chronoswiss

El cronógrafo que hizo envidiable a Chopard

Son hoy pocos los románticos que van más allá de una cara bonita y buscan el alma repleta de virtudes. Así también la defensa del clasicismo batalla a diario con la evanescente moda y su juego de apariencias imparables. Liberarse de la elegancia atemporal y sus valores del pasado para satisfacer el gusto presente puede pagar un precio muy alto.

Pero en alta relojería, no se puede olvidar la mecánica. Y aquí entra en juego el corazón de los relojes. En el fondo, el estilo no es simple diseño, sino una actitud que logra vencer las tentaciones estéticas pasajeras. Menos de una decena de firmas relojera suizas pueden presumir de fabricar un cronógrafo de manufactura. Fue el nacimiento más esperado.

El calibre se presentó en 2006, cuando se cumplía el décimo aniversario de la manufactura y se inauguraba el museo L.U. CEUM. Chopard había comenzado una larga carrera por la total independencia desde 1963 –cuando fue adquirida por Karl Scheufele III, padre de Karl-Friedrich y Caroline, actuales copresidentes-.

Y para conmemorar diez años de independencia en Fleurier, se presentó el L.U.C Chrono One con el primer movimiento cronógrafo totalmente inhouse, L.U.C CF 10. Le siguió el L.U.C CF11 (03.03-L), el corazón que late en este Chrono One Flyback.

Chopard lo hace con tres patentes: en primer lugar, la protección de la puesta a cero del mecanismo con tres martillos flexibles; en segundo lugar, el ajuste de la puesta a cero del pequeño segundero y un dispositivo de parada al segundo; y la tercera es el sistema de carga automática con bloqueo para optimizar la carga de la masa oscilante. Un mecanismo flyback de rueda de columnas y embrague vertical con certificado COSC.

Vuelve L.U.C Chrono One Flyback con dos nuevas versiones limitadas envidiables. Y ahora se viste más contemporáneo. Frente a sus primeras versiones en oro rosa y oro blanco en caja de 44 mm, ahora bajan a un diámetro de 42 mm en una atractiva versión de acero con carátula gris pizarra (250 piezas), así como otra versión con esfera verde militar y caja Titalyt® (100 piezas).

Un material exclusivo de titanio que han empleado Richard Mille o F.P. Journe únicamente. Ponerse a la moda no es fácil. Pero este cambio de aire ofrece un diseño más fresco.

La corona ha sido liberada de sus protectores, lo que deja su perfil de cronógrafo más depurado con los dos pulsadores “al aire”. Un detalle clásico que acentúa la elegancia del crono. Y sus acabados con flancos satinados en vertical en el bisel y con las asas pulidas.

Agujas dauphine fusée de horas y minutos con aguja bastón para las funciones del crono y el pequeño segundero. Con el número 12 y el resto de indicadores sin números, la sobriedad aporta elegancia. La pieza de acero presenta la esfera con satinado vertical y la correa es de aligátor gris pizarra igualmente.

La segunda versión en verde es una aproximación más de mercado –el verde sí es muy fashion en relojería últimamente-. Toque colorido más llamativo con una correa marrón de becerro. el Titalyt® aporta la ligereza y la resistencia del titanio, un material hipoalergénico, cuya resistencia a la abrasión se refuerza por un tratamiento de galvanoplastia. Es un material que se emplea en las industrias aeronáuticas y médica.

El calibre L.U.C 03-03-L del Chrono One Flyback ha sido base para múltiples variaciones de carga manual y automática con más complicaciones que han obtenido la distinción del Punzón de Ginebra. Las últimas reivindicaciones de Chopard por el moderno gentleman, sí pueden encontrar respuesta en las nuevas generaciones próximas a entrar en el club distinguido, con una de estas dos nuevas piezas.

 

 

 

Artículo anterior

¿Y para qué necesita un Patek 4 pulsadores?

Siguiente artículo

El tourbillon sport de Corum

Notas relacionadas
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share