Los tesoros de Biver se muestran al mundo

El gran mago del marketing relojero, Jean-Claude Biver, ha decidido exponer su colección de relojes más íntimos. Y lo hace en asociación con la casa de subastas Phillips. El empresario relojero, artífice de la resurrección de Omega, Blancpain o Hublot, presume de una colección envidiable.

Su acervo incluye un Patek Philippe Perpetual Calendar Chronograph Ref. 2499, considerado el Santo Grial de los aficionados, y un Perpetual Calendar Chronograph Ref. 1518 con esfera rosa lanzado en 1941, el primer reloj de pulsera en contar con ambas complicaciones y el primero del mundo en ser realizado en serie. Solo existen 12 versiones con caja de oro rosa y esfera rosa, lo que lo hace extremadamente raro. Además está en perfectas condiciones.

Perpetual Calendar Chronograph Ref. 1518 de oro rosa, Perpetual Calendar Chronograph Ref. 2499 de oro amarillo, Ref. 1579 de platino, Ref. 96HU Worldtime Prototype, todos de Patek Phllippe.

También destacan tres Rolex Cosmograph DaytonaZenithRef. 16520, uno de ellos con esfera Mark I, que resalta porque separa ‘Cosmograph’ del resto del texto y el logotipo Rolex. A esta referencia la apodan “Cosmograph flotante” y es el modelo de este tipo más valioso. Una versión con carátula blanca tipo porcelana se vendió en 2018 en Phillips por 187,500 dólares.

Tres Rolex Cosmograph Zenith Daytona Ref. 16520 con escalas taquimétricas de 225.

Además, en su colección destaca también uno de los grandes relojeros vivos, un modelo Simplicity de Philippe Dufour, del que se cree que se fabricaron 205 piezas y Biver tiene la número 180. La colección se presentó por primera vez en Ginebra el 7 de noviembre y seguirá una gira hasta principios de 2020 por Hong Kong, Nueva York y Londres.

La exhibición se bautizó como Jean-Claude Biver: A Retrospective. Share, Respect, Forgive (Jean-Claude Biver: una retrospectiva. Comparta, respete y perdone), un muestra compuesta por 24 relojes. Su hijo Pierre Biver fue el curador de la selección de piezas.

Audemars Piguet Royal Oak.

“La idea detrás de esta exposición es celebrar a un hombre que ha tenido una carrera increíble y ha influido en la industria relojera de muchas maneras. La muestra arroja luz sobre los relojes que Jean-Claude Biver aprecia, explora lo que lo motiva como coleccionista y brinda información sobre distintos aspectos de su vida privada y profesional. Es una mirada retrospectiva a su historia a través de los relojes significativos y excepcionales”, asevera Pierre.

La mayoría de los relojes no se había visto antes. “A medida que esta exposición se hizo realidad, la principal prioridad fue la calidad, tanto de los relojes como de la exposición en sí. Es la forma en que se documentan y presentan lo que hace que esta exhibición sea tan especial, con material de archivo que muestra la vida de un hombre que ha tenido un impacto duradero en la industria relojera. Las fotografías antiguas que acompañan a los relojes dan un toque muy personal”, declara Pierre Biver.

Patek Phllippe Perpetual Calendar Chronograph Ref. 1518 de oro rosa.

¿Cuál es el reloj más valioso? “Esto es difícil de responder”, menciona Pierre, “ya que cada reloj está lleno de significado e historia. Algunos de mis favoritos incluyen el prototipo Hublot Bigger Bang, que recuerdo que mi padre usaba la mayor parte del tiempo”.

En efecto, Biver lo reconoce en un video que acompaña la información de la muestra. “Este reloj me trae suerte y felicidad. Siempre está en mi muñeca. Es parte de mí”. Biver también muestra en el video el primer reloj que tuvo, un Omega Constellation clásico que le regaló su abuelo en su primera comunión, cuando tenía 8 años.

Omega Constellation que recibió en su primera comunión.

“Entre los católicos era usual regalar un reloj cuando hacías la primera comunión”, cuenta el propio empresario. “Es un Constellation clásico de Omega de oro amarillo que no me puse hasta que tuve 18 años”, rememora el ahora presidente no ejecutivo de la división de relojes de LVMH.

“Mi padre siempre compró con los ojos y el corazón, por lo que el valor de las piezas es secundario. La calidad y estética son siempre su principal motivación. De la selección realizada para esta expo, el Perpetual Calendar Chronograph Ref. 1518 es el más raro. Ee sabe que existen una docena o menos, y este es uno de ellos.

Hublot Bigger Bang Chronograph Tourbillon.

“Su condición es simplemente excepcional”, apunta Pierre Biver. “Él nunca me presionó para trabajar en la relojería, pero mi pasión naturalmente evolucionó por tener la fortuna de presenciar y absorber su pasión de primera mano”.

Artículo anterior

El GT de la alta relojería

Siguiente artículo

Ulysse Nardin se convierte en eXplorador eXtremo

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share