La Esmeralda, el reloj más mítico de Girard-Perregaux, ahora en oro blanco

Muy vinculado con la historia de México, La Esmeralda se ha constituido en el gran emblema de la Alta Relojería de la manufactura suiza. Pocas firmas tienen hoy en día el nivel de Girard-Perregaux para realizar un reloj de estas características.

Si hablamos de grandes hitos de la relojería moderna, La Esmeralda de Girard-Perregaux merece estar en el pódium. Lo tiene todo: belleza, un acabado excepcional, exclusividad técnica y mucha, mucha historia. Esta última es especialmente relevante para el mercado mexicano, aunque de ella hablaremos un poco más tarde. 

Centrados en la novedad, Girard-Perregaux presenta por primera vez una versión de La Esmeralda en oro blanco. Es una pieza bellísima, con una terminación de aspecto clásico que cuadra bien con la trayectoria del modelo y que aprovecha la singularidad mecánica del mecanismo para convertirlo en su principal atractivo. El nombre completo de la pieza es Tourbillon A Secret Edición Eternity y ha sido presentado en la Jewellery and Watches Exhibition de Doha

Girard Perregaux La Esmeralda fondo desplegable
Belleza estética y mecánica

La nueva La Esmeralda se presenta en caja de oro blanco de 43 milímetros de diámetro, grabada y esmaltada en azul. Además, el fondo cuenta con una tapa secreta desplegable. Su exterior está decorado con un esmalte flinqué con un motivo equino. Una vez descubierta, accedemos a los secretos del mecanismo. Un movimiento espectacular, con una decoración muy clásica, acorde con la escuela de La Chaux-de-Fonds. Cualquier aficionado exigente disfrutará al coger la lupa de aumento y descubrir las decoraciones de los ángulos interiores de los puentes y las ruedas. Un trabajo que solo se puede hacer a mano y que está al alcance de muy pocos artesanos relojeros de la región. 

El símbolo de los tres puentes

La excepcionalidad mecánica de La Esmeralda reside en su movimiento de tres puentes. Es la misma arquitectura que diseñó Constant Girard en 1867 para su movimiento con un tourbillon y que Girard-Perregaux conserva desde entonces en su catálogo. Podemos decir, sin problema, que el movimiento de tourbillon bajo tres puentes es el mecanismo más antiguo de la industria suiza de cuantos se siguen fabricando hoy en día. 

Historia y resurgimiento

Desde que Abraham-Louis Breguet creó el tourbillon a comienzos del siglo XIX, muy pocos relojeros se habían atrevido a abordarlo desde su propia perspectiva profesional. El primero de ellos fue Constant Girard, que encontró en él un modo perfecto para asegurar la fiabilidad de sus mecanismos. El relojero ideó este sistema de tres puentes, primero en alpaca y más tarde perfeccionado con su realización en oro. Este último reloj, fue presentado en la Exposición Universal de París en 1889 y obtuvo al instante un éxito inmediato. 

Las tres versiones disponibles del Girard-Perregaux La Esmeralda en oro blanco.

Aquel reloj de bolsillo acabó siendo conocido como La Esmeralda en honor del detallista que lo adquirió, con negocios repartidos entre París y México. Fue en este último país donde la pieza encontró su dueño final, nada menos que Porfirio Díaz. El reloj permaneció en manos de la familia del presidente mexicano hasta que décadas después fue recomprada por la propia firma para que tuviera un puesto de honor en su museo. 

La Esmeralda es un símbolo para Girard-Perregaux y la manufactura no dudó en recuperarlo para su colección con motivo del 225 aniversario de su creación, celebrado en 2016. Al igual que ocurrió en 1889, La Esmeralda tuvo una fenomenal acogida, lo que llevó a la firma a mantenerlo en el catálogo con diferentes versiones hasta llegar a esta última realizada en oro blanco. 

De esta edición se realizarán únicamente 18 piezas para todo el mundo. Aunque las imágenes que nos ha proporcionado Girard-Perregaux aparece el reloj esmaltado en azul, el cliente tiene la opción de pedirlo también en verde o gris. Un servicio de personalización a la altura de esta pieza histórica. 

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

GIRARD-PERREGAUX LA ESMERALDA A SECRET EDICIÓN ETERNITY

    
Movimiento:
   
Calibre GP09600-2083 de carga automática, 21,600 alt/h, 323 componentes, 50 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos, segundos y tourbillon.
   
Caja:
   
Oro blanco, 43 mm. Cristal de zafiro abombado, fondo transparente con tapa desplegable esmaltada. Hermeticidad a 30 metros.
   
Carátula:
   
Grabada y esmaltada con miniaturas de caballos, realizadas en oro blanco, agujas de oro blanco tipo dauphine.
   
Correa:
   
Piel de aligátor azul cosida a mano, cierre desplegable de oro blanco con decoración grabada.
   
Versiones:
   
18 piezas.
   
Precio:
   
482,000 USD.
Andrés Moreno

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.

Artículo anterior

Jacob & Co. y la cosmovisión azteca

Siguiente artículo

Richard Mille se toma en serio a las mujeres

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share