fbpx

Nueva misión espacial de Omega

Las cosas no salieron como se esperaban. En el Centro Espacial Kennedy en Florida, el lanzamiento de Dragon Crew, propulsado por el cohete Falcon 9, no pudo despegar de la icónica rampa 39 A como estaba previsto el 27 de mayo. Las condiciones climáticas obligaron a abortar la misión justo a 16 minutos y 54 segundos del despegue. Lo intentarán de nuevo el sábado 31 de mayo a las 15.22, hora de Florida, en EU.

Behnken (derecha) y Hurley salen del Centro Espacial Kennedy de la NASA el 23 de mayo. Un cohete SpaceX Falcon 9 y la nave espacial Crew Dragon llevarán a ambos a la Estación Espacial Internacional como parte del Programa de tripulación comercial de la agencia, devolviendo la capacidad de vuelo espacial humano a Estados Unidos. Crédito de foto: SpaceX.

Se trata de la primera misión espacial de Estados Unidos en 9 años. La misión SpaceX Demo-2  será un vuelo de prueba para validar el sistema de transporte de la tripulación SpaceX, allanando el camino para su certificación para vuelos regulares como parte del Programa de tripulación comercial de la NASA. Será el primer lanzamiento de astronautas estadounidenses en un cohete estadounidense desde suelo estadounidense en casi una década, desde la retirada del transbordador espacial STS-135 después de su vuelo final en 2011.

El 19 de mayo los equipos de SpaceX y los controladores de vuelo de la NASA ejecutaron una simulación completa del lanzamiento y el acoplamiento de la nave espacial Crew Dragon, con los astronautas de la NASA, Bob Behnken y Doug Hurley. Behnken lleva sobre su traje el Omega Speedmaster X-33 de 2002. Crédito de la foto: SpaceX.

La nueva nave estaba y estará ocupada por Doug Hurley y Bob Behnken, veteranos astronautas de la NASA que ya han pilotado un transbordador espacial y que tienen la misión de llegar a la Estación Espacial Internacional (ISS) en un viaje de 19 horas. Es la primera vez en la historia que participa una empresa privada, SpaceX, del polémico y visionario Elon Musk, en un proyecto espacial del gobierno de la potencia americana. El lanzamiento sigue las pautas marcadas por el propio Elon Musk, fundador y alma de SpaceX.

SpaceX Dragon Crew en Cabo Cañaveral el 27 de mayo.

Una vez más, la misión lleva un tripulante excepcional. Los astronautas van acompañados de un reloj Omega Speedmaster X-33 creado específicamente para los desafíos del espacio. Retos a los que están acostumbrados en la firma relojera suiza, proveedor oficial de relojes para el centro espacial. El modelo Omega Speedmaster lleva más de 50 años siendo la elección de los astronautas. Uno de los cronógrafos más famosos del mundo, el archiconocido Moonwatch, se convirtió en el primer reloj utilizado en la Luna en julio de 1969. El X-33 es otro de los diseños icónicos para surcar el espacio y fue lanzado en 1998, aunque el que llevan los astronautas en esta misión es la segunda generación X-33, lanzada en 2002.

Versión exacta del reloj que el astronauta Bob Behnken llevará a la misión de SpaceX Dragon Crew con el que aparece en las fotos, un Omega Speedmaster X-33 de 2002.

Conocido como el “Reloj de Marte”, el primer X-33  que salió en 1998 se diseñó ante la posibilidad del aterrizaje humano en el planeta rojo. Omega necesitó cinco años de desarrollo en colaboración con las agencias espaciales más importantes del mundo, los “Blue Angels” de la USN y los “Thunderbirds” de la USAF.

 

Este Omega Speedmaster X-33 es la primera generación que se lanzó en 1998. Crédito de foto: César Matamoros/Hora Local

De diseño futurista, se utilizó a bordo de las lanzaderas espaciales de la NASA y la Estación Espacial MIR rusa. Y este es justo el reloj que llevan Doug Hurley y Bob Behnken en esta nueva misión.

El cohete SpaceX Crew Dragon y Falcon 9 en la prueba de vuelo sin tripulación de la compañía para el programa de tripulación comercial de la NASA. Esta prueba de demostración está diseñada para proporcionar datos valiosos para que la NASA certifique el sistema de transporte de tripulación de SpaceX para transportar astronautas hacia y desde la Estación Espacial Internacional. Crédito de la foto: SpaceX.

Actualmente, este reloj que usan los astronautas debe ser devuelto a la NASA cuando concluye la misión. El X-33 se ciñe al exterior del traje espacial en la parte de la muñeca. Según confirma Omega, “el reloj que se vio en la transmisión del 27 de mayo es un X33”, admiten. Por lo general, nos cuenta la compañía, los relojes son de la NASA y los astronautas son los que eligen qué modelo llevar: “El cosmonauta decide qué reloj usa dentro del cohete y siempre lo hace con la correa NATO que la NASA dispone para que se ajuste por arriba del traje (única modificación que se le hace a los dos modelos de la firma para el espacio)”, especifica. Aunque hay cierto protocolo a la hora de usar uno de los dos modelos realizados para el espacio. Por ejemplo, en misiones extravehiculares deben usar siempre el Speedmaster Moonwatch.

Arriba, Omega Speedmaster X-33 de 1998 y abajo el Omega Speedmaster Moonwatch, los dos relojes diseñados por Omega para misiones espaciales. Crédito foto: César Matamoros/Hora Local.

El X-33 de 1998 lo han usado otros exploradores espaciales, como el comandante Chris Hadfield, astronauta canadiense que realizó el primer videoclip en el espacio, una versión de Space Oddity de David Bowie, precisamente con el Omega Speedmaster X-33 en su muñeca. Este cosmonauta, convertido en una celebridad, también muestra los efectos de la gravedad sobre el reloj Omega que le ha acompañado en sus misiones en la Estación Espacial Internacional en videos de Youtube.

El astronauta canadiense Chris Hadfield es un incondicional del Omega Speedmaster X-33 que lo acompaña en sus misiones espaciales. En la foto lo lleva puesto.

Otra versión de este guardatiempo nació en 2014. El Omega Skywalker X-33 fue realizado para la Agencia Espacial Europea. Es una innovadora actualización del Speedmaster Professional X-33  de 1998. El nuevo modelo, que incorpora un avanzado calibre de cuarzo, fue rigurosamente probado y aprobado por la Agencia Espacial Europea, para incluirlo en todas sus misiones. Es de titanio e incluye bisel cerámico, con escala en nitruro de cromo, y pantalla LCD con electroluminiscencia posterior.

Omega Speedmaster Skywalker X-33.

Uno de los elementos más funcionales es la esfera negra, con índices e indicadores de hora blancos, que tiene una abertura central que permite leer los elementos digitales mostrados: horas, minutos y segundos de hasta tres husos horarios, tres alarmas, funciones de cronógrafo, cuenta atrás y calendario perpetuo. Además de los visualizadores analógico y digital, este reloj indica los tiempos transcurridos de la misión (Mission Elapsed Time o MET) y la etapa en la que están (Phase Elapsed Time o PET). Omega Speedmaster Skywalker X-33 incorpora el movimiento de cronógrafo multifuncional de cuarzo calibre OMEGA 5619, con circuito termocompensado integrado. El nuevo movimiento ha sido desarrollado bajo licencia de patente otorgada por la Agencia Espacial Europea y basada en un invento de Jean-François Clervoy, astronauta de la ESA. (Texto: Yolanda Ruiz)

No Comments Yet

Comments are closed