Jacob & Co. y la cosmovisión azteca

México se ha convertido en una inspiración constante para Jacob & Co. Personajes históricos, símbolos patrios, monumentos y hasta valores como la resiliencia de su gente han legado a los coleccionistas de nuestro país de un amplio abanico de relojes de alta relojería con el atractivo local. Ahora es Pioneer Aztec Calendar el nuevo integrante con corazón mexicano, un tributo al pueblo prehispánico y al misterio de la medición del tiempo.

El afán del hombre por explicar el sentido del tiempo y establecer formas de medirlo ha sido una obsesión desde el principio de los tiempos. Y un esfuerzo de este tipo es el que heredamos de nuestros antepasados con La Piedra del Sol, también conocida como calendario azteca, aunque es más que un calendario. Porque esta piedra de incalculable valor no solo medía el paso de las horas sino que también las representaba.

De este modo, la civilización azteca se sirvió de una piedra de 3.6 metros de diámetro para conmemorar el tiempo creado y destruido por los dioses. También conocido como “Piedra del Sol”, el disco de basalto de olivino de 26 toneladas representa la manera que los mexicas encontraron para explicar la visión que tenían del cosmos, una percepción creada a partir de los conocimientos astrológicos y de su mitología.

Un monolito misterioso

El misterio de este monolito ha conquistado a Jacob & Co., que ha fusionado la alta relojería con el arte creando Pioneer Aztec Calendar. Elementos de la piedra solar se aprecian en la carátula del guardatiempo, que late con un calibre JCAM22, con un tourbillon volante a las 6 horas. Además, los detalles en la esfera son sorprendentes: en el centro el dios Tonatiuh, el Dios del Sol, representante de lo divino, cuyas garras se encuentran a las 3 y 9 horas. A su alrededor, los 4 soles (los aztecas tenían la creencia de que otros mundos existían antes del suyo, según ellos hubo cuatro mundos , o soles, antes).


Rodeando a Tonatiuh y a los 4 soles hay grabados en oro de los 20 signos que simbolizan los 20 días del calendario mexica. Estos son: el caimán (Cipactli), el viento (Ehécalt), la casa (Calli), el lagarto (Cuetzpalin), la serpiente (Cóatl), el cráneo (Miquiztli), el venado (Mázatl), el conejo (Tóchtli), el agua (Atl), el perro (Izcuintli), el mono (Ozomatli), la hierba (Malinalli), la caña (Acatl), el jaguar (Ocelotl), el águila (Cuauhtli), el zopilote (Cozcacuauhtli), el temblor (Ollin), el pedernal (Tecpatl), la lluvia (Quiahuitl), la flor (Xóchitl).

Dos versiones

Este modelo se declina en dos versiones: una en caja de oro blanco con correa y carátula en azul, y la otra, en caja de oro rosa con correa y carátula en verde. Una edición limitada a 9 piezas cada una. La caja mide 45 mm.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Pioneer Aztec Calendar

    
Movimiento:
   
Manual, calibre JCAM22, tourbillon volante de un minuto, 176 componentes, 60 horas de marcha, 28.800 alt/h, 21 rubíes.
   
Función:
   
Horas y minutos
   
Caja:
   
Oro rosa u oro blanco, 45 mm, fondo caja con cristal mineral tintado en color verde o azul, según la versión, sumergible 30 m.
   
Carátula:
   
Diseño de calendario azteca sobre esfera Electric Blue o Green Dial, según versión. Manecillas esqueletadas.
   
Correa:
   
Aligátor, hebilla oro rosa con titanio u oro blanco con titanio.
   
Versiones:
   
Edición limitada de 9 piezas cada versión
Yolanda Ruiz

Periodista todoterreno, llevo más de una década tomando el pulso a la industria relojera. “De los relojes lo que más me asombra es cómo actúan como instrumento de identidad. Son testigos de los cambios sociológicos y culturales».

Artículo anterior

Un día con Breguet en Frieze Los Ángeles: arte, relojes y el “outfit” de las "celebrities"

Siguiente artículo

La Esmeralda, el reloj más mítico de Girard-Perregaux, ahora en oro blanco

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share