El factor sorpresa es retro

Nuevo año, nueva década, nuevas expectativas y desafíos. H. Moser & Cie. comienza 2020 con este mantra y lanza una nueva colección que apela al factor sorpresa de los coleccionistas. Un reloj que conserva su ADN de esfera diáfana y minimalista pero que recurre al espíritu retro en su diseño. Streamliner Flyback Chronograph Automatic inicia una nueva línea totalmente distinta pero con la huella reconocible de la casa suiza. Por primera vez, incluye un cronógrafo flyback central y un brazalete metálico integrado al reloj. El nombre Streamliner se inspira en los primeros trenes de alta velocidad de los años 20 y 30 del siglo XX, cuyas curvas redondeadas se proyectan en la caja del nuevo guardatiempo. Además, el culto al minimalismo de la firma se hace realidad en la concepción de las funciones, la estética y la ergonomía.

Edouard Meylan, CEO de H. Moser & Cie. lo dice claramente: “Comenzamos diseñando un brazalete cómodo, elegante y diferente, y más tarde creamos el modelo en torno a la función de cronógrafo. El Streamliner es un cronógrafo que muestra la hora y no un reloj que también lleva función de cronógrafo. Al decidirnos por una indicación central, sin esferas secundarias, optamos por la sobriedad, la ergonomía y la legibilidad, en coherencia con nuestra filosofía minimalista. Hemos tomado la verdadera esencia del cronógrafo y la hemos elevado a un nuevo nivel”.

Se puede decir que empezaron la casa por el tejado. Pero el resultado ha sido impecable. Es más robusto que sus otros modelos. Destacan sus líneas fluidas, curvas geométricas y formas dinámicas.

El nuevo diseño ha necesitado cinco años de maduración. El resultado es un reloj que se une a la apuesta de los brazaletes integrados a la caja del resto de la industria, como Hublot. Es de acero y su caja tipo cojín mide 42.3 mm. La corona es descentrada y lleva una M grabada. Los pulsadores del cronógrafo se sitúan a las 10 h y a las 2 h.

Esta nueva línea que simboliza un puente hacia el futuro late con un calibre de cronógrafo fabricado por AGENHOR, “el primer cronógrafo automático que incorpora una función flyback de indicación central”. Gracias a su principio retrógrado, que permite que la aguja de los minutos salte instantáneamente al siguiente utilizando la energía acumulada y más tarde liberada por una leva de caracol, el calibre HMC 90d2 permite leer con mayor precisión.

La esfera refleja en un abrir y cerrar de ojos la genética de la casa, el acabado fumé al que se aplica un nuevo tono gris antracita con efecto griffé. Dos escalas en blanca y rojo miden en la periferia de la carátula los segundos (exterior) y los minutos (interior).  A las 12 h, el número 60 domina la esfera en un guiño a los cronómetros de los años 60 y 70. Es una edición limitada de 100 piezas.

En definitiva un salto al futuro con la intención de convertir este nuevo modelo en un ícono de la marca suiza.

Artículo anterior

Hermès se desnuda de nuevo

Siguiente artículo

"No queremos ser Hublot ni Richard Mille, queremos modernizarnos"

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share