chronoswiss

¿Y para qué necesita un Patek 4 pulsadores?

Su diseño totalmente armonioso con cuatro pulsadores en paralelo recuerda a los jardines racionalistas completamente simétricos de Versalles. Siempre Ginebra tuvo un ojo en la cultura francesa. La nueva pieza llega con el nombre Alarm Travel Time Ref. 5520P.

Nada menos que cuatro patentes para una alarma de 24 horas con martillo y timbre clásico de sonería. ¿Pero es bello un reloj con cuatro pulsadores? La perfecta proporción fue alguna vez el canon eterno de la belleza.

Calatrava Pilot Travel Time Ref. 5524, el precedente de la nueva Ref. 5520P, se lanzó en 2015 con cierta sorpresa y mucha agitación entre la ortodoxia más recalcitrante del “patekphilippismo”.

¿Un pilot en Patek Philippe? Sí, exactamente. Y ya hubo uno en 1936. Patek hizo un reloj único llamado “dial de ángulo horario”, más un instrumento de navegación que reloj propiamente. La manecilla de la hora giraba una vez en 24 horas y señalaba los grados del arco en el círculo central dividido en 360 grados.

Una pieza subastada en Christies por USD 1,710,690 en mayo de 2009. Siempre vuela muy alto la gran señora ginebrina. Así pues, tras el Pilot Travel Time y una declinación posterior de 2018 en oro rosa –y su correspondiente talla más pequeña para mujer-, el nuevo Alarm Travel Time Ref. 5520P olvidó el apodo “pilot” en su nomenclatura y sumó un cuarto pulsador.

En primer lugar, su genética Calatrava más armónica no está emparentada con una herramienta aeronáutica realmente, tal vez sí sus agujas bastón con un guiño discreto al estilo catedral y la función GMT –honestamente, no era necesario el calificativo “pilot”-. Y, en segundo lugar, ahora la función alarma es lo realmente destacado.

¿Pero y ese cuarto pulsador? Es obviamente para la alarma –duda resuelta-. Es un nuevo movimiento de cuerda automática (AL 30-660 S C FUS) que combina la nueva función y mantiene el doble huso horario con indicación día/noche. Es un calibre de 574 componentes que, según la firma, ha tomado cinco años de desarrollo.

El ingenioso mecanismo de sencillo cambio de hora por pulsadores situados a la derecha –uno va adelante, el otro hacía atrás-, más la corona en la parte inferior izquierda para ajustar la hora. Y el cuarto pulsador de la alarma en la parte superior izquierda de la carrura.

Es, de hecho, el primer reloj de sonería de Patek Philippe con caja estanca hasta 30 metros. Con su diseño funcional, mantiene la indicación de horas y minutos centrales con el doble huso horario por manecilla esqueletada, más la fecha por aguja en la subesfera inferior.

Como novedad abre dos pequeñas ventanas debajo de las 12 h para la visualización digital de la alarma en saltos de 15 minutos y su indicación día/noche. La esfera negra ébano soporta magistralmente todas las funciones para una lectura fácil.

Sí, ya sabemos que el Grandmaster Chime tiene hasta cinco. ¿Pero para qué necesita un Patek Calatrava estos cuarto pulsadores? Bueno, digamos que son realmente tres pulsadores y la corona en una caja de platino de 42.2 mm. La Gran Dama siempre ejerce su sex-appeal. El fondo del movimiento con la Cruz de Calatrava y el rotor central de oro levanta pasiones.

Artículo anterior

Piaget abre una nueva etapa en México

Siguiente artículo

El cronógrafo que hizo envidiable a Chopard

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. Un 26 de junio el maestro registró la patente. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share