Ginebra, en mano

Un pequeño grupo de insurgentes con el reloj entre los dientes asalta la tranquilidad anodina de Suiza en verano. Ginebra, en temporada estival, siempre fue sinónimo del lago Lemán. Chapuzones en Les Bains des Pâquis y la atónita mirada ante la potencia sin sentido del chorro incombustible del Jet d’Eau. Si al menos permitieran divertirse a los niños debajo de esa fuente monumental… Pero, para realizar travesuras en esta temporada, qué buena idea es Geneva Watch Days. Una pequeña rebelión que, por segundo año consecutivo, se celebra en la capital mundial de la relojería.

Hay que recordar que el evento nació en plena pandemia COVID-19, tras la inesperada suspensión el año pasado del Watches & Wonders y el sorprendente suicidio de Baselworld, que se disparó en el pie y el corazón agónicamente tras sus torpes negociaciones con Rolex y Patek Philippe, entre otros, para cerrar las condiciones de cancelación del evento. Y aunque seguimos hablando todavía de distancia social, gel desinfectante, mascarillas, certificado de vacunación y test PCR, la “capital pacífica” de las 200 organizaciones internacionales es tomada por estos insurrectos. Veinticinco marcas con sus showrooms durante cinco días y un pabellón abierto en la rotonda de Mont-blanc del 30 de agosto al 3 de septiembre.

Bulgari, Breitling y Girard-Perregaux se encuentran entre las marcas fundadoras del evento.

“Entre la sospechosa inocencia de Mickey Mouse y el nihilismo desenfadado del Joker de Konstantin Chaykin, seguimos buscando un poco de luz y algunos segundos más de vida”

Un ratón y un joker

Entre la sospechosa inocencia de Mickey Mouse, que ahora Bulgari reedita con el sello inconfundible de Gérald Genta, y el nihilismo desenfadado que representa el Joker de Konstantin Chaykin, seguimos buscando un poco de luz y algunos segundos más de vida. Hay cosas muy extrañas que nos trajo la pandemia. Ver a Baselworld convertido oficialmente, por primera vez, en un pop-up que simboliza tanto su vulnerable futuro como la herida y el nostálgico recuerdo de que el tiempo puede ser tan cruel como tan funesto un equipo directivo sin sensibilidad. Y no nos alegramos de ello. El gran gigante quiere resucitar como animal híbrido.

Y otra sorprendente noticia de estos días es el anuncio de Watchbox, una de las plataformas líderes en venta pre-owned, ahora convertido en socio capitalista de De Bethune. Un movimiento casi diametralmente opuesto a la maniobra de LVMH en Chrono24. Este marketplace global que es el mundo relojero anda revuelto. Quizá resulte contagioso el vitalismo de estos “indies” —y algunos no tan “indies”— que se lanzan irracionalmente contra el virus, la agradable pereza de agosto, el lago, el Reloj de las Flores de la ciudad suiza y lo que venga. Ginebra, en mano, un brindis por el atrevimiento de no ceder ante la incertidumbre. Por Geneva Watch Days 2021, aunque sea a la distancia convertido en un #hastag con novedades que nos alegran la vista en las redes sociales.

Artículo anterior

Hormonas masculinas de “retrojuventud”

Siguiente artículo

“La Bestia” anda suelta… y desatada

Notas relacionadas
Esfera inspirada en los antiguos cronógrafos
Leer más

El glorioso renacimiento del Chronoscope de Omega

Otro apellido ilustre que Omega recupera. Chronoscope es el nombre elegido para su nuevo cronógrafo Speedmaster. Una pieza de gusto retro con una curiosa carátula y movimiento manual.
Leer más

MAXIMALISMO RAINBOW

La osadía de Hublot toma forma en su Big Bang Integral Tourbillon Rainbow. Todos los matices del espectro del arcoíris en dos piezas únicas.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share