¿Por qué el nuevo Santos-Dumont esqueletado sorprende? ¡Fíjate en el micro-rotor!

El nuevo movimiento esqueletado de Santos-Dumont incorpora una masa oscilante con la forma de Demoiselle, un avión diseñado por el aviador brasileño en 1907.

La historia del Santos-Dumont sigue conquistando a los aficionados. Todo empezó cuando Louis Cartier diseñó el icónico reloj Santos en 1904 para el aviador brasileño Alberto Santos-Dumont. El reloj ha evolucionado década a década. Y este año propone tres versiones Santos-Dumont. Los tres son leales al diseño original, pero le dan un toque moderno con un nuevo calibre esqueletado. Disponible en acero, oro rosa y una edición limitada de oro amarillo con laca azul y con un sorprendente microrrotor en forma de avión.

Hagamos memoria. Santos-Dumont no solo era un aviador, también diseño 22 máquinas voladoras, incluido su elegante monoplano en 1908 al que llamó Demoiselle. Además, Alberto Santos-Dumont y Louis Cartier eran amigos y compartían la pasión por las máquinas y la mecánica. Así fue como en 1904, Louis Cartier presentó al piloto el primer reloj de pulsera con una sólida caja cuadrada redondeada y remaches en el bisel. Un precursor de las líneas limpias que marcarían el período art déco. La esfera presentaba números romanos ennegrecidos, un contador de minutos chemin de fer (ferrocarril) y un cabujón de zafiro en la corona, características que siguen siendo ADN de muchos de los relojes de la firma parisina.

Ahora, los últimos modelos Santos-Dumont, con cajas cuadradas redondeadas, ocho tornillos en el bisel y cabujón de zafiro en la corona rinden homenaje a ese reloj de pulsera legendario de Cartier. La caja, que mide 31.4 mm de ancho y 43.5 mm de largo, hace alarde de un perfil delgado de solo 8 mm, solo 0.7 mm más grueso que los modelos Santos-Dumont lacados de 2022 equipados con movimientos ultradelgados de cuerda manual.

Nuevo calibre esqueletado

La novedad aquí es la vista sin obstáculos del nuevo calibre esqueleto automático 9629 MC de Cartier. El movimiento de 212 componentes, que requirió casi dos años de desarrollo, está suspendido entre una red de puentes de formas elegantes que hacen eco de la forma cuadrada de la caja. El detalle excepcional está en la gran abertura circular que alberga el micro-rotor de platino, decorado con una extraordinaria réplica en miniatura del avión Demoiselle de Santos-Dumont. El contrapeso está en el cilindro calado a la 1 en punto, mientras el volante se puede observar a las 11 horas.

De las tres versiones, destaca el modelo de oro amarillo de edición limitada con asas, bisel y puentes lacados en azul. Las versiones otras versiones solo tienen laca en las ranuras grabadas de los puentes: oro rosa con laca roja y acero con laca gris. A primera vista parece que no hay índices horarios, pero el puente cuadrado en el centro de la carátula tiene una especie de brazos que se despliegan hacia el bisel y hacen las funciones de indicadores de la hora. Las manecillas son de acero azulado en forma de espada.

Todos laten con el nuevo calibre 9629 MC, el movimiento automático late a 28,800 alternancias/hora y reserva de marcha de 46 horas. Los tres modelos están equipados con correas intercambiables de piel de aligátor con hebilla ardillón. 

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Cartier Santos-Dumont Micro-Rotor

    
Movimiento:
   
Calibre 9629 MC, automático esqueletado con microrrotor de platino, 28,800alt/h, 46 h de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos
   
Caja:
   
43.5 mm, oro amarillo con laca azul, oro rosa o acero inoxidable, cabujón de zafiro azul en la corona, cristal de zafiro en ambos lados, hermeticidad de 30 m
   
Carátula:
   
Esqueletada, puentes realzados con laca (azul para oro amarillo, rojo para oro rosa, gris para acero), microrotor decorado con aviones Santos-Dumont , agujas de horas y minutos en forma de espada de acero pavonado.
   
Correa:
   
Oro amarillo con correa de piel de aligátor azul oscuro semimate y hebilla ardillón dorada, oro rosa con correa de piel color burdeos semimate y hebilla ardillón de oro rosa, acero con correa de piel de aligátor gris semimate y hebilla ardillón de acero; todas las correas son intercambiables
   
Precio:
   
37,500 euros oro amarillo, 36,400 euros oro rosa y 27,900 euros acero.
Yolanda Ruiz

Periodista todoterreno, llevo más de una década tomando el pulso a la industria relojera. “De los relojes lo que más me asombra es cómo actúan como instrumento de identidad. Son testigos de los cambios sociológicos y culturales».

Artículo anterior

Y se hizo la luz (de neón)

Siguiente artículo

La refinada (y envidiable) elegancia del nuevo Ingenieur de IWC Schaffhausen

Notas relacionadas
Leer más

El nuevo MP-11 de Hublot en cristal de zafiro Water Blue

Big Bang MP-11 Power Reserve 14 Days Water Blue Sapphire mantiene su escultural movimiento con siete barriletes y añade un nuevo tono a la paleta de colores de zafiro de la manufactura: un azul agua radiante y translúcido.
Leer más

Singer Reimagined, la creatividad es el camino

La firma Singer Reimagined ha sido capaz de cambiar nuestra perspectiva del cronógrafo, posiblemente la complicación más usada y explotada del mercado. Hablamos con su fundador Marco Borraccino, gran defensor de la creatividad dentro de la relojería.
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share