“Ahora tengo que asegurarme de que la Bella Durmiente se levante y camine”

El nuevo capitán de Zenith tiene la fórmula para que la firma siga siendo sólida: mirar hacia dentro y enfocarse en las colecciones Chonomaster y Defy, los pilares de la casa.

Benoit de Clerck es el nuevo capitán de Zenith. Lleva un cuarto de siglo liderando ventas globales en el mercado de relojes de lujo en cuatro continentes. Ha sido director comercial de Panerai y director comercial y presidente de IWC en Norteamérica. Ahora, como CEO de Zenith, tiene una visión propia. Quiere seguir los pasos de Julien Tornare (ahora CEO de TAG Heuer), pero con su toque personal y sus ideas propias. “Julien despertó a la Bella Durmiente. Ahora yo tengo que asegurarme de que se levante y camine”. Su receta para el futuro es enfocarse en los pilares de la casa relojera, que son las líneas Chronomaster y Defy. Y también celebrar su historia auténtica, que todavía tiene muchos tesoros que descubrir.

¿Cuál es su visión para el futuro de la marca?

En primer lugar, Julien ha hecho un trabajo fantástico. Ha preparado la marca, la despertó. La veo como una Bella Durmiente. Lo que Julien hizo es despertar a la Bella Durmiente. Ahora el trabajo que tengo con mi equipo es asegurarme de que la Bella Durmiente se levante y empiece a caminar. Lo que planeo hacer es continuar la misma visión. Zenith es una marca muy rica en historia, muy auténtica.

Fuimos los primeros productores y fabricantes de cronógrafos. Somos una de las pocas fábricas completamente integradas. Incluso durante la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y todas las guerras, la manufactura ha permanecido. Todo tiene una historia y la historia es auténtica, y eso es muy importante. Por ejemplo, el triple calendario que lanzamos ahora tiene que ver con una pieza histórica. El Chronomaster Original Triple Calendario que lanzamos se creó hace 54 años. Es el mismo reloj, pero no es idéntico. ¿Por qué? Porque es un reloj mejorado.

Con una marca de larga historia hay dos posibilidades: buscar fuera o buscar dentro. ¿Cree que la solución para el momento actual es buscar más en el exterior?

Ahora mismo, creo que la marca es tan rica que tiene todo. Hay tanta historia, tantas cosas que contar que, si quitas el polvo siempre encuentras algo nuevo, algo que pertenece a la marca. Así que, para responder a tu pregunta, al menos al principio, será desde adentro totalmente. Eso no nos impide buscar colaboraciones con el exterior, pero la esencia de la marca seguirá estando dentro.

¿Cree que Zenith, siendo propietario de El Primero, podría desarrollar alguna pieza con un movimiento histórico de El Primero para coleccionistas o para subasta…?

Podría ser. Es algo que hay que profundizar y en lo que el equipo está trabajando ahora y podría estar disponible para el futuro. Un aspecto muy importante es que vamos a celebrar nuestros 160 años el año que viene y vamos a tener algo que, sin duda, será inculcado, inspirado y desarrollado a partir de la historia de la marca y la celebración de 160 años. Así que sí, la respuesta es sí, absolutamente, pero tenemos que encontrar la forma de hacerlo correctamente.

En el pasado, Zenith hizo piezas de alta complicación. ¿Cree que esa es una canción que la marca debe reproducir para el futuro?

Siempre hay demanda para la alta complicación, pero es un nicho pequeño. Lo que hemos desarrollado en Zenith es lo que llamamos los Zenith Icons. Lo que hacemos es que tenemos cazadores buscando relojes específicos de los años 60 que se hicieron en cantidades muy pequeñas. Los conseguimos de casas de subastas, de coleccionistas y del mercado. Los compramos, los restauramos al 100% y luego los volvemos a vender en nuestra propia red y esta es una muy buena manera de perseguir la historia de la marca y su circularidad. Porque recuperamos el reloj vendido, lo compramos, lo reciclamos, lo reacondicionamos y lo volvemos a poner en el mercado. A veces tenemos algunos coleccionistas que nos llaman y nos dicen: ¿puedes encontrarme esta referencia? Si la encuentran, se las compraré.

No hay ningún modelo nuevo de Elite para 2024. ¿Por qué?

No. Tenemos nuestros dos pilares principales de la marca que son el Chronomaster y el Defy. El Pilot es una línea adicional. Está creciendo muy rápido porque el modelo es nuevo y, cuando lo lanzamos en Watches & Wonders, fue una locura, todo el mundo quería verlo y lo compró, así que tenemos que producir más para satisfacer a todos. Por eso decidimos centrarnos este año en el Chronomaster y en la semana de Watches & Wonders, probablemente, en un par de meses será Defy porque estos son los dos pilares de la marca. Por supuesto, Elite es algo en lo que estamos trabajando y vendrán probablemente en el futuro.

El Chronomaster es un pilar y es un elegante reloj deportivo con un brazalete metálico. Ahora llega la primera declinación con caucho. ¿Hay un plan para ampliar la colección Chronomaster con otra funcionalidad?

Tenemos muchos proyectos, pero lo que pasa es que no podemos hacerlo todo a la vez. Tenemos que ir más despacio. Así que el equipo, tanto a nivel de producto como de fabricación de relojes, siempre está buscando alternativas, mejoras… Lleva mucho tiempo mejorar un movimiento y cambiarlo. Pero sí, por supuesto, pero no ahora, ya sabes, porque esto está funcionando muy bien, está casi agotado.

Ahora que eres CEO, ¿tiene algunas ideas que hayas estado pensando que puedas hacer realidad?

Yo estaba tras bambalinas en Panerai. Jean-Marc Pontroué fue un gran jefe, pero yo no era el que tomaba las decisiones en todo. Jean-Marc solía involucrarme en un montón de pasos: en la comercialización, en el producto… Pero yo no era el que tomaba las decisiones. La razón por la que me fui es porque quería tener la responsabilidad de 360°. Eso es lo que quiero. Tenía hambre. Podría haberme quedado, ya llevaba 23 años en Richemont.

Pero eso no es lo que quiero. Soy ambicioso y es una satisfacción personal. No es solo dinero. Y para responder a tu pregunta, sí, tengo mi propia visión de lo que quiero y de lo que quiero que sea la marca y todo eso. Pero no va a ser una revolución porque lo que tiene hoy Zenith ya es muy, muy fuerte. Pero lo haré a mi manera. Un poco de especias, mi pequeño toque, como Julien hizo. Seguiré en la misma línea, con el mismo ímpetu, pero añadiré mi pequeño toque como CEO. Hay un montón de funciones que hay que hacer, como un chef o en una orquesta, ya sabes, un poco aquí y un poco allá. Esto es el reto, pero esto es lo que quería. Tomo esto como una oportunidad. No es un trabajo fácil, pero es algo que me encanta.

Me alegra escuchar que prefieres buscar por dentro porque hay una sensación de que las marcas maduras están llegando al límite.

Es lo que veo hoy. Me encontré con que Zenith es una empresa muy rica en historia y autenticida. Hoy en día una gran cantidad de marcas tienen que crear un concepto de marketing y todo eso. Lo que hoy no necesitamos en Zenith. Tenemos suficientes historias auténticas para llevar desde el interior, al menos durante un par de años. No quiero crecer alocadamente, quiero asegurarme de que los cimientos son fuertes porque mi responsabilidad es darle otros 160 años a la marca. No queremos matar la marca, queremos asegurarnos de que continúe su legado como lo ha hecho durante este tiempo. Así que eso es lo que quiero y por eso cavar desde dentro es muy importante.

¿Ha recibido alguna petición del Sr. Arnault en cuanto a la posición de la marca en el próximo año, en los próximos años?

Trabajo muy de cerca con Frédéric Arnault. Está involucrado en el negocio. Tenemos una buena comunicación, una comunicación continua. Es muy interesante porque es una persona muy inteligente y tenemos una relación de colaboración. Es muy colaborativo. Respeta también mi experiencia, mi pasado. Hasta ahora ha sido bueno, muy educado y con buenas vibras.

Hablando de la colección 2024, ¿el Chronomaster Original Triple Calendario será la pieza de este año para Zenith o es solo una de las piezas importantes para este año?

Es una pieza importante porque es una complicación y no hay muchos triple calendario en la industria. Hay quizá cuatro o cinco marcas que los hacen. La belleza de este triple calendario es que es una pieza auténtica de hace 54 años que se lanzó en 1970. Así que estaba ahí. No es algo nuevo que hayamos reeditado. Lo tomamos de aquella época y lo hicimos muy contemporáneo, muy moderno. Pero si miramos los dos relojes, uno al lado del otro, no son iguales. El nuevo tiene mucho más rendimiento, mejor movimiento. Será definitivamente una pieza importante porque es una complicación y el precio es muy atractivo. Con él, hemos conseguido despertar el interés de los coleccionistas y de los jóvenes que desean iniciarse en el mundo de las complicaciones.

Hay marcas que tratan de reducir la oferta en términos de referencia y centrar la atención en una pequeña cantidad de piezas. Otras firmas están atacando la demanda del mercado con la estrategia contraria. ¿En qué punto está Zenith ahora?

En este momento tenemos muy pocas referencias y queremos asegurarnos de que tenemos pilares claros como Chronomaster, Defy, Pilot y Elite, cuatro segmentos claros. Antes de hace 20 años, teníamos 800 referencias. Hoy tenemos menos de 120. Creemos que es un mensaje claro para el consumidor, para el minorista, para el amante de los relojes y coleccionista y para nosotros. Como fabricante es mucho mejor y más claro gestionar 120 referencias que gestionar 800 o 600 referencias. Voy a seguir haciendo lo mismo y tener menos referencias y todo eso porque en esta etapa es un poco como la distribución, menos es más. Queremos permanecer en un entorno muy exclusivo para asegurarnos de que seguimos siendo importantes para nuestros socios.  

¿Chronomaster Sport será tu caballo para el futuro?

Chronomaster Sport será definitivamente el nuevo caballo por ahora. Y entonces, ¿sabes qué? Veremos que será. Verás lo que vamos a lanzar en Watches & Wonders y esos serán nuestros dos caballos. Siempre tenemos dos caballos, así que el Chronomaster es definitivamente una pilar y el Defy será el otro. Y representan una gran parte de la línea de las ventas. Son importantes para nosotros.

Carlos Alonso

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

Artículo anterior

Girard-Perregaux pone su mejor movimiento en órbita

Siguiente artículo

Sello de autor para el Maurice Lacroix Masterpiece Skeleton Label Noir

Notas relacionadas
Leer más

El nuevo MP-11 de Hublot en cristal de zafiro Water Blue

Big Bang MP-11 Power Reserve 14 Days Water Blue Sapphire mantiene su escultural movimiento con siete barriletes y añade un nuevo tono a la paleta de colores de zafiro de la manufactura: un azul agua radiante y translúcido.
Leer más

Singer Reimagined, la creatividad es el camino

La firma Singer Reimagined ha sido capaz de cambiar nuestra perspectiva del cronógrafo, posiblemente la complicación más usada y explotada del mercado. Hablamos con su fundador Marco Borraccino, gran defensor de la creatividad dentro de la relojería.
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share