chronoswiss

El mejor maestro para aprender francés

Sigue siendo magistral desvelar el pulso oculto de los grandes creadores históricos relojeros. La curiosidad por descubrir la escondida firma inimitable es otro de los estímulos para auscultar un reloj de Breguet como un mecanismo mágico con vida propia. Purismo, ortodoxia y clasicismo que trae de vuelta la elegancia de los relojes de bolsillo que circulaban por la aristocracia europea desde finales del siglo XVIII y durante el XIX antes de nacer el reloj moderno de pulsera. Dos piezas cuyo valor reside en los detalles que un sólido savoir-faire que permite aprender francés correctamente -el idioma por antonomasia del lenguaje relojero-.

Breguet Classique 7137.

Breguet vuelve con una lección delicada de composiciones estéticas en la carátula que juegan con el guilloché. Classique 7137 y Classique 7337 son las dos grandes novedades que la maison presenta este año. Dos guardatiempos en comedida caja de 39 mm que, fiel a la tradición, mantiene la sobriedad y sus elementos esenciales como las agujas Breguet “à pomme évidée” -manzana ahuecada- y los números romanos en su carátula.

Una lección delicada de composiciones estéticas en la carátula.

Classique 7337 exhibe tres tipos de motivos decorativos: “grain d’orge” (grano de cebada) en la parte externa del círculo de las horas, “damier” (damero) en el segundero pequeños y “clous de Paris” (clavos) en el centro. Nubes vuelan grabadas en el cielo lacado de la fase de luna, con detalles que evocan la Vía Láctea.

Breguet Classique 7337.

La propia Luna adopta una visión realista con relieves pulidos y cavidades mates. De forma simétrica, Classique 7337 exhibe día y fecha en dos aperturas a las 10 y las 2 h. Una elegante combinación de caja de oro blanco -carrura acanalada y asas redondeadas- con esfera en color “bleu Breguet” -el azul de tono equilibrado de la maison-.

Breguet Classique 7337 exhibe día y fecha en dos aperturas a las 10 y las 2 h.

Classique 7137, en cambio, muestra otra paleta de “guilloché à la main” (a mano): motivos “panier maillé” (cesta) para la indicación de la reserva de marcha, “damier” para la fecha y “clous de Paris” para la parte principal de la esfera. Igualmente, caja de oro blanco con esfera azul y una pequeña circunferencia de las horas donde destacan los números romanos. Un verdadero lienzo artístico donde el trabajo artesanal se ejecuta con el dominio de las técnicas del torno.

Breguet Classique 7137 en caja de oro blanco con esfera azul.

Classique 7137 y Classique 7337 montan el calibre extraplano 502.3 (versiones QSE1 y DR1) numerado y con la firma de Breguet. Un movimiento automático decorado a mano côtes de Genève con barrilete abierto y masa oscilante descentrada de oro. A nivel técnico, destacan su espiral plana de silicio y el volante Breguet. Aporta una reserva de marcha de 45 horas. Ambos modelos están disponibles en caja de oro rosa con esfera de oro plateado.

Calibre 502.3 QSE1.
Artículo anterior

Tiempo de Relojes #112 PRIMAVERA 2020

Siguiente artículo

Fleurier a primer plano

Notas relacionadas
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share