La (nano)revolución de Greubel Forsey

Robert Greubel y Stephen Forsey forman uno de los equipos relojeros más admirados de las últimas décadas. Con la creación de su firma en 2004 se convirtieron en el buque insignia de una nueva generación de relojeros artesanos. Su excelencia y alto estándar de calidad han conquistado a los amantes de la relojería.

Greubel Forsey ha hecho del tourbillon su seña de identidad. Por ejemplo, son responsables del doble tourbillon de 30 grados, patentado en 2001, mismo que ha sido sometido a numerosas variaciones (hasta seis), todas ellas con el elemento común de su refinamiento técnico y la búsqueda de la cronometría.

Con estos antecedentes, resulta natural esperar innovaciones más refinadas y sorprendentes, las cuales alcanzan hoy un nuevo hito con el Nano Foudroyante à Afichage, que gracias al desarrollo de nanotecnología, ahorra la mayor cantidad de energía y espacio posibles.

Gracias al uso de esta tecnología, la casa se puso como meta desarrollar un movimiento cuya reserva de marcha alcance los 180 días. Durante el proceso que los llevará a lograrlo, las mentes de Greubel Forsey decidieron aplicar nanotecnología a la complicación de segundos saltantes foudroyante, que consiste en una manecilla que realiza una rotación por cada segundo, con el fin de indicar ocho fracciones del mismo.

A lo largo de diez años, el laboratorio Experimental Watch Technology (EWT) de Greubel Forsey, ha trabajado arduamente para empujar los límites de la mecánica relojera, y por ello hoy pueden presumir de haber reimaginado una complicación clásica.

Para esta maravillosa construcción, tuvieron que seguir varios pasos. En el primero de ellos hicieron que una pieza móvil redujera la inercia al tomar información directa de la rueda de escape. Este principio provoca que el tren de engranaje completo ya no sea necesario para asegurar la sub-división de segundos. Todos estos elementos provocan que la energía consumida por el reloj sea 1,800 veces menor, al tiempo que ocupa 96% menos de espacio.

Ya que hablamos de dimensiones, el mecanismo esta representado por una nanoesfera con aguja miniatura, que sólo puede ser vista a través de una lupa magnificada 23 veces, colocada a los costados de la caja.

Este par de proezas mecánicas (ahorro de energía y reducción de tamaño), totalmente originales e innovadoras, reafirman a Greubel Forsey en la vanguardia de la relojería.

 

Tiempo de Relojes

Tiempo de Relojes, de Ediciones Tourbillon, es la plataforma de comunicación de referencia en alta relojería en español. Fundada por Carlos Alonso, Tiempo de Relojes nació como revista en 1996 y celebró su 25° aniversario en 2021.

Artículo anterior

Singer y la (re)imaginación al poder

Siguiente artículo

Glashütte desafía la gravedad con un nuevo Senator Tourbillon

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share