fbpx

“El cliente busca sorprenderse pero quiere sinceridad, algo genuino”

Patrick Pruniaux es uno de los personajes más interesantes en el mundo de la alta relojería. Desde 2018 es CEO de Girard-Perregaux, aunque divide su tiempo con un cargo de la misma responsabilidad en Ulysse Nardin, ambas incluidas en la rama relojera de Grupo Kering. En esta plática donde nos cuenta sus impresiones del SIAR 2019 y sus planes para el futuro.

TDR ¿Cómo ha sido su arribo a Girard-Perregaux ?

Patrick Pruniaux. Entré en septiembre del año pasado a GP. Administro mi tiempo un 50-50 entre las dos marcas [Ulysse Nardin y GP]. Las buena noticia es que aunque no estuvo de todo planeado, la oferta de GP ocurrió mientras estaba en Ulysse Nardin con un año de antelación, por lo que tuve oportunidad de dedicarle el 100 por ciento de mi tiempo a UN y, de este modo, dejarlo todo organizado. Y los últimos 12 meses he podido enfocarme un poco más a GP, trabajar con el equipo, hicimos un par de cambios en el equipo de gerencia senior (senior managing team) y algunos más en marketing. Pero  empezamos sobre muy buenos fundamentos heredados principalmente por mi predecesor en GP y por el producto mismo.

¿El trabajo en Girard-Perregaux cómo lo encontraste?

En GP trabajamos con cuatro pilares, Cat’s Eye, 1966, Bridges y Laureato. Cat’s Eye es un producto muy bien conocido por lo que es, a las mujeres les gusta mucho su diseño específico. El 1966 es soberbio, pero lo que hicimos con él fue reanimarlo y darle pequeños giros de sorpresa con una caja negra o con pequeños detalles que, sin embargo, preservan lo clásico porque queremos mantener el ADN de la colección que es un reloj muy clásico. Pero si hablamos de los relojes que son realmente icónicos, hablamos del Laureato y del Bridges a los que a nivel personal les veo un gran potencial para expresar la marca en su totalidad.

Girard-Perregaux Carbon Glass Concept viste la muñeca de Patrick Pruniaux.

Una dedicación que se refleja en sus colecciones insignia…

Earth to Sky no es nada más que un tema. Lo que hay detrás de esto es muy simple- Solo quisimos hacer referencia al expertise histórico de GP en los relojes astronómicos y las complicaciones. Y ya que estábamos lanzando el reloj Cosmos, consideramos que sería interesante si aplicábamos el mismo espíritu a través de las diversas colecciones, aunque fuera en un solo producto de cada una. Hubo mucha emoción, por ejemplo, con el 1966 que tuvo este twist con una variación de edición limitada.

¿La colección Absolute es la sucesora al Laureato?

Esta versión más deportiva en definitiva no reemplaza al Laureato. Solo es una expresión muy limitada en número de piezas y es un aspecto de la colección, no la colección en sí misma, no queremos generar confusión al respecto. Está el Laureato Absolute y el Laureato. El Laureato es el corazón y el Absolute es una manera más de expresar la marca de un modo más deportivo, pero de ninguna manera reemplaza al Laureato.

La industria presenta cambios muy importantes en sus mensajes ¿Cuál es su estrategia para enfrentar este ambiente?
Tenemos que comunicar siempre nuestro mensaje de un modo que siempre sea interesante para los consumidores jóvenes, refiriéndome con esto a un estado mental más que a una generación. El estado mental de alguien que busca sorprenderse, pero que también quiere sinceridad, algo genuino, y eso es lo que esperamos lograr. Tenemos historia, una gran manufactura, y solo debemos encontrar maneras emocionantes de contarlo todo como el tema Earth to Sky. O puede haber temas estéticos, todo es parte de esto. Hacemos productos de gran calidad y hay mucha gente que los adora. Es bueno en nuestra estrategia tener cierta flexibilidad al tiempo que preservamos el espíritu de la marca y su gran calidad relojera.

¿Qué impacto ha tenido Earth to Sky con el tema de moda que es el espacio?

La respuesta del mercado al tema Earth to Sky fue realmente muy positiva. Fue una manera de hacer de una complicación algo muy poético, una forma de expresar en palabras simples y hermosas lo que hace el reloj en lugar de solo describirlo de un modo técnico. Vamos un poco más allá y le damos un poco de poesía.

El vidrio azul en la caja del Girard-Perregaux Carbon Glass Concept tiene un efecto explosivo.

¿Las ediciones especiales son arte o una interpretación comercial?

No debemos hacer ediciones especiales con propósitos comerciales. Deben ser significativas. En el caso de México creo que es un país al que debemos rendir tributo con una edición limitada. Creo que es un enfoque justo, estamos hablando de horología y hay muchos coleccionistas que buscan cosas únicas y debemos dárselas.

 Ahora en el SIAR  muchas marcas se basaron en experiencias nuevas. El público está en busca de ello, lo que puede ser peligroso si se olvida la tradición de las marcas, ¿Quizá es una estrategia para atraer a las nuevas generaciones a la marcas? ¿Cuál sería la experiencia que ofrece la marca?

La historia de la marca es su propia experiencia y se está redescubriendo constantemente, pero no es suficiente porque tenemos que expresarlo. Pero déjame presentarlo con un ejemplo: estamos abriendo la manufactura al público. Además, es un producto que puede dirigirse a los territorios que se desea orientar y es un producto que tiene todo muy bien hecho. Entonces tenemos que expresar eso. Quiero decir que es probablemente a donde van los experimentos. Ahí es donde tenemos que ser mejores, en presentar lo que hacemos.

¿Entonces seguirán esa tendencia?

Para ser sincero, no estamos compitiendo entre las diferentes marcas de relojes. Estamos compitiendo contra el resto en el  juego de lo que somos. Necesitamos ser más atractivos que cualquier auto nuevo, que un nuevo iPhone, una nueva computadora o alguien que esté listo para hacer un producto increíblemente deseable. Ese es el legado que tenemos que proteger. Ahora puedo ver que algunas personas tienen desde algunos relojes inteligentes hasta algunos relojes mecánicos. Quieren descubrir algo que saben. Y además de eso, no quieren ser parte de los millones y millones de personas.

Este tipo de eventos locales que se realizan fuera de Suiza ¿cómo los evalúas?

Creo que las cosas todavía no están del todo dichas en el tema de las ferias. Tan solo esta mañana el SIHH se ha convertido en Watches & Wonders. Las cosas están cambiado lo cual es bueno. Son realmente importantes porque acercan el producto al consumidor. Además, nos ayudan a entablar contacto con representantes locales y se hace una especie de celebración alrededor de los relojes. En general creo que hacen un buen trabajo.

 Hablemos un poco sobre los mercados ¿qué diferencia  hay entre el mexicano y los demás?

Se trata de un  mercado muy interesante, muy bien informado, con interés en los relojes, que busca características técnicas de un reloj, que quiere entender lo que está pasando. También está muy abierto al resto del mundo, donde existen medios de comunicación especializados en el tema y también con un gusto por el lujo.

¿El cliente en México busca reloj deportivo o de alta complicación?

Ambos. Es un mercado con libertad y eso es lo que me encanta, aunque me gustaría que hubiera una producción en cajas de diferentes diámetros. Además en Mexico se siente un buena vibra.

Earth to Sky, una colección de Girard-Perregaux que hace un tributo a los años 60.

¿Qué le ha dejado esta edición del SIAR 2019?

Para ser honesto, es uno de los eventos más importantes en la industria. Y estoy muy contento de ver que el sector relojero se beneficia de estos eventos mundiales que van mucho más allá de Suiza. Existe uno al final del año que se realiza en noviembre en Dubai, sin embargo para nosotros es muy importante que el SIAR sea a final de año.  Creo que ese tipo de iniciativas promueve la tradicional industria relojera.

¿Son similares los eventos de México y Dubai?

Desde luego hay sus diferencias, pero en ambos casos los anfitriones son muy cálidos, sin embargo en México el SIAR es muy sofisticado.  Se siente un ambiente muy fresco que no solo se trata de lujo, aunque es exclusivo sin crear una barrera, lo que a mi entender es algo muy importante. Sin embargo algunas marcas creen  que se trata de tener una muestra en un libro cerrado que no se abre a nadie, pero creo que deberíamos  navegar junto al resto del mundo. En grupo Kering  trabajamos con distintas marcas y desde luego podemos ejecutar ese plan. Ahora el mundo de la moda es una industria diferente. Pertenecemos al mundo de lujo, pero nuestros productos deben de ser conocidos y debemos ser inclusivos.

No Comments Yet

Comments are closed