Preguntas con respuestas

Tiempo de Relojes #130 otoño 2023

Llevo 35 años envuelto en relojes y reconozco que eso me da más sosiego que incertidumbre. Me encanta todo lo que expresa un reloj. Celebro que el progreso no quiera o pueda deshacerse de esta especie de verdad inalienable. Me gustan todos los relojes. Veo un reloj y en segundos sé si es un acierto en esta evolución gatopardiana o solo merece respeto. Así que suelo hacer buen papel en los jurados o como curador, aunque reconozco que cada vez me da más pereza justificar. Bastante cargar es la cerrazón de la memoria. Allá cada cual con sus gustos. La duda también es una expresión del gusto. Nací el mismo año que el Daytona, el Carrera y la Pantera Rosa. Los tres siguen aquí indelebles, así que no debió ser un mal año. A veces en horas meditativas me preocupa que sigan tan frescos. ¡Tan poco hemos sido capaces de evolucionar todo este tiempo para olvidar el pasado! Los dos primeros son cronógrafos básicos, funcionalmente anticuados en 1963, porque el cronometraje olímpico entonces diferenciaba 0.01 segundos. Y lo que más admiro de la Pantera Rosa es su inteligencia, que no necesita palabras. Cada nuevo número de Tiempo de Relojes –y van 130– es un reflejo de esta actualidad perezosa, eterna de la relojería. Leo artículos de 1996 que pudieran estar escritos hoy y viceversa. Por ejemplo, Julien Tornare nos recuerda aquí que es un riesgo volver demasiado al pasado cuando habla de sus nuevos Pilot, pero Christian Selmoni dice que existe una concepción estética universal e imperecedera para justificar los últimos Traditionnelle. Tal vez existe la misma verdad entre un Tudor Black Bay 54 que respeta el original de 1954 y un Audemars Piguet Royal Oak que coquetea con la moda creado por Matthew Williams de Givenchy. Misma cosa entre el Tank de Cartier y la concepción crepuscular de un De Bethune DB28XP Kind of Blue. ¿Se le puede permitir a Bulgari que vista de carbono antracita su elegantísimo Octo Finissimo por ser el inventor del primer gran clásico del siglo XXI? ¿Y a Hublot que fusione su correa con cactus en su nuevo Big Bang edición México? Faltaría más. Unos me parecen más acertados que otros. Pero qué importa si todos va a ser clásicos revisados en décadas.

Carlos Alonso / DIRECTOR GENERAL

Suscríbete para obtener la nueva edición digital

Tiempo de Relojes

Artículo anterior

Anuario 2023

Siguiente artículo

El revuelo del Gran Reloj de Aviador de IWC con Mercedes AMG

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share