fbpx

Bell & Ross se suma a la fiebre del zafiro con BR-X1 Sapphire Tourbillon

Bell & Ross hace suya una de las tendencias más candentes de este año en alta relojería. La zafiromanía se ha instalado en las manufacturas y cada vez son más los guardatiempos que desafían la dureza del zafiro para mostrar al reloj con total desnudez. Así es el nuevo lanzamiento de la firma,  BR-X1 Sapphire Tourbillon. Construido alrededor de la gran complicación de tourbillon volante, Bell & Ross ha añadido un cronógrafo monopulsador. Todo funciona gracias un calibre único, BR-CAL 285. Este calibre está construido sobre la platina principal en donde los pilares se contan directamente del mismo bloque de metal que la platina. En el lado frontal, el cronógrafo se puede admirar con su rueda de columnas y los minutos instantáneos saltantes. En el fondo de la caja, múltiples aberturas dejan ver la reserva de marcha diferencial y el barrilete. La jaula del tourbillon volante es visible desde cualquier ángulo gracias al cristal de zafiro del que está hecha toda la caja.

BR3

El zafiro es un mineral cuyo nombre científico es corindón y es la segunda gema más dura de la tierra después del diamante. Es casi imposible rayarlo. Cortar una caja de reloj de un bloque sólido de cristal zafiro es un proceso extremadamente tardado y difícil. Toma decenas de horas de mecanizado y pulido para producir una sola caja. En este nuevo guardatiempo de de Bell & Ross, la caja necesitado de 9 partes de zafiro para las distintas partes de la esfera y caja obtenidas de un solo bloque del mineral mencionado. La complejidad de la construcción de esta caja no es solo un reto técnico sino también un camino para proteger el movimiento del reloj que late con el calibre BR-CAL. 285 en donde el tourbillon volante tiene la forma de & igual al logo.

El control del cronógrafo monopulsador se ejecuta desde la corona con un mecanismo de rueda de columnas que es visible bajo la esfera justo a las 12 horas. Todo el mecanismo del cronógrafo es visible en el lado de la carátula gracias al puente esqueletado. Un solo barrilete le da al reloj una reserva de marcha de 100 horas aproximadamente.

BR1

BR-X1 Sapphire Tourbillon tiene funciones de horas y minutos centrales. Es cronógrafo con totalizador de 30 minutos a las 11 horas, totalizador de 60 segundos a la 1 hora y un indicador de reserva de marcha a las 9 horas. El tourbillon volante resalta a las 6 horas.

La caja ha sido cortada en un solo bloque de zafiro. La corona atornillada es de titanio e incorpora un pulsador para las funciones de cronógrafo. La carátula tiene la base de zafiro. Los contadores de minutos y segundos son metalizados con aplique de rodio plateado colocados bajo el cristal zafiro. Las manecillas son facetadas y esqueletadas para horas y minutos. Además tienen tratamiento Superluminova. Todo tiene acabados pulidos.

 

No Comments Yet

Comments are closed