fbpx

Polvo espacial: las nuevas creaciones de Parmigiani

Una teoría astrofísica afirma que la vida en la Tierra provino del espacio: algún cuerpo celeste pescó, en su travesía por el universo, los materiales necesarios para que existiera el primer organismo celular. De resultar cierto lo anterior, llegaríamos a la conclusión de que todos estamos conectados con el espacio. Conscientes de este milagro, los creativos de Parmigiani Fleurier rinden homenaje al universo y a la vida con dos nuevos guardatiempos: Tonda 1950 Météorite y  Tonda 1950 Set Galaxy.

El primero de ellos sigue la estela de ediciones meteorito que la firma había lanzado anteriormente, las cuales contenían auténtica roca espacial, al tiempo que se presentaban en tono azul abisal y níquel negro. Para esta ocasión, la esfera está hecha con un bólido celeste descubierto en Suecia, además de renovar su imagen: se ha eliminado el lado oscuro para obtener tonalidades claras, similares a la luz que emiten, en su trayectoria, los cuerpos que caen a nuestro planeta.

parmigiani3
Tonda 1950 Météorite: un reloj que viene de las estrellas.

Dada la extrema dureza e inconstancia de su estructura mineral, la piedra ha sido pulida y tratada mediante un procedimiento químico especial para obtener con ello las famosas ‘estructuras de Widmanstätten’, decorado de líneas que no sólo da un aire de misterio a cada reloj, sino que es su sello de distinción.
La caja extraplana es de 7.8 mm de grosor, la cual alberga el calibre de la casa PF 702 de cuerda automática, cuyo tamaño apenas llega a los 2.6 mm. Los acabados internos, con platina de alpaca arenada, perlada y rodiada, puentes decorados con Côtes de Genève angulados a mano, ruedas anguladas, moldura y cerclées en ambas caras, son muestra de la tradición relojera de la casa. A esto hay que sumar las marcas en bruto del meteorito, la energía del titanio y la impecable mecánica de la firma. El Tonda 1950 Météorite es una edición seriada que lleva, en el fondo de la caja, grabada la leyenda «Edition Speciale». Se entrega con correa de piel de aligátor Hermès en negro brillante.

parmigiani1
Tonda 1950 Set Galaxy: la bóveda celeste atrapada en una esfera.

Otro lanzamiento es Tonda 1950 Set Galaxy, un homenaje al cielo nocturno que se puede contemplar desde la casa Parmigiani Fleurier. Gracias a la sensibilidad y habilidad de sus artesanos, este reloj alcanza un color en la esfera que parece salido de la bóveda celeste. La tarea no fue nada sencilla, pues el azul noche es uno de los colores más complejos de reproducir. Para lograr el efecto deseado, han recurrido a un material que nació por azar, el cristal de aventurina, creado en el siglo XVIII cuando un soplador de vidrio hizo que cayera de manera accidental la limadura del cobre sobre el cristal en fusión.
Una vez triturado y reconstituido, este cristal se distingue por el destello de sus inclusiones de cobre, que se presentan como una infinidad de partículas doradas. Se aprovechó justo esta cualidad para hacer una metáfora de las estrellas en el cielo. Para realzar dicho juego estético, el bisel y la caja tienen diamantes engastados, en aras de obtener un halo luminoso alrededor. En la corona, un ópalo de cuerpo blanquecino asemeja una minúscula nebulosa.

Su calibre PF 702 está decorado con Côtes de Genève y puentes angulados que se pueden ver a través del fondo de zafiro del reloj. Su caja es de oro rosa. Esta edición especial se entrega con correa de piel aligátor Hermès en color negro.

No Comments Yet

Comments are closed