fbpx

La mano angelical de Christophe Claret

El maestro Christophe Claret cumple 10 años del lanzamiento de su firma. Una doble independencia que celebra también el trigésimo aniversario de su manufactura. Y presenta Angelico para la doble efeméride. Siempre con el ingenio más inspirador como motor relojero. Un tourbillon con escape de retén largo y sistema inédito de transmisión con caracol por cable.

Nueva hazaña mecánica del maestro afincado en Le Locle. El guardatiempo hace alusión a Fra Angelico, el célebre pintor de los ángeles. La filosofía renacentista de Claret, “el arte por el arte”, desemboca en un instrumento relojero con evocación de los cronómetros marinos del XVIII. Estética pero mecánica de máxima precisión. Además de la combinación del tourbillon con ese cautivador sistema de transmisión, Angelico es una creación totalmente técnica que presenta visualización de doble zona horaria saltante, indicación día/noche y reserva marcha. Curiosa también la indicación de los minutos mediante aguja periférica a modo de bisel interno.

Principios clásicos en el fondo y apariencia totalmente contemporánea. En lugar de la tradicional cadena, el barrilete de doble muelle se conecta al caracol con una cable de nanofibra Dyneema. Así se consigue menos fricción y una reserva de marcha que se duplica. Para evitar cualquier riesgo de rotura, el cable se ata y enrolla dos veces. El remontaje del cable controla la indicación de la reserva de marcha y la señal “stop work” en el puente del caracol indica el fin del remontaje del barrilete –dos montados en paralelo que garantizan más de 72 horas de marcha-.

Y en el corazón de la pieza, luce el tourbillon con un giro completo cada seis minutos. De esta forma reduce su inercia. Para su construcción, emplea titanio en la caja y aluminio en los puentes. Christophe Claret vuelve a usar como en el Maestoso una leva antivuelco integrada en la espiral -funciona como fiable mecanismo de seguridad-. Por primera vez se integra en el tourbillon. Purismo relojero complicado por la elección de un escape de retén largo. Un calibre de cuerda manual con 470 componentes en caja de 45,50 mm.

Angelico está disponible en sendas ediciones limitadas de diez piezas en oro rosa o titanio. Puentes al estilo Carlos X biselado a mano, rubí natural o en zafiro azul, sello propio de Christophe Claret. Un homenaje valioso para una década de vida. La marca también anunció que amplía la garantía de todas sus piezas a cinco años. Innovación técnica con firmeza.

No Comments Yet

Comments are closed