fbpx

Un reloj contracultural

Un juego de polígonos reafirma la identidad gráfica del Big Bang. El arte del tatuaje toma como escenario la esfera del venerado modelo icónico de Hublot para expresar el tiempo de forma diferente. Este modelo que nació en 2016 de la alianza entre Hublot y el estudio de tatuaje Sang Bleu, en Londres, sigue dando frutos. Evoluciona en 2019 con una segunda entrega en la emblemática caja tridimensional que incorpora líneas biseladas de forma preciosa. Como expresión del paso del tiempo, las agujas —dos diamantes alargados y una flecha— son estilizados fragmentos de tatuajes, situadas encima de un hipnótico movimiento cronográfico.

 

Maxime Büchi, artista tatuador, ha trasladado al Big Bang el simbolismo de las formas geométricas que son el ADN de Sang Bleu. Así es como el guardatiempo evoca las proporciones y la armonía del Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci. Efectos simétricos que guían al hombre desde el inicio de los tiempos y que han inspirado los mayores proyectos arquitectónicos del planeta. A través del sutil juego y la superposición de formas circulares y cuadradas se dibuja un motivo único que evoca la cuadratura del círculo y que además marca el tiempo de manera diferente.

La redondez de su bisel se torna hexágono. Facetas que le confieren un efecto 3D. “La geometría es la expresión universal de un «weltanschauung» abstracto y sistematizado. Transmite valor, ideas y mensajes a través del tiempo y el espacio y unifica así a la raza humana en sí misma como manifestación definitiva de la mente humana, dice Maxime Büchi, el tatuador y artista.

Con un carácter incluso más transgresor, el Big Bang Sang Bleu II canaliza la inspiración creativa de Maxime Plescia-Buchi en sus ángulos y bordes tridimensionales. El motivo, que abarca la caja, corta el bisel hexagonal y está tallado en el cristal de zafiro, se yuxtapone a las agujas de líneas geométricas y aparece moldeado en la correa intercambiable. La esfera juega con la transparencia y permite entrever el movimiento Unico.

Las líneas geométricas meticulosamente entrelazadas de esta nueva caja encierran el movimiento cronógrafo automático manufactura HUB1240 Unico: una aguja recta indica los segundos del cronógrafo, mientras que los minutos del cronógrafo completan sus vueltas en uno de los dos discos de la esfera. Oscila a una frecuencia de 28,800 alt/h, durante 72 horas. Es una edición limitada de 200 ejemplares de titanio y 100 ejemplares de King Gold.

Componente clave de la cultura pop contemporánea, el tatuaje ha dejado de ser el dominio exclusivo de una escena underground. De una práctica primitiva a un campo artístico muy celebrado y un fenómeno cultural, su influencia creativa cada vez mayor demuestra que el tatuaje no es solo una tendencia, sino un cambio cultural.

En una entrevista, Maxime explica el diseño del reloj: “Una parte de la inspiración de este diseño son las marcas de los canteros medievales. La gente que construía edificios en esa época, incluyendo iglesias, marcaba las piedras con las que trabajaba porque se les pagaba por la cantidad de material. Muchas de esas marcas eran geométricas con un monograma arriba. No tiene ningún otro significado, eso es lo que me gusta del arte abstracto. Si quisiera mandar un mensaje, lo hubiese escrito. Este diseño es lo que quieres que sea, lo que quieres proyectar, pero estoy contento de que muchos piensen que hay un mensaje detrás de él”.

Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot, está feliz con esta segunda entrega del modelo Sang Bleu. “Gracias a Maxime Plescia-Büchi y a Sang Bleu, el tatuaje adquiere una nueva dimensión. Para esta segunda colaboración, queríamos reflejar esta evolución trasladando el motivo al conjunto de la caja y las agujas. Ambas lucen el estilo gráfico de este formidable artista del tatuaje”.

Maxime Büchi ha creado un pequeño imperio multidisciplinario de cultura alternativa. Se llama Sang Bleu y su pilar principal son los tatuajes, ya que el propio Maxime es uno de los tatuadores más reconocidos de la actualidad. Pero también incluye revistas, libros, consultoría creativa, tattoo studios en Londres y Zúrich con artistas residentes, pop-up shops en ferias como Art Basel Miami y una marca homónima de streetwear. Esto sin olvidar la elaboración de tipografías y logos para  firmas de moda como Balenciaga, Damir Doma, Alexander McQueen, Thierry Mugler y Rick Owens, la ciudad de Estocolmo y el CCS Bard Hessel Museum de Nueva York. Además de su alianza con Hublot para los modelos Big Bang Sang Bleu.

No Comments Yet

Comments are closed