fbpx

Oris y su compromiso por un mar limpio

Más de ocho millones de toneladas de plástico se filtran cada año en el océano, el equivalente a un camión de basura por minuto. Según los expertos, en 2050 habrá más plástico en el océano que peces y se estima que un 99% de las aves marinas habrán ingerido plástico.

Según Greenpeace, en 2020 se superarán los 500 millones de toneladas anuales, lo que supondría un 900% más que los niveles registrados en 1980. A pesar de que las cifras dan vértigo, afortunadamente la concienciación ha empezado a dar sus frutos, pero queda un largo camino por recorrer para preservar los océanos y a nosotros mismos de nuestra propia e irresponsable conducta.

De hecho son cada vez más la firmas relojeras que vuelcan sus esfuerzos (y beneficios) en proteger el planeta de la acción del hombre sobre él y, principalmente, sobre los océanos, que representan las tres cuartas partes de la Tierra. Iniciativas que redundan en beneficio de todos y que ofrecen como resultado más palpable relojes realizados en ediciones especiales y, cada vez más, en materiales ecológicos o reciclados.

La firma suiza independiente Oris ha colaborado con las principales organizaciones de conservación marina durante años, y de hecho lo sigue haciendo, como es el caso de la Reef Restoration Foundation, con quien está asociada para ayudar a restaurar la Great Barrier Reef; o su apoyo al nadador y embajador de Oris, Ernst Bromeis, quien planea nadar 800 kilómetros a través del lago Baikal, como parte de su nueva campaña mundial de concienciación sobre el agua.

Este año, Oris se ha fijado la misión de mejorar la situación climática por la que atraviesa nuestro planeta y ha adoptado los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Por ello, acaba de anunciar una nueva asociación con Pacific Garbage Screening, una joven organización pionera que desarrolla tecnología para mantener el agua limpia, capturando plástico antes de que invada el océano.

En Baselworld tuvimos oportunidad de hablar con la CEO de Pacific Garbage Screening, Marcella Hansch, la joven arquitecto y fundadora del proyecto que nos explica su idea para deshacerse del plástico en los océanos: “El concepto de la organización es una plataforma flotante situada en ríos y estuarios que recupera y recicla la basura plástica, convirtiéndola en energía y productos biológicos, como los plásticos biodegradables”.

Una idea ingeniosa que estructuralmente no puede dejar de recordarnos una gigantesca peineta o, en su defecto, un rastrillo moderno. Pero asociaciones de ideas y metáforas a un lado, en realidad su forma arquitectónica calma las corrientes y, por ello, debido a la baja densidad de los plásticos, las partículas flotan hacia la superficie.

No se precisan sistemas de filtro, lo que significa que las vidas marinas no se dañan. El equipo de Pacific Garbage Screening está trabajando en un prototipo para probar el concepto.

El compromiso de Oris con la conservación de los océanos comenzó en 2010, y con cada edición limitada se entrega un certificado especial en el que se explica con detalle cada proyecto respaldado por cada uno de estos relojes. Ese primer año, Oris realizó su primera colaboración con AMCS para ayudar a proteger la vida marina y el arrecife de coral más grande del mundo: la Gran Barrera de Coral, patrimonio de la UNESCO.

En 2011 firmó un acuerdo con la ONG Bluepeace Maldivas y apoyó su programa para proteger a los corales de los atolones. Al año siguiente, la marca quiso dar especial apoyo al Parque Natural de los Arrecifes de Tubbataha en Filipinas. En 2014, organizó un campamento de estudio bajo el patrocinio del Centro Ambiental del Mar Rojo en Dahab Egipto y, en 2016, se unió a la Sociedad Australiana de Conservación Marina para ayudar a proteger la Gran Barrera de Coral.

También llegó a un acuerdo con el Instituto Español de Oceanografía para financiar un grupo de estudio para obtener más información sobre el volcán submarino de El Hierro en las Islas Canarias. Los siguientes años ha participado en proyectos en distintas áreas en México, Cayo Largo y Clipperton.

Tiempo de Relojes/España

No Comments Yet

Comments are closed