Panerai lanza su primer calendario anual en su línea Radiomir (y el resultado es notable)

Panerai lanza su primer calendario anual y lo incorpora en una doble edición de Radiomir. Al igual que su calendario perpetuo, el mecanismo destaca por su fácil uso y legibilidad.

Sí, has acertado, lo mejor es mantener el camino para repetir el éxito. Así nos lo acaba de demostrar Panerai. Vista la magnífica recepción que obtuvo su primer calendario perpetuo de manufactura hace dos años, la firma italiana mantiene el mismo patrón en su flamante Annual Calendar, recién presentado en Watches & Wonders. El nuevo calibre se lanza en la colección Radiomir, que parece tendrá un gran protagonismo este año después de la atención que Panerai ha dedicado en los últimos años a la línea Luminor. Radiomir representa el lado más clásico de Panerai. También es el modelo más vinculado con los orígenes de la marca. No en vano, el primer reloj de buceo fabricado por la firma, a mediados de la década de 1930, tenía la forma tonel y las asas fijadas a la caja en aún conservan los actuales Radiomir.

Calendario anual fácilmente legible

Centrados en el mecanismo de calendario anual, repetimos lo mucho que nos recuerda al calendario perpetuo de la casa. Ambos comparten una excelente legibilidad, con una elegante doble ventana de fecha y día de la semana, como información más importante de la complicación. Las referencias de calendario perpetuo desplazaban al reverso del reloj el resto de la información (mes y años bisiestos).

En el Annual Calendar no ha hecho falta y se ha optado para los meses por un realce giratorio que avanza un salto cada final de mes para ajustarse con el indicador que aparece en el índice de las 3 horas. Una solución brillante y de gran sofisticación técnica que ya empleó A. Lange & Söhne en sus Lange 1 Perpetual Calendar. Al igual que otros calendarios anuales del mercado, el mecanismo de Panerai diferencia los meses que acaban en 30 y 31 días, con la única excepción de febrero, momento en el que el usuario debe ajustar él mismo el calendario. Como vemos, son relojes que solo necesitan una corrección al año.

Dos versiones

El Radiomir Annual Calendar se presenta en dos versiones. Las dos comparten el mismo diámetro de caja de 45 milímetros. La primera versión PAM01363 se identifica por la carátula en azul degradado, con la caja realizada en Goldtech, la aleación exclusiva de Panerai para el oro rosa que incluye platino y cobre en su elaboración para conseguir un aspecto radiante de tonos rojizos.

Experiencia Panerai

Más comentada sin duda será la referencia PAM01432, encuadrada dentro del programa Panerai Experience. La adquisición de la pieza viene acompañada de una experiencia organizada por la propia firma de tres días de duración. El modelo en cuestión está fabricado en Platinumtech, otra aleación comercializada en exclusiva por Panerai y la cual, según afirma la propia firma, destaca por su mayor dureza respecto al platino tradicional. Esta característica obliga a que cada una de las cajas reciba un tratamiento especial y tenga que ser trabajada y pulida íntegramente a mano.

El Radiomir Annual Calendar de Platinumtech viene acompañado de una carátula de burdeos degradado y acabado soleado, será de venta exclusiva en las boutiques de Panerai. Además de llevarse una fantástica pieza a su casa, los compradores de esta última edición del disfrutarán de una exclusiva experiencia en Roma con el resto de los compradores de la edición.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Panerai Radiomir Annual Calendar Goldtech y Platinumtech

    
Movimiento:
   
Calibre automático P.9010/AC, 28,800 alt/h, marcha 3 días, dos barriletes, 40 rubíes, 316 componentes.
   
Función:
   
Horas, minutos, pequeño segundero, calendario anual.
   
Caja:
   
Goldtech en la versión de esfera azul y Platinumtech en la versión de carátula burgundy. 45 mm. Sumergible 100 metros. Fondo de zafiro.
   
Carátula:
   
Azul degradado o burgundy degradado con cepillado tipo sol, índices y números arábigos luminiscentes. Fecha a las 3 horas y pequeños segundos a las 9 h.
   
Correa:
   
Aligátor azul oscuro.
Andrés Moreno

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.

Artículo anterior

Dos tourbillones Octo Roma muy atrevidos

Siguiente artículo

Patek Philippe moderniza el modelo Calatrava

Notas relacionadas
Leer más

Gerald Charles, impulso hacia el futuro

Gerald Charles llega a SIAR Summer Experience. Sus líneas Masterlink y Maestro en vivo en el salón relojero que se celebra en Ciudad de México.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share