Pragmatismo americano

Espíritu solvente y funcional para viajar por el mundo. Y un toque decorativo para representar el doble huso horario (complicación estrella del año)

Ha sido un año muy prolífico en piezas con función de doble huso horario como esta de Bulova. Prácticamente, no ha habido marca sobre la faz relojera que no haya lanzado este año nueva versión de la función propia para los viajeros por excelencia. Una forma adecuada de responder comercialmente a un mercado que abría fronteras, se olvidaba por completo de la pandemia superada y recuperaba las ansias de libertad más allá del propio hogar convertido en refugio seguro. 

Más funcional

Por regla general, cada marca ha tratado de impulsar una pieza de colección regular adaptada con mayor o menor éxito para la complicación GMT, renovándola con algún toque de diseño para una lectura más funcional. Y hablando de Bulova propiamente, la firma americana apostó por realizar esta complicación en su colección Wilton. De aspecto clásico, hay diversos modelos y funciones, pero la nueva pieza destaca por su originalidad, cierta elegancia pragmática y relación calidad/precio. Salvo por un par de detalles como diseño de caja y numerales romanos reconocibles en la colección, podríamos apuntar que este nuevo Wilton GMT goza de mayor personalidad que ningún otro dentro de la familia. 

Se presenta en caja de acero de 43 mm con una esfera azul con detalles plateados, más visibles en los mencionados índices con números romanos, así como en el logo de Bulova a las 12 h. Como decoración de la esfera, se emplea el motivo de paralelos y meridianos o líneas imaginarias al que pertenece el propio Greenwich Mean Time y marcan las referencias horarias. El globo terrestre está representado en la parte central en relieve. La función GMT se indica con una cuarta manecilla con tono de color rojo distintivo en la punta y se complementa con el anillo interno bicolor de 24 horas como indicador de la segunda zona horaria del mundo. 

Dos versiones

Aunque predominan cajas de diámetro inferior en el mercado, sus 43 mm lucen bien en la muñeca y permiten una buena legibilidad. El cristal de zafiro es abombado. Y viste correa de piel con un acabado tipo cocodrilo. Hay otra versión de este Wilton GMT en caja de acero con acabado PVD dorado, carátula blanca y correa de piel café. La firma emplea de nuevo un calibre japonés Miyota con indicación de fecha en la ventana situada a las 3 horas. Fiable, solvente y funcional. A viajar por el mundo.

Artículo anterior

La versátil elegancia de Bovet

Siguiente artículo

Armadura samurái

Notas relacionadas
Leer más

Hielo sobre nieve

Es temporada de esquí, así que fuimos a Jackson Hole con un reloj que resulta el cómplice ideal, el Montblanc 1858 Iced Sea.
Leer más

Su próximo reloj será usado

Según la consultora LuxeConsult, el mercado de relojes de segunda mano triplicará su tamaño en la próxima década y superará incluso al mercado de relojes nuevos.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share