El Omega que todos quieren

Texto: Israel Pompa-Alcalá

El Omega original de 1913

En la relojería resulta común (aunque parezca irónico) que las marcas creen piezas especiales o edición limitada, sea para celebrar algún aniversario, el debut de un guardatiempo icónico o simplemente para demostrar su destreza en la mecánica o la estética.

La pieza original desmantelada para su modernización

Y aunque la mayoría de estos relojes resultan de antología, varios van a palidecer ante lo conseguido hoy por Omega: revivir un movimiento cronógrafo de 1913, corazón del nuevo First Omega Wrist-Chronograph Limited Edition.

El nuevo reloj requirió varias horas de planeación, pues cada elemento del mecanismo merecía atención especial

Así como lo lees: no se trata de una reedición ni una réplica vintage (tan de moda actualmente), sino un cronógrafo original de inicios del siglo XX, el cual se mantuvo resguardado en las instalaciones de Omega durante todo este tiempo (105 años para ser exactos).

Parte del trabajo manual que se llevó a cabo una vez que los elementos fueron modernizados

Como puedes imaginar, el trabajo de restauración resultó bastante complejo. Primero, los componentes recibieron un tratamiento de modernización para funcionar a la perfección con las exigencias actuales. La tarea requirió trabajo manual y de tecnología de punta, así como la adición de joyas modernas en el cronógrafo para garantizar precisión.

La parte frontal del nuevo First Omega Wrist-Chronograph Limited Edition

En cuanto a la parte visual del primer cronógrafo de muñeca de Omega, no podemos más que reconocer la belleza sutil de cada uno de los detalles: la caja redonda de oro blanco de 18 quilates es idéntica al modelo original, mismo caso de la corona, que resalta con su tono oro rosa Sedna y gran tamaño. 

El fondo de la caja cuenta con una tapa móvil que permite observar el movimiento

La carátula blanca con esmaltado grand feu presume grandes índices de estilo vintage muy atractivos para los amantes de lo original. Los contadores a las 3 y a las 6 h, las agujas de horas y minutos en color azul, su fondo de la caja con tapa movible para observar el movimiento en todo su esplendor y correa de cuero remachado con tres orificios, son pequeños detalles que hacen una gran diferencia. En resumen: un reloj de corazón centenario y rostro fresco.

La gran corona es uno de sus detalles únicos

¿Por qué consideramos a este reloj un deseo para los coleccionistas? Puede resultar aventurado decirlo, pero suena casi imposible que tantos elementos particulares (históricos, mecánicos y artísticos) vuelvan a coincidir para construir un reloj tan bello como interesante y lujoso, que además es presentado en un maletín que incluye dos correas extra (en dorado y rojo). Un clásico instantáneo.

Un reloj especial merece una presentación especial: maletín especial con varios accesorios, entre los que destacan un par de correas adicionales
Artículo anterior

¿Alguien dijo elegancia black? Checa lo nuevo de Laurent Ferrier

Siguiente artículo

Uwerk vs Superman: un reloj con corazón de kryptonita

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes
Leer más

El toque excéntrico de Speake-marin

El twist extravagante de Speake-Marin llega al SIAR Summer Experience. Una dual time con un toque de menta y negro fuera de lo común.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share