercambiables con un sistema de anclaje fácil y seguro.

Look personalizable para un estilo de vida más activo que expresa carácter y personalidad tanto en una oficina citadina como en una aventura outdoor. Además, se suman a la colección dos Autavias en bronce. Una pieza con esfera marrón y bisel de cerámica del mismo color y otra versión con carátula verde y bisel negro. En el fondo, todos los modelos exhiben el logo grabado con la hélice y el neumático característicos de esta colección.

Autavia en caja de bronce con carátula marrón fumé.

Un guardatiempo que aporta en la muñeca solidez y versatilidad. Se trata de un tres agujas automático con indicador de fecha que monta el Calibre 5 -certificado COSC- con 38 horas de reserva de marcha. El toque estético destacado lo aportan las esferas ahumadas fumé disponibles en azul, negro y gris con agujas e índices revestidos de Superluminova®.

TAG Heuer Autavia en caja de acero y bisel de cerámica.

Siete referencias en total para marcar el “tempo” de un espíritu audaz y expresar el aura de este cronómetro histórico cuyo origen se remonta a los años 30 como instrumento del tablero de mandos en coches de carreras y aviones. En la pop-up store del Palacio de los Palacios, TAG Heuer exhibe justamente estas piezas originales en sus vitrinas, así como versiones de los años 60 y 70 del primer cronógrafo de pulso creado por Jack Heuer en 1962. Una pequeña exhibición de alto valor que llega desde Suiza a México.

Juegos de correas disponibles: piel, NATO y brazalete de acero.

Autavia, cuyo nombre procede de la síntesis de las palabras “automóvil y aviación”, fue el primer cronógrafo que vistió en el circuito un piloto de F1, Jo Siffert. El campeón suizo fue la inspiración para que Steve McQueen apostara por TAG Heuer en la película “Las 24 horas de Le Mans”, vistiendo finalmente un Monaco. Autavia, Carrera y Monaco conforman la “santa trinidad” de los cronógrafos clásicos de TAG Heuer.

No Comments Yet

Comments are closed