chronoswiss

El tourbillon ligero y sutil de Chopard

La innovación es el resultado de la curiosidad y creatividad, pero si les ponemos estilo el resultado es muy alentador a los ojos. Por ello Chopard se aventuró con estos preceptos para lanzar su primer calibre tourbillon volante, que combina estilo y elegancia en el modelo L.U.C. Flying T Twin.

El nuevo integrante de la familia L.U.C es una edición especial de 50 unidades. La colección L.U.C. nos tiene acostumbrados a movimientos originales y complicados. Ahora, la nueva propuesta vienen en una caja de 40 mm de oro rosa con certificado Fairmined y late con el nuevo calibre L.U.C. 96.24-L con una reserva de 65 horas, gracias a dos barriletes superpuestos según la arquitectura Twin de Chopard.

 

 

Sus horas son reguladas por un tourbillon volante que se caracteriza por la ausencia de puente superior, y se sostiene por la parte inferior de menor grosor. Innovación que además de tener certificación de cronometría, dispone de un sistema de parada de segundero que permite un ajuste exacto de la hora. El Punzón de Ginebra avala sus credenciales.

El tourbillón se observa desde una apertura que se ubica a las 6 horas. Su diseño ligero es aprovechado para crear un efecto de transparencia y profundidad que dan una personalidad que lo hacen destacar. La apertura está hecha en su esfera de oro trabajado en guilloché a mano.

Su diseño de colmena hace alusión al primer logotipo que usó Louis-Ulysse Chopard. La esfera gris rutenio hace contraste con los índices y sus agujas de oro rosa.

Esta versión no modifica ninguna característica esencial de la línea L.U.C. Este modelo no incorpora la fecha a fin de privilegiar la ligereza y hacer espacio para el tourbillon.

Artículo anterior

Jacob & Co. "enciende" las horas con Bugatti

Siguiente artículo

El Rolex más cosmpolita se viste de Batman

Notas relacionadas
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share