fbpx

Emmanuel Vuille, CEO de Greubel Forsey: El gestor de la creatividad

El CEO de Greubel Forsey, Emmanuel Vuille, repasa una década de inventiva. La exigencia y humildad de una firma pionera. Reflexiones en voz alta sobre valor y precio de la haute horlogerie en un mercado cambiante. Estos son los mandamientos que guían a la firma de alta gama en boca de su capitán.

El primer paso es la creatividad que sale de nosotros. Nunca vamos al mercado y preguntamos lo que quieren. Siempre trabajamos con un impulso creador. No cambiamos conforme al público o a los precios del mercado. Esto no está dentro de nuestro interés comercial. Pero detrás de nuestras ideas siempre nos aseguramos de tener éxito. Robert y Stephen decidieron un día que fuéramos relojeros, somos creadores.

Greubel-Forsey-post2
Art Piece 1 Tribute to Robert Filliou

Nos gusta la independencia y la libertad. Seguimos siendo así y siempre será nuestro objetivo. No porque estemos en contra del grupo Richemont (socio minoritario), sino porque Greubel Forsey necesita esa independencia y libertad. No queremos ser los segundos o los terceros. Siempre tratamos de ser los líderes en nuestro campo. Tras 10 años tenemos todavía la energía y la capacidad gracias a Robert, Stephen y a toda la empresa para seguir en esta dirección.

Greubel-Forsey-post1
Detalle de la esfera de Art Piece 1 Tribute to Robert Filliou. En la corona hay una microescultura creada por el artista Willard Wigan.

Nuestro socio nos aporta credibilidad en el mercado. Cuando todos saben que Richemont tiene 20% de la empresa, la gente entiende que es por algo, que somos buenos en lo que hacemos. Richemont es un gran grupo que tiene su lugar en nuestra junta directiva y sus opiniones cuentan. Podemos confiar en ellos. Nunca utilizaremos su plataforma comercial porque no nos conviene. A ellos también les conviene mostrar que apoyan pequeñas empresas de alta calidad. Este acuerdo es perfecto.

Somos los reyes del tourbillon. Hemos desarrollado 17 nuevos calibres y lanzaremos más modelos nuevos cada dos años. Nuestros relojes siempre muestran el ADN de Greubel Forsey. Esto no cambiará.

Greubel-Forsey-post4
GMT Titanium Black Dial

Respetamos nuestro pasado pero el nuevo atelier se enfoca en el futuro. Este lugar es muy importante porque aquí podemos desarrollar, crecer, no en cuanto a piezas sino en innovación.

Nunca estamos conformes con lo que hacemos, es uno de los lemas de la empresa. Esto nos alienta a mejorar en todos los aspectos. Y vemos la industria relojera desde otro punto de vista distinto. Siempre sin criticar a los demás, pero con la mirada propia.

Tenemos a Greubel Forsey, CompliTime, CT Design y CT Time. Es una pequeña empresa pero con muchas actividades. En total somos 115 personas con un equipo de creación de 35 profesionales en CompliTime. Aquí Harry Winston es el único cliente. El grupo Swatch ha comprado Harry Winston y seguirá con nosotros. CompliTime no es conocida, pero tiene una función importante para el desarrollo de la marca.

Es un problema crear 100 piezas al año, pero no es un problema venderlas. Si algún día perdemos nuestra creatividad eso sí será un problema. Hay una presión que nos obliga a ser más inventivos que los demás. La marca tiene 10 años, pero en Omán nadie nos conocía hace unas semanas. No sé si sea buena o mala noticia, pero tenemos mucho potencial.

Greubel-Forsey-post6
Con este reloj, Tourbillon 24 Secondes Vision, Greubel Forsey ganó el Aiguille d’Or del Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2015.

Hay debates en cuanto al precio. Como en Greubel Forsey nunca damos descuento, tal vez se vayan con otra marca. Es un reto decirle al cliente que pague el precio completo pero que en los próximos cinco, 10 o 20 años usted va a ganar. Por eso también nos hemos asociado con Christie’s y queremos estar seguros de que todas las piezas en el mercado seguirán estando en las mejores condiciones para proteger el valor.

Debemos ver nuestros relojes como una obra de arte. Uno nunca habla del precio de una obra de arte. Se puede hablar de lo bueno, de lo malo, de los gustos personales de cada quien, pero nunca del precio. No es el tema principal.

Greubel-Forsey-post5
Quantième Perpétuel

Nunca vendemos en nuestra manufactura en La-Chaux-des-Fonds por respeto a los puntos de venta. El canal de distribución cambiará en el futuro, pero lo importante es respetar a nuestros socios. Si alguien viene a nuestras oficinas a comprar una pieza, les decimos que pueden comprarla en algunos joyeros del mundo.

Definitivamente hay un gran potencial en Sudamérica y, sobre todo, en México. A las personas les gustan cada vez más los relojes. Sabemos que para todos el mercado está bastante difícil. Greubel Forsey se destaca por sus complicaciones y su acabado, seguiremos en ese segmento. El reto es crear algo de la misma calidad pero más económico. Si un día podemos hacerlo, perfecto. Pero si no, lo haremos en poca cantidad para no dar la impresión de que producimos mucho.

 

No Comments Yet

Comments are closed