La sabiduría esqueletada de Chronoswiss

Los guardatiempos esqueletados son prueba de la destreza mecánica alcanzada por distintos artesanos del tiempo. Una de las casas con mayor tradición en este tipo de relojes es Chronoswiss, quien se convirtió en la primera firma en producir en serie un cronógrafo automático esqueletado (el modelo Opus, lanzado en 1995), al cual le siguió otro cronógrafo esqueletado, pero con función de split seconds (Pathos, 1998), sin olvidar su primer cronógrafo esqueletado deportivo, perteneciente a la colección Timemaster (Timemaster Chronograph Skeleton, 2014).

Chronoswiss2La casa amplía este legado con el Flying Grand Regulator Skeleton, pieza que deslumbra por su apenas existente carátula y movimiento esqueletado. El resultado es un reloj regulador multidimensional que elimina cualquier material superfluo de manera innovadora.

Chronoswiss3Con un diámetro de 44 mm, presenta líneas sumamente limpias en el diseño, las cuales se acentúan con los tonos negro y rojo, sobre todo en las sub-esferas, una a las 12 horas y otra a las 6 horas, que generan un gran equilibrio estético. El movimiento manual, también esqueletado tiene un mecanismo que detiene los segundos: al activar la corona, se dispara una platina que bloquea el resorte del segundero. Una vez detenido, este último puede ajustarse con total precisión.

Chronoswiss1Esta edición limitada a 30 piezas y disponible en caja de oro rojo o acero inoxidable, contiene bisel curvado y enroscado, cristal de zafiro anti-reflejante, fondo de caja con acabado satinado y cristal de zafiro, corona en forma de cebolla, resistencia al agua hasta 30 metros, calibre C. 677 de cuerda manual, reserva de marcha de 40 horas, agujas Poire Stuart y correa de piel aligator Louisiana con pespunte en color rojo.

Tiempo de Relojes

Tiempo de Relojes, de Ediciones Tourbillon, es la plataforma de comunicación de referencia en alta relojería en español. Fundada por Carlos Alonso, Tiempo de Relojes nació como revista en 1996 y celebró su 25° aniversario en 2021.

Artículo anterior

Ermenegildo Zegna lanza su primer reloj con fases lunares y GMT

Siguiente artículo

Jacob & Co instala el sistema solar en una esfera

Notas relacionadas
Leer más

Hazañas al mejor postor

Este fin de semana se subasta el Patek Philippe que llevó el piloto británico Henry Segrave en varios de sus récords de velocidad. También te contamos todo sobre los relojes de Michael Schumacher que se rematarán el 13 de mayo
Leer más

Electricidad aún más veloz

El Taycan Turbo GT con el paquete Weissach ha sido optimizado para ofrecer un desempeño excepcional en pista, lo que lo convierte en una opción atractiva para la conducción deportiva

MANUEL MARTÍNEZ

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share