Konstantin Chaykin, arte relojero de origen ruso

Konstantin Chaykin es la manufactura rusa que revoluciona el savoir faire relojero y fusiona espíritu autodidacta y pasión por la mecánica.

Cuando hablamos de alta relojería, lo primero que se nos viene a la mente es manufacturado en Suiza, Alemania o Japón; y esto tiene su porqué: ¡su savoir-faire es espectacular! Pero las marcas independientes han irrumpido en el escenario dejando claro que no todo está escrito. Y es aquí donde se hacen evidentes las propuestas que buscan revolucionar la industria, como es el caso de Konstantin Chaykin, manufactura de origen ruso que se ha impuesto revolucionar el saber hacer relojero al combinar los conocimientos obtenidos de manera autodidacta, con la pasión por la mecánica, la ingeniería, el diseño y la invención. Así, su fundador es ya un referente para la relojería de lujo en Rusia y el mundo.

Konstantin Yurievich Chaykin es el maestro relojero que está detrás de esta increíble manufactura; ingeniero en radio tecnología por formación que, tras su salida del ejército, decidió dar un cambio en su vida incursionando en otros ámbitos. Hasta que su inquietud y gusto por los relojes, lo inspiró a investigar y aprender sobre la alta relojería. Y que hoy, tras casi 20 años de carrera, además de desarrollar y difundir el savoir faire ruso, también ha puesto sus ojos en México y nos comparte qué hay detrás del arte relojero de origen ruso… Excelente preludio para disfrutar de su segunda visita a nuestro país durante la próxima edición del SIAR 2022.

― ¿Qué hacía antes de fundar tu manufactura? ¿Cuál es tu formación académica?¿Podría compartirnos cómo iniciaste en el mundo de la invención y la creación del arte de la relojería?

Mi trayectoria laboral comenzó después del ejército en 1996. Soy ingeniero de radio por educación, camino que elegí en la infancia al participar en un campamento de jóvenes pioneros donde operaba una estación de radioaficionado. Este romance de estar en la “Cortina de Hierro” y la posibilidad de comunicarme con el mundo entero, determinó mi futuro e interés en las comunicaciones por radio. Pero fue tras mi salida del ejército que dejé de hacer ingeniería de radio y comencé a buscar otras cosas para mí, incursionando en las ventas; inicialmente de muebles de caoba y finalmente relojes. Por tanto, más que un hobby, supongo que todo empezó cuando vendía relojes.

Eran económicos, pero me atraía el mundo de la mecánica complicada y los relojes de lujo. Piezas inalcanzables que veía como un sueño y pensé que si no podía pagar por ellas, tal vez podía crearlas; esto fue lo que me alentó a profundizar sobre la alta relojería. Hay mucho en común entre la relojería y la ingeniería de radio: en ambos hay muchas piezas pequeñas, complicados dispositivos mecánicos y electrónicos (según el principio de trabajo) y movimiento de energía.

Mi primer intento fue en 2002, cuando hice una pequeña serie de relojes con un movimiento de cuarzo Hermle. La caja era de acero inoxidable y el estuche lo fabricaba yo mismo. El segundo gran avance fue el reloj que obsequié a mi padre por su cumpleaños en 2003. Un reloj de oro con movimiento comprado a un tercero, pero yo personalmente fabriqué la caja, la esfera y las manecillas. Este mismo año creé mi primer reloj con tourbillon.

El siguiente logro importante se da en el 2005, cuando solicité una patente de invención. El indicador de la fecha de la Pascua ortodoxa para el reloj Easter of Christ Computus Clock, que incluye calendario perpetuo y un tourbillon de mi propio diseño. Esto fue precedido por el momento en que busqué y me di cuenta de que nadie había hecho esto antes; estudié cómo funciona el ciclo de la Pascua, los cálculos y como resultado, creé un dispositivo, solicité una patente de invención y finalmente creé el reloj.


― ¿Eres coleccionista de relojes? ¿Cuál fue el primer reloj que hizo que te enamoraras de la relojería?

Ya no colecciono relojes, en su lugar colecciono libros sobre relojería. Fundé mi propio museo y estoy invirtiendo en la creación de muestras que se puedan exhibir en el futuro. Siempre trato de dejar prototipos para mostrar la forma en que se han creado algunos relojes y guardo los cuadernos con mis bocetos.

Pero si fui un coleccionista cuando vendía y compraba relojes antiguos. No tenía modelos complicados o súper interesantes, en general se trataba de relojes de bolsillo históricos del siglo XIX y principios del XX, de fábricas que se ensamblaban en Rusia. Por ejemplo, de Henry Moser o Pavel Bure. También tuve relojes Omega y Longines, pero finalmente vendí esta colección.

El detonante para mí fue la exposición “Breguet in the Hermitage” del 2004, en San Petersburgo; la vi después de haber creado los primeros relojes y realmente me inspiró. Abraham Louis Breguet creó piezas que despiertan una profunda admiración y respeto por su trabajo. Y me di cuenta de que si hace 200 años él podía crear cosas tan asombrosas, ¿por qué no podía hacerlo yo ahora? Fue una buena patada de inicio, ¡un golpe de inspiración!


― Como relojero, ¿qué prefiere, crear relojes de mesa o de pulsera? ¿Cuáles han sido los relojes más complejos que has creado?

Mis primeros proyectos a lo largo de varios años fueron relojes de mesa de diversa complejidad; los más impresionantes y complicados fueron creados entre 2015 y 2016 con mi invención del indicador de la fecha de la Pascua ortodoxa. El nombre del primero es Computus Easter Clock y tiene la forma de la Catedral de San Isaac, el segundo es el Moscow Computus Clock con la forma de la Catedral de San Basilio en Moscú. Y gracias a sus 27 complicaciones están incluidos en el libro de récords ruso.

Me gustan ambos, pero durante los últimos 6 años he creado más relojes de pulsera. En este momento estoy trabajando en un reloj de mesa para un cliente, pero los de pulsera son de mayor interés para mí porque todavía no he creado piezas súper complicadas. El reloj de pulsera más sofisticado que he creado es el Martian Tourbillon, pieza única creada para la subasta Only Watch 2021.

Desde el punto de vista de la complejidad, son diferentes, pero existe cierto equilibrio para uno u otro tipo de reloj ya que se requiere menos precisión para un reloj de mesa y son más fáciles de personalizar, pero la intensidad de mano de obra para la fabricación de piezas y el mineral gastado es mayor y viceversa. La combinación de estos dos puntos: intensidad de trabajo y precisión, es lo que marca la diferencia.

― Algo peculiar en tu manufactura es los servicios que brinda el Atelier. ¿Cuánto tiempo puede tardar la creación de una pieza desde su concepción hasta la entrega final?

Hablando específicamente del Atelier, es un departamento especial que nos permite hacer algunas cosas por encargo. Pero quiero enfatizar que después de 18 años, no estoy muy entusiasmado porque implica aceptar hacer algo para alguien más y solo crear lo que quiere obtener. No he trabajado de esa manera desde hace muchos años. En su lugar, firmo un acuerdo con el cliente con la condición de que me dé carta blanca y luz verde para todo. Solo acordamos las funciones en términos generales, el resto lo decido por mi cuenta.

Para comenzar a trabajar con un cliente, primero necesita persuadirme, porque poniendo tiempo y dinero en la balanza, el tiempo es más valioso para mí. Si nosotros, por ejemplo, acordamos que haga un movimiento especial, este será mi trabajo personal, ya no es el trabajo de mis empleados, sino personalmente mi trabajo. En este trabajo invierto mucho tiempo. Por regla general la manufactura y yo no ganamos con esto o ganamos muy poco, porque crear algo como pieza única es muy, muy caro. Esos relojes creados como piezas únicas fueron fabricados prácticamente con pérdidas, no vale la pena; porque estás tan entusiasmado en el proceso, que inviertes más tiempo y esfuerzo del que deberías.

En cuanto a la compra de relojes basados en modelos existentes, esto es más fácil; disponemos de un servicio especial de personalización del modelo Joker. El cliente puede elegir los colores de la esfera, el color de la piel para la correa, el material de la caja y realizar un grabado en el fondo de la misma. El cliente obtendrá una pieza única con características que lo diferenciarán de los modelos hechos en serie y afortunadamente, pueden hacer esto sin mí.

Casi todos los meses recibo cartas de personas que me piden que implemente sus ideas, pero yo no me comprometo a hacer este tipo de cosas, en parte por los derechos de autor y porque tengo muchas ideas y patentes no realizadas. Y dado que son más las ideas que las oportunidades para su implementación, naturalmente primero haré lo que me gusta y no lo que una persona externa quiera implementar.

Los plazos van desde 12 meses hasta varios años. Actualmente tengo una pieza con un tipo de indicación de hora bastante peculiar, en la que hemos estado trabajando durante los últimos 5 años.

― ¿Cuántas personas colaboran en la creación de tus relojes? ¿Todos los componentes se fabrican a mano en tu manufactura? ¿Qué pruebas hacen antes de entregarlos?

Actualmente trabajan en la manufactura alrededor de 40 personas y la mayoría están capacitadas por mí. Contamos con torneros, operarios de fresado que trabajan en máquinas CNC, hay un departamento de acabados, una persona que se ocupa solo de tampografía, otra para pintura y galvanoplastia, así como un departamento de ensamblaje y área de control técnico. Para que la manufactura funcione, se requiere una organización compleja porque producimos muchos movimientos diferentes y trabajamos en varios proyectos al mismo tiempo.  

Fabricamos alrededor de 200 relojes al año. Para relojes económicos como el Joker, utilizamos movimientos suizos, como ETA y Vaucher. Para piezas más complicadas, utilizamos calibres propios. Hay componentes como el volante y la espiral que son adquiridos para movimientos internos, pero también tenemos movimientos en los que se fabrican internamente; todo depende del costo final del producto y de su complejidad.

La logística y fabricación de piezas específicas depende del modelo, pero el 90% de las piezas para movimientos propios se producen internamente. En el caso de los relojes Joker, más de la mitad de los detalles se realizan en nuestra manufactura (torneado y fresado). Realizamos pruebas de estanqueidad, uso y funcionamiento de la cuerda automática, si es necesario. Y cada reloj se prueba durante un mes antes de ser entregado a su futuro dueño.

Todos los prototipos siempre son ensamblados y probados por mí. Sin excepción, los ensamblo, verifico y pruebo. Y personalmente reviso cada reloj ensamblado en serie y aprieto los últimos tornillos en la parte posterior de la caja después de revisarlo.


― Cuando iniciaste tu marca, ¿pensaste que te convertirías en inventor? Con la creación del Martian Tourbillon para Only Watch, ¿cuántas patentes ha creado?


Cuando inicié mi marca, no pensé siquiera en que estaba creando mi marca; caminé con pasos pequeños. En 2003, la intención fue hacer mi propio tourbillon; la invención en sí, comenzó 2 años después. La falta de formación académica me llevó a cuestionar los inventos porque no entendía cómo hacerlos. Mi maestro no fue YouTube, simplemente no existía entonces; ni ningún conocimiento prefabricado que pudiera obtenerse de los libros en su totalidad. Se trató de conocimientos fragmentados obtenidos de libros soviéticos, fragmentos de conocimientos de Internet y finalmente el tan esperado libro en francés de George Daniels: “La Montre“. –Lo principal fue la gran cantidad de errores que cometí; me ayudaron a desarrollar una cierta forma de pensar que finalmente llevó a los inventos.

Comencé a mirar a mí alrededor con mayor frecuencia, inventando cosas yo mismo. Al principio, se me ocurrió la tecnología sobre cómo hacerlo, luego las funciones que no existían. Todavía no he recibido ninguna patente para el reloj Martian Tourbillon, solo he presentado las solicitudes de nuevas funciones relacionadas con el calendario en Marte. Hay muchos elementos únicos: es el primer reloj de pulsera con tourbillon y calendario marciano (una función muy complicada). Hay muchas “primicias” en este reloj. Ya he patentado dos calendarios marcianos, pronto habrá un tercero. Este es mi primer reloj de pulsera con tourbillon y también es el primero en Rusia.

 

― Entre tus creaciones figura el reloj con el mayor número de joyas funcionales en su interior: el Mystery 1000 Jewels; reloj con horas misteriosas que incluía 1020 joyas funcionales y cuyo destino crea una atmósfera aún más intrigante alrededor de este tipo de relojes. ¿Veremos otra creación como esta en el futuro?

 
Este fue un proyecto muy difícil para mí y desafortunadamente, la historia con este reloj es muy triste ya que fue robado y en general, muchas cosas misteriosas están relacionadas con este reloj. Fueron creados en 2008 y hasta el día de hoy son un misterio para muchas personas. Afortunadamente, tengo 2 movimientos prototipo en el museo.

En la forma en que existieron, no los repetiré. Quizás algún día retomaré este tema porque daría continuidad a una gran cantidad de patentes creadas específicamente para el reloj misterioso, pero tengo otros proyectos interesantes que requieren expandir la idea así que, por ahora no puedo decir que intentaré implementar esto en el futuro.

― La colección Wristmons te ha permitido crear piezas con diferentes diseños y complicaciones en su interior y es un placer saber que ya tienes en mente un modelo de esta colección dedicada a México. ¿Cómo surgió la idea de crear el Joker?

Fue una idea loca, disparada accidentalmente; pero por lo que recuerdo, surgió de una manera bastante consistente. En 2008, creé el reloj Decálogo, en el que el indicador de fase lunar estaba colocado al revés en la parte inferior de la esfera, asemejando a una sonrisa. Es interesante que cuando lo creé, me di cuenta de que parecía una sonrisa, aunque no hice ninguna versión con ojos de este modelo. Pero a lo largo de mi vida creativa, desde 2013 tengo en mis cuadernos muchas notas y bosquejos de formas antropomórficas. No siempre hubo con ojos, hubo diferentes formas, una indicación digital al estilo de A. Lange & Söhne y algunas variantes de relojes de mesa con formas interesantes, pero las ideas no se desarrollaron.

En 2015 creé el reloj Clockus (Клокус), cuyo indicador de fase lunar estaba ubicado a las 6 en punto en forma invertida, muy similar al indicador del reloj Decálogo. Este reloj costaba entre 20 y 30 dólares, se agotó rápidamente (aunque también regalé algunos); pero una pieza permaneció en mi estante. En algún momento de 2016 estaba trabajando en una nueva idea para Baselworld 2017 y dio la casualidad de que el movimiento en el que estaba trabajando no funcionó, así que tuve que pensar rápidamente en algo nuevo. Y cuando volví la cabeza, vi el mismo Clockus en el estante. Supongo que me di cuenta y pensé, ¿por qué no agregar ojos? Empecé a dibujar y el concepto comenzó a surgir.

La idea y el concepto son el sello distintivo de la marca, probablemente todos me reconocerán por este reloj. Y creo que esta historia no tiene fin porque las cosas antropomórficas son atemporales. En México, puedes ir al Museo Antropológico y ver infinidad de máscaras y esculturas que representan rostros y que existieron antes de nuestra era. Las civilizaciones de todo el mundo han prestado atención al rostro humano de una forma u otra; algunas imágenes podrían ser aterradoras, otras hermosas, pero siempre se presta mucha atención al rostro.

Al principio, el título provisional era “Smile”, que evolucionó sin problemas a Joker. Naturalmente, esta forma de elementos como el guilloché tradicional de la Alta Relojería, fueron apareciendo gradualmente. Recuerdo que se necesitaron alrededor de 40 iteraciones diferentes para crear el primer Joker. También hubo un prototipo preliminar que se diferenciaba en el acabado, que luego reelaboré. El personaje encontró su forma y la colección se ha convertido en un golpe de genialidad.

― ¿Qué viene para Konstantin Chaykin? ¿Tienes algo en mente de lo que puedas compartir un avance? ¿Te gustaría agregar algo más a tus lectores?

Para mí, el tema del espacio es muy inspirador. Durante el SIAR 2021 pudieron ver el reloj Mars Conqueror, pero todavía tenemos mucho que mostrar en el futuro. Debido a que crecí con la ciencia ficción, me gustan muchos escritores de este tema tanto soviéticos como extranjeros. Y como muchos otros visitantes, mis pensamientos están allá, más allá de la Tierra.

Quiero agradecer a todos en México. Aunque he visitado 27 países, no conocía México y fue un gran descubrimiento para mí, ya que hacía tiempo que no veía tanta calidez, atención y buena voluntad; no solo de quienes vinieron a la exposición a conversar y ver mis relojes, sino en general en todas las personas con las que pude interactuar.

Además de maestro relojero autodidacta, ingeniero y diseñador, Konstantin Yurievich Chaykin es un genio que busca compartir la relojería y la astronomía con las generaciones futuras y desde el 2003 ha creado piezas excepcionales, como el primer reloj de mesa con tourbillon creado en Rusia. Este hito marcó y sello el destino de su carrera al convertirlo en un inventor y que, al momento de nuestra charla, ya sumaba 89 patentes a su nombre y más de 30 calibres, cuyas complicaciones incluyen:

INDICACIÓN GRÁFICA DE LA HORA MEDIANTE CADENAS

LUCOMORYE CLOCK (2022). Reloj de mesa cuya fabricación inicia en 2016 tras finalizar el Moscow Computus Clock y cuya idea de crear una indicación de hora gráfica mediante cadenas, fue conectada con los 200 años de la primera publicación del poema de Pushkin “Ruslan y Lyudmila” y que en una de sus líneas describe la “cadena de oro en ese roble”.

Con 4 barriletes para un total de 8 días de reserva de marcha, este reloj súper complicado incluye el primer indicador de hora digital media cadenas del mundo, anillo indicador de minutos con sistema óptico prismático, tourbillon de 60 segundos, indicación de segundos en el tourbillon, anillo indicador de fecha e indicador vertical de reserva de marcha.

FUNCIONES CÓSMICAS

Relojes creados con funciones que pudieran ser útiles en la vida diaria de los colonizadores de Marte.

MARTIAN TOURBILLON ONLY WATCH (2021). Esta pieza única creada para la subasta de caridad incluye tourbillon marciano, indicación simultánea de día y noche con am/pm, así como indicación retrógrada de la fecha y día de la semana en Marte, lo que le permitió crear su primer Wristmon Marciano. Con un precio estimado de 40,000 – 60,000 francos suizos, fue subastado en CHF 290,000 (Aprox. $317,500 dólares).

THE MARS CONQUEROR MK3 FIGHTER (2020). Primer reloj de aviador marciano de la historia. Limitado a 8 piezas con caja de titanio trapezoidal, incluye una esfera central que permite leer la hora de la Tierra (horas, minutos y segundos), con dos subesferas; la de las 12 que permite leer la zona horaria UTC con una sola manecilla en formato de 24 horas y la posicionada a las 6 muestra  la hora en Marte con dos manecillas (horas y minutos)

MARS CONQUEROR MK1 (2019). Cuenta con movimiento K20-1 automático (base ETA 2836-2), cuyo engranaje para la indicación de la hora en Marte patentado, brinda una desviación de 2.7 segundos por día; excelente precisión comparada con la variación diaria del cronómetro COSC. Y de ser necesario, la acumulación de desviaciones puede corregirse mediante los 3 correctores instalados en la parte posterior del reloj.

INDICACIÓN DE HORA Y MINUTOS CON DISCOS

Relojes con formas antropomórficas que además pueden incluir funciones adicionales

SMILODON (2022). Como parte de la serie especial del Año Nuevo Chino, Chaykin utilizó al tigre dientes de sable para representar el año del Tigre. Y además de la indicación de horas y minutos tipo Joker, incluye indicación de día y noche mediante las fauces del Smilodon que durante el día se abren para revelar pretroglifos de presas extintas que fungen como indicadores del día de la semana y durante la noche se cierran tragándose un nuevo día “memento mori”.

CLOWN (2018). Ganador del Premio a la Audacia del GPHG, el Clown fue creado para coincidir con la adaptación cinematográfica de ESO (It), de Stephen King y refleja la idea de Chaykin de que un reloj debe ser un objeto de arte espectacular, memorable y provocativo. Caja de acero, calibre K07-0 de cuerda automática, reserva de marcha de 38 horas, indicación de horas y minutos mediante discos y fases lunares.

JOKER (2017). Precursor de la colección Wristmons, el Joker es el primer monstruo mecánico para la muñeca creado por Konstantin Chaykin. Con caja de acero, ostenta el calibre K07-0 de cuerda automática, reserva de marcha de 38 horas, indicación de horas y minutos mediante discos y fases lunares

VARIANTES EN LA INDICACIÓN DE HORAS Y MINUTOS

GENIUS TEMPORIS (2014). Con estética renacentista, este reloj es la evolución de los relojes de una sola manecilla de la época. La esfera cuenta con dos escalas, la externa para las horas y la interna para los minutos; y además de poder disfrutar del transcurrir lento de las horas, también permite conocer los minutos exactos al presionar el pulsador ubicado a las 2 (minutos a demanda). Con caja de oro rosa, porta el calibre K01-5 de 29 joyas y 48 horas de reserva de marcha.

QUARTIME (2012). Primera vez en la historia de la relojería que se utiliza el ciclo “mañana, día, tarde y noche” para disfrutar de una indicación natural de las horas, divididas en 4 periodos con la idea de recordarnos que podemos romper el ritmo loco nuestros días. Con caja de oro rosa y dos variantes de color de esfera, porta el movimiento K01-3 de 23 joyas y 48 horas de reserva de marcha.

MYSTERY 1000 JEWELS (2008). Inspirado en el reloj de bolsillo Mystérieuse creado por Armand Schwob en 1890, Chaykin creó su propia versión, incorporando un planisferio con el mapa del cielo estrellado sobre San Petersburgo, calendario anual, así como indicadores de fase lunar, ecuación del tiempo y reserva de marcha. Para lograr la indicación misteriosa utilizó 3 discos de cristal zafiro impulsados por cojinetes montados sobre rubíes esféricos fabricadas por él mismo; 1020 joyas funcionales en total.

VARIANTES DE INDICACIÓN DE FASES LUNARES

DIANA (2015). Inspirado en la diosa hija de Júpiter que encarnó la luna para los antiguos romanos, esta obra hecha en caja de oro con diamantes, presenta una novedosa forma de mostrar las fases lunares con una manecilla que emula el espejo de Venus que al girar sobre la sección central con forma de corazón, muestra las diferentes combinaciones de superficies claras y obscuras que identifican las fases de la luna. Calibre K01-6 de cuerda manual, 17 joyas y 48 horas de reserva de marcha.

DECALOGUE LUAH SHANA (2014). Inspirado en las obras de arte del pueblo judío, este reloj cuenta con esfera grabada a mano. También números en hebreo y funciones que incluyen indicador de horas y minutos con manecillas que se mueven de derecha a izquierda. Además, gran indicador de fase lunar e indicador de días lunares, que permiten calcular las festividades judías facilitando el seguimiento del inicio y fin de los meses lunares. Calibre K01-0 de cuerda manual, 17 joyas y 48 horas de reserva de marcha.

LUNOKHOD PRIME (2012). Tomando como base el Lunokhod de caja de acero bulat presentado en 2011, el Lunokhod Prime cuenta con un movimiento rediseñado. Su corazón es la indicación de fase lunar tridimensional de gran tamaño. En la parte superior muestra las horas con indicador de día y noche; y en la parte inferior tenemos la indicación de minutos retrógrados. Caja de oro rosa con el calibre KL1 04-1 de cuerda manual, 37 joyas y 48 horas de reserva de marcha.

DERROCHE DE GENIALIDAD SIN PRECEDENTES

THE MOSCOW COMPUTUS (2017). El movimiento TCO.03-1 del reloj más complicado creado en Rusia está compuesto por 2,506 piezas. Estas dan vida a las 27 complicaciones distribuidas en las 4 caras de este reloj de mesa. Incluye la indicación de la fecha de Pascua Ortodoxa, la curva que describe la posición del sol en el cielo, si lo observáramos todos los días del año, en el mismo punto en la tierra (Analema). Y cuya arquitectura y diseño de caja está inspirado en la catedral de San Basilio.

CLOCKUS (2015). Reloj astronómico para el público infantil que por menos de 30 dólares incluía un set con piezas de madera, engranajes, desarmador y un libro de texto para el estudio de la astronomía. Este kit te permitía construir un reloj de escritorio con indicador de fases lunares. Proyecto de construcción cuyo precio pone en evidencia el afán de este genio por compartir la relojería y la astronomía con las nuevas generaciones.

CINEMA (2013). Primer reloj de pulsera con proyección de cine en miniatura. Conmemora la invención del zoopraxiscopio creado en 1879 por Eadweard Muybridge, legendario fotógrafo e inventor considerado uno de los padres de la cinematografía moderna. El calibre K06-0 de 37 joyas, brinda 45 horas de reserva de marcha y 20 segundos para la animación con un ciclo de 12 imágenes por segundo.

Artículo anterior

Montblanc desnuda a Minerva sin pudor

Siguiente artículo

TIEMPO DE RELOJES #124 PRETEMPORADA 2022

Notas relacionadas
Leer más

Hielo sobre nieve

Es temporada de esquí, así que fuimos a Jackson Hole con un reloj que resulta el cómplice ideal, el Montblanc 1858 Iced Sea.
Leer más

Su próximo reloj será usado

Según la consultora LuxeConsult, el mercado de relojes de segunda mano triplicará su tamaño en la próxima década y superará incluso al mercado de relojes nuevos.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
21
Share