Santos de Cartier 12

Santos de Cartier es el regalo perfecto para el Día del Padre

Te presentamos varias versiones del Santos de Cartier perfectas para obsequiar el Día del Padre. Y tenemos un favorito…

Cuando te pones un reloj Santos de Cartier, se siente como si llevaras un pedazo de la historia de la relojería. Y un pedazo muy importante. Por eso es perfecto para regalar el Día del Padre.El Santos fue el primer reloj diseñado con una caja moderna con asas integradas para ser usado en la muñeca. Esto causó una revolución en la manufactura de estos accesorios. Además, es probable que fuera el primer reloj que tuvo un nombre”, dice Pierre Rainero, director de Imagen, Estilo y Patrimonio de Cartier, uno de los grandes conocedores de la historia de la legendaria marca.

Ojo, estamos hablando de que el Santos de Cartier apareció en 1904, cuando los relojes de bolsillo dominaban el mundo. Aunque es cierto que en los archivos de Cartier se registra la existencia de relojes de pulsera para mujer desde 1888, el Santos fue otra cosa. La historia de su origen es una maravilla. El aviador Alberto Santos-Dumont le pidió a Louis Cartier que creara un reloj que le permitiera consultar la hora sin tener que apartar las manos de su aeronave. La solución de Louis fue diseñar una caja con las asas integradas y colocarle una correa que permitiera llevarlo en la muñeca.

Santos de Cartier 8
El aviador brasileño Alberto Santos-Dumont.

El brasileño Alberto Santos-Dumont no era cualquier piloto. Fue un inventor y pionero de la aviación que diseñó más de 22 máquinas voladoras y arriesgo su vida en cada vuelo de prueba. Y qué decir de Louis Cartier. El nieto de Louis-François, que fundó la Maison en 1847, era un visionario del diseño. Louis dictó el tono para que Cartier se convirtiera en el maestro de las formas relojeras, con modelos como el Tonneau, el Tank y el Tortue, por mencionar algunos.

¿Por qué es importante tener un Santos de Cartier?

El Santos de Cartier empezó a venderse en 1911 con mucho éxito. No solo porque era un reloj de pulsera, sino porque su caja era cuadrada en la era de los relojes redondos. Sin embargo, era un cuadrado refinado. Con sus esquinas redondeadas y sus asas armoniosamente esculpidas, fue una expresión tempranísima del estilo Art Déco. Además de lo innovador que resultó, el Santos reflejó la convicción de Cartier de que la estética y la técnica deben de ir de la mano. La solución de las asas integradas surgió, como ya se dijo, en respuesta a una necesidad específica.

Hay que destacar que si bien el Santos de Cartier apareció hace 120 años, ha seguido siendo un reloj moderno y atemporal. Obviamente se ha rediseñado varias veces, la más reciente en 2018. Pero el espíritu del reloj original continúa presente en la forma cuadrada con las curvas en las esquinas y los cuernos que convergen hacia el brazalete para añadir movimiento. Y también en la decisión de dejar visibles los remaches funcionales que fijan el bisel del Santos a la caja, un detalle genial clave en la irresistible personalidad de este reloj.

Santos de Cartier 11
Los remaches del bisel son una de las señas distintivas del Santos de Cartier.

Cartier también es un mago de las proporciones, ese “equilibrio entre las líneas y las formas, el volumen y la armonía que emanan del diseño”, como explica la Maison. Para escribir este artículo, tuve el placer de ponerme los ocho modelos de Santos de Cartier que les recomendamos para obsequiar este Día del Padre. Lo que puedo decir es que realmente se abrazan a tu muñeca, y que si tu muñeca pudiera, también los abrazaría. Son cómodos y ergonómicos, los acabados son una locura, y las esferas parecen pantallas de ultra alta definición. Cualquiera que escojas como regalo para tu papá (aunque tenemos un favorito), lo va a hacer un hombre muy feliz.

Estos Santos de Cartier los puedes encontrar en la icónica boutique de la marca en Avenida Presidente Masaryk 456 en la Ciudad de México. Pero también puedes comprarlos en línea aquí.

Para los padres vanguardistas

El Santos de Cartier Skeleton es uno de los relojes de su clase más fascinantes que existen. No solo está equipado con un movimiento esqueletado de cuerda manual fabricado internamente por la Maison. Además, los puentes calados tienen la forma de números romanos, uno de los elementos más distintivos de la relojería de Cartier. Esto lo convierte en una pequeña escultura para la muñeca.

Santos de Cartier 4
Movimiento esqueleto de cuerda manual 9612 MC.

El modelo en tamaño grande está disponible con caja en oro amarillo 750/1000 y una corona heptagonal decorada con un zafiro facetado. El brazalete de oro amarillo tiene el utilísimo sistema de modificación de la talla “SmartLink”. Se entrega con una correa adicional de aligátor gris semimate, que puede intercambiarse fácilmente gracias al sistema “QuickSwitch”.

Santos de Cartier 2
Ancho de la caja: 39.8 mm. Grosor: 9.08 mm.

Otra versión del Santos de Cartier Skeleton del mismo tamaño e igual de escultural está hecha en acero inoxidable. La corona también está decorada con un zafiro facetado, y las clásicas agujas en forma de espada son de acero azulado. Además del brazalete de acero con sistema “SmartLink”, se entrega con una correa adicional de aligátor con el sistema intercambiable “QuickSwitch”.

Para los padres clásicos

Este modelo tamaño grande del Santos de Cartier es sencillamente infalible. Combina oro amarillo 750/1000, un material que nunca pasa de moda, con una clásica esfera opalina plateada. Esto permite apreciar perfectamente los signos de identidad del Santos: los números romanos, la minutería ferrocarril y las agujas tipo espada en acero azulado. La ventana de la fecha tiene el tamaño ideal. ¿Y qué tal los preciosos remaches de la caja y el brazalete también hechos en oro amarillo? La corona, de forma heptagonal, está decorada con un zafiro. Nuevamente, en el brazalete encontramos el sistema “SmartLink”, que permite retirar los eslabones para ajustarlo al tamaño de la muñeca. Viene con una correa adicional de aligátor con el sistema intercambiable “QuickSwitch”. Lo impulsa un movimiento de carga automática.

Santos de Cartier 1
Movimiento de carga automática calibre 1847 MC.
Para los padres sport-elegant

Hay tantas cosas que me gustan de este Santos de Cartier modelo-extra grande que empiezo rápido. Primero, lo más obvio: que es un cronógrafo automático con un diseño muy agradable y legible. Segundo, la combinación de acabados en la esfera. Tercero, esas agujas horarias tipo espada de acero negro y material luminiscente que lucen muy deportivas. Cuarto, la combinación de caja de acero y bisel de oro amarillo con remaches de acero. Quinto, el brazalete de acero con remaches de oro amarillo. Sexto, el pulsador del cronógrafo a las 9 horas, colocado ahí para conservar la simetría de la caja. Además, la corona está decorada con una espinela azul sintética facetada, viene equipado con los sistemas “SmartLink” y “QuickSwitch”, y se entrega con una correa adicional de caucho.

Santos de Cartier 10
Movimiento de carga automática calibre 1904 CH MC.
Para los padres viajeros

La colección Santos-Dumont tiene un diseño que rinde tributo al Santos que Cartier empezó a vender en 1911. Es más discreto en la muñeca y tiene un toque vintage, pero con elementos totalmente contemporáneos. Uno de ellos es el acabado satinado plateado con efecto rayos de sol de la esfera. Este modelo tamaño grande se presenta en una caja en acero y un bisel en oro rosa 750/1000. La corona perlada de acero, un tesoro de Cartier, está decorada con un cabujón de espinela sintética azul. Se complementa con una correa de piel de aligátor color negro y hebilla de acero.

Santos de Cartier 3
Dimensiones de la caja: 43.5 mm x 31.4 mm. Grosor: 7.3 mm.
Para los padres fashion

Como el reloj atemporal que es, el Santos de Cartier refleja y lleva un paso más allá el mood de nuestra época. En la relojería, eso incluye las esferas de colores. Un buen ejemplo es este modelo tamaño mediano con una preciosa esfera marrón degradada satinada con efecto rayos de sol. Según cómo le dé la luz, la esfera produce un hipnótico juego de reflejos y tonalidades que la hacen lucir siempre fascinante. La caja es de acero y la corona está decorada con una espinela sintética azul facetada. El brazalete de acero tiene el sistema “SmartLink”. Se entrega con una correa adicional de aligátor marrón, que puede intercambiarse fácilmente gracias al sistema “QuickSwitch”. Su mecanismo es automático.

Santos de Cartier 7
Ancho de la caja: 35.1 mm. Grosor: 8.83 mm.

Otro gran ejemplo es el Santos de Cartier tamaño grande con el mismo tipo de esfera, aunque en este caso es de color azul. Es un reloj ganador que cualquiera (yo, por ejemplo) quisiera tener. La caja y el brazalete, con sistema “SmartLink”, son de acero, y viene con una correa adicional de piel de aligátor azul intercambiable mediante el sistema “QuickSwitch”. Su mecanismo también es automático.

Santos de Cartier 9
Ancho de la caja: 39.8 mm. Grosor: 9.38 mm.
Para los padres trendsetters

Cartier es la marca reina de las tendencias y los trendsetters, como lo demuestra este Santos de Cartier tamaño grande con una esfera verde degradada satinada con efecto rayos de sol. Entre los ocho modelos que me probé, este es el que más recomiendo para regalar el Día del Padre. Tiene las dimensiones y proporciones que me parecen ideales, y la carátula verde –el color más trendy de la relojería– es perfecta para hoy y la eternidad. La corona cuenta con una espinela azul facetada. El reloj se entrega con una correa adicional de piel de aligátor verde que tu papá no se va a querer quitar. Como en sus hermanos Santos de Cartier, el brazalete tiene el sistema de modificación de la talla “SmartLink” y se puede intercambiar por la correa gracias al sistema “QuickSwitch”.

Santos de Cartier 5
Ancho de la caja: 39.8 mm. Grosor: 9.38 mm.

Con caja en acero o en oro amarillo, con brazalete metálico, correa de piel o de caucho, el Santos de Cartier es el epítome de la elegancia chic. Y representa uno de los capítulos más audaces en la historia de Cartier y la relojería. ¿Quién no querría ser parte de esto? Tu papá seguro que sí.

Te contamos más de la colección Santos y de la experiencia de compra en la boutique de Cartier en este video:

Manuel Martinez

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de Relojes estoy como en casa.

Artículo anterior

Pasión automotriz que protege tus relojes

Siguiente artículo

JAEGER-LECOULTRE DUOMETRE QUANTIEME LUNAIRE, LA RECONQUISTA DE LA PRECISIÓN

Notas relacionadas
Leer más

Gerald Charles, impulso hacia el futuro

Gerald Charles llega a SIAR Summer Experience. Sus líneas Masterlink y Maestro en vivo en el salón relojero que se celebra en Ciudad de México.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share