fbpx

Reservoir hace más entretenida la inmersión

El buzo lleva más de 45 minutos sumergido, la profundidad supera los 20 metros, la concentración es inminente pero el deseo de explorar se presenta conforme pasa el tiempo, pero es hora de verificar todos los instrumentos, entre ellos uno de los aliados importantes debe ir ajustado a la muñeca, un reloj que sea tecnológicamente confiable y divertido.

El modelo Hydrosphere de la casa de origen francés Reservoir, muestra una patente que representa los minutos retrógrados, los cuales se muestran en un arco circular de 240 grados, una hora de salto a las 6, además de una reserva de energía que es de 5 a 7 horas, la cual se indica en ese mismo espacio (las 5 y 7 en punto).

Esta pieza, que se inspiró en el manómetro, un instrumento esencial para los buzos , se presenta en tres modelos en una caja de 45 mm de acero con esfera en color azul, negro y blanco según la línea, su movimiento es un ETA 2824-2 agregado en un módulo de 124 piezas patentado por la casa relojera.

Su bisel de cerámica con doble graduación gira a 240 grados con la finalidad de medir los tiempos corto, por ejemplo las paradas de descompresión de 15 minutos.  Al pasar de los 120 grados había un vacío entre las 5 y 7, por lo que la graduación permite omitir este espacio, lo que da la oportunidad de leer el tiempo transcurrido en ese lapso.

Su estuche impermeable tiene un medidor equipado con una válvula de helio y puede sumergirse hasta 250 metros gracias a su fondo y corona atornillados. Para que tenga una excelente ajuste a la muñeca se ofrecen dos opciones, la primera es un brazalete de acero y cierre de hoja plegable con sistema de extensión, mientras que la segunda opción es una correa de caucho.

Así Reservoir ofrece una alternativa divertida y especial para los amantes del buceo, que quieren hacer sus actividad con personalidad, sin dejar de lado la seguridad donde el tiempo es muy importante para este deporte.

No Comments Yet

Comments are closed