Colección 1858: el espíritu del montañismo interpretado por Montblanc

Los legendarios relojes Minerva creados entre 1920 y 1930, utilizados tanto para el servicio militar como para el montañismo profesional de exploración, son fuente inagotable de inspiración para Montblanc, pues gracias a su precisión, se convirtieron en el paradigma de los instrumentos profesionales y la cronometría. Es por ello que hoy, en el marco del SIHH 2018, la firma presenta la Colección 1858, cuya meta es honrar los 160 años de la Manufactura Minerva.

La colección está formada por cinco diseños diferentes: un reloj automático de 40 mm, un cronógrafo de 42 mm, un Worldtimer Geosphere Manufactura de 42 mm, un delgado de 40 mm con movimiento cronógrafo monopulsante de 13 líneas y un nuevo reloj de bolsillo de uso múltiple con indicación de 24 horas equipado con cronógrafo monopulsante de 16 líneas.

Montblanc 1858 Automatic

El primero de esta ilustre colección es el Montblanc 1858 Automatic, reloj de inspiración vintage, dueño de los códigos distintivos de la casa y presentado en el tamaño de caja más pequeño de la colección con 40 mm. También cuenta con asas delgadas curvadas con satinado y pulido, bisel de bronce y corona estriada, lo que magnifica su look clásico. Al fondo de la caja podemos encontrar una imagen de la montaña Mont Blanc, además de una brújula y dos piolets para hielo cruzados, como una muestra de su espíritu aventurero.

La versión con esfera champán ahumado.

Este reloj cuenta con dos versiones de esfera, color negro o champán ahumado, ambos con números árabes luminiscentes en beige y minutería estilo ferrocarril. Para mayor legibilidad y refinamiento, las agujas tipo catedral son dueñas de luminiscencia y un ligero abovedado. Resistente al agua hasta 100 metros, late gracias al movimiento automático calibre MB 24.15. Se puede elegir entre una correa NATO negra de alta calidad o una correa de piel de becerro envejecida color coñac con costura beige.

Montblanc 1858 Automatic Chronograph

El Montblanc 1858 Automatic Chronograph encuentra conexión con el reloj anterior gracias a su estética vintage, pero con un plus: la función cronógrafo. La caja de 42 mm, disponible en acero o bronce, presenta acabados pulidos y satinados, mientras el cristal de zafiro es abombado.

El grabado especial para la versión bronce de este modelo.

La versión bronce lleva un fondo de caja de titanio recubierto de bronce, mismo que también cuenta con el grabado de la montaña, la brújula y los piolets, así como esfera en color champán ahumado con acabado rayos de sol, elegante fondo para los contadores bi-compax situados a las 3 y 9 h. En cuanto al modelo en acero, cuenta con esfera negra y correa de becerro envejecida color coñac con los mismos detalles y contadores. Ambas piezas son herméticas a 100 m e impulsadas por el movimiento de cuerda automática calibre MB 25.11.

Montblanc 1858 Geosphere Limited Edition 1858

Por otro lado encontramos al Montblanc 1858 Geosphere Limited Edition 1858, que refleja al máximo tanto el espíritu del montañismo como la maestría que hizo legendaria a la Manufactura Minerva. Se trata de un reloj-instrumento innovador, destinado para aquellos que viajan por el mundo en busca de nuevas aventuras.

Como primera cualidad, cuenta con una complicación mundial de manufactura impulsada por el calibre MB 29.25, desarrollado en Villeret por los ingenieros de la casa.

Otra de las fuentes de inspiración de este reloj fue el desafío de montañismo mundial conocido como Siete Cumbres, donde los escaladores se disponen a conquistar las cumbres más altas de cada continente. Es por ello que la complicación de hora mundial se lee a través de un par de globos abovedados que representan los hemisferios, mismos que rotan completamente en 24 horas. El hemisferio norte a las 12 h gira en sentido “antihorario”, mientras el sur gira como lo hacen las agujas del reloj. Ambos están rodeados por una escala con las 24 zonas horarias, junto a una indicación de día/noche en colores contrastados. Adicionalmente, un visualizador de segunda zona horaria se encuentra situado a las 9h, al tiempo que la fecha, vinculada a la hora local, se indica a las 3 h.

La serie Bronze de este modelo.

El guardatiempo se presenta en dos versiones: caja de acero o caja de bronce en edición limitada (la serie Bronze cuenta sólo con 1,858 piezas, número homenaje al año de fundación de Minerva). Ambas cuentan con acabado pulido y satinado, corona vintage estriada y el emblema Montblanc en relieve. Un nuevo bisel bidireccional hecho en el material de la caja que se elija, posee cerámica negra brillante para completar el diseño. Puede encontrase en correa de piel de becerro envejecido con costura color coñac con costura beige, o bien, una nueva correa Bund Sfumato marrón de piel de becerro envejecida con costura beige, que recuerda a los históricos relojes de Minerva equipados con este estilo de pulsera, ideal para uso militar y montañismo. Existe una versión adicional no limitada con caja de acero y correa NATO negra.

Montblanc 1858 Monopusher Chronograph Limited Edition 100

Ya que estamos con las ediciones limitadas, nos encontramos con el Montblanc 1858 Monopusher Chronograph Limited Edition 100, que como su nombre lo indica, está disponible únicamente en 100 unidades. Esta creación es un homenaje al cronógrafo monopulsante Minerva calibre 13.20, desarrollado en 1920 para usarse como reloj de pulsera.

Su diseño está basado en el clásico estilo del cronógrafo de época, con todo y la caja de acero de 40 mm. Para reforzar su espíritu clásico, presenta esfera verde ahumada original, así como una correa de piel aligátor en el mismo tono, a juego con costuras color beige, procedente directamente de la Montblanc Pelletteria en Florencia, Italia.

Para evocar a los legendarios cronógrafos Minerva, introduce una esfera bi-compax con pequeño segundero a las 9 h, contador de 30 minutos de cronógrafo a las 3 h y escala taquimétrica en el exterior de la esfera. Cristal de zafiro abombado, agujas tipo catedral, SuperLuminova, números árabes luminiscentes, el logo de Montblanc grabado, fondo de caja transparente, movimiento manual calibre MB M13.21, puente de cronógrafo en forma V, resistencia al agua de 100 m, y cronógrafo monopulsante.

Montblanc 1858 Pocket Watch Limited Edition 100

Finalmente, una auténtica joya: el Montblanc 1858 Pocket Watch Limited Edition 100. Diseñado para exploradores de montaña, este versátil reloj ofrece la oportunidad única de apreciar el tiempo de distintas formas. Y es que la pieza puede lo mismo colocarse en una mesa con soporte que combinarse con la brújula incorporada, a la cual se puede acceder al abrir la caja. Además, se transforma en un guardatiempo de pulsera gracias a una correa de piel de becerro Sfumato envejecida color marrón con dos hebillas, que resultan sumamente útiles durante la aventura. Por último, el Montblanc 1858 Pocket Watch Limited Edition 100 se puede sujetar con la mano gracias a una exclusiva correa piel de becerro Sfumato envejecida colora marrón equipada con funda.

La brújula de este versátil modelo.

Con 60 mm de diámetro, la caja está fabricada con titanio grado dos de acabado pulido y satinado. Impulsado por el nuevo calibre MB M16.24 desarrollado in-house, cuenta con movimiento cronógrafo monopulsante hecho a mano, aguja central roja recubierta con SuperLuminova, indicación de 24 horas sobre una exclusiva escala de minutos, piedra Dumortiertia en la carátula, números árabes, corona vintage estriada con monopulsador de cronógrafo, contador de 30 minutos a las 12 h, pequeño segundero a las 6 h, grabado en la parte posterior de la brújula con los cuatro puntos cardinales, resistencia al agua y certificado Montblanc Laboratory Test 500.

 

 

Artículo anterior

Ferdinand Berthoud muestra el regulador con diseño inédito

Siguiente artículo

Endeavour Flying Hours: los discos revolucionarios de H. Moser & Cie.

Notas relacionadas
Esfera inspirada en los antiguos cronógrafos
Leer más

El glorioso renacimiento del Chronoscope de Omega

Otro apellido ilustre que Omega recupera. Chronoscope es el nombre elegido para su nuevo cronógrafo Speedmaster. Una pieza de gusto retro con una curiosa carátula y movimiento manual.
Leer más

MAXIMALISMO RAINBOW

La osadía de Hublot toma forma en su Big Bang Integral Tourbillon Rainbow. Todos los matices del espectro del arcoíris en dos piezas únicas.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share