fbpx

Autómatas de generación biónica

Jacob & Co. ahora sí ha captado a la perfección el universo exclusivo de Bugatti, un mundo único de híper carros deportivos que ya también Parmigiani había representado exitosamente con su Concept Type 309 o la trilogía Mythe, Révélation y Victoire. Para estos autos, solo cabe la misma excepcionalidad que exhiben. No somos devotos del bling bling, pero el sorprendente despliegue mecánico de este Jacob & Co. X Bugatti Chiron Tourbillon evoca la magia de los grandes autómatas que invitaban a soñar. Si a ello le sumas potencia, el guardatiempo segrega, además, hormonas masculinas.

Quiero hacer lo mejor posible para Bugatti, porque además de que mi nombre está involucrado en todo esto tengo el deseo de desarrollar movimientos cada vez más interesantes y que no se hayan visto antes”, confesaba Jacob Arabo a Tiempo de Relojes el año pasado en Baselworld. La diferencia de este nuevo Jacob & Co. X Bugatti Chiron Tourbillon con respecto al año pasado es muy notable. Si la alianza comenzaba con piezas de catálogo existentes customizadas con sencillo branding a color, ahora Jacob & Co. ha realizado un experimento biológico high end.

Jacob & Co. X. Bugatti Chiron Tourbillon

La energía y la potencia del motor de 16 cilindros de Bugatti duplicado en una gran pieza de zafiro animada por pistones. Un camino abierto por el gran expertise de Jacob & Co. en complicaciones extraordinarias. La casa ha afinado su ingenio con este X Bugatti Chiron Tourbillon para exhibir idealmente la potencia de un auto en la carátula del reloj. Es el clásico legado de los autómatas, pero en el lenguaje contemporáneo de las nuevas emociones y materiales biónicos, una raza de guardatiempos para el futuro.

Si la alianza entre ambos se realizó en 2019, hay que destacar que la pieza se ha creado y producido en un tiempo récord de apenas un año. Cuando la creatividad toma riesgos más allá del branding y de la apuesta por el valor comercial, empezamos a entusiasmarnos. Además de la animación mecánica, destaca el tourbillon volante (de 1 minuto) ubicado a las 6 horas con una ligera inclinación de 30 grados. La ventana del tourbillon sigue el modelo de la reconocible parrilla de herradura de los Bugatti. Más allá del tourbillon con la firma de Jacob & Co., la única otra marca en la parte delantera del reloj es el sutil logotipo EB en el compartimento del motor, donde el cigüeñal contiene los 16 pistones. Es un guardatiempo de grandes dimensiones —54 x 44 mm— con fondo y carrura de zafiro. Un diseño de gran visibilidad muy del gusto de la firma que, sin pudor, enseña todo su interior para hipnotizar la mirada.

El nuevo bólido monta el calibre de cuerda manual JCAM37 con nada menos que 578 componentes. Presenta dos coronas y un pulsador en la parte superior: la izquierda para ajustar horas y minutos; la central para alimentar la energía del guardatiempo y del movimiento del pequeño motor de zafiro; y a la derecha presenta el pulsador para activar la marcha del motor.

Todo el movimiento flota sobre cuatro amortiguadores dentro de la caja, simulando la arquitectura de un chasis. Para la suspensión del movimiento, se diseñó un sistema transversal patentado —de inspiración automotriz— que no daña la tija de la corona.

“Tenemos clientes muy similares y esta es una manera ideal de reunirlos. En el negocio automotriz sabemos de lo que la gente habla más. Después de sus autos, es de sus relojes”, aseguraba Stephan Winkelmann, presidente de Bugatti, a Tiempo de Relojes. Comunión total lograda gracias a este Jacob & Co. X Bugatti Chiron Tourbillon. Por cierto, el Bugatti Chiron lleva el nombre de Louis Chiron, miembro de Equipe Bugatti y uno de los mejores pilotos anteriores a la Segunda Guerra Mundial. El guardatiempo no es de venta exclusiva para los propietarios de Bugatti. Algo que también nos invita a soñar.

No Comments Yet

Comments are closed