chronoswiss

La verdad es práctica

La investigación juega un papel fundamental en la evolución de la relojería. Además, aporta a las firmas una imagen renovadora de cara a la clientela. Que Audemars Piguet presentara en 1986 el primer reloj automático de pulsera con tourbillon no solo sirvió de acicate al resto de la industria para recuperar el ingenio creado por Abraham-Louis Breguet, sino que permitió a la firma de Le Brassus volver al exclusivo grupo de manufacturas punteras.

Desde aquel modelo, AP ha mantenido firme su gran inventiva y rigor técnico. Sin embargo, este caudal creativo muchas veces corre el riesgo de quedar en una teoría que nunca llega a la práctica. Es decir, la expectación que despierta un mecanismo ‘concept’ se ve defraudada cuando su salida al mercado se demora o no se produce nunca.

AP ha evitado este problema dentro de su programa RD desde el momento que los concept que son presentados bajo esta denominación han tenido su traducción comercial al año siguiente de ser presentados. Ocurrió con el RD#1 y su revolucionario sistema de sonería y ha vuelto a pasar con la segunda referencia de la serie.

Recordemos que este reloj fue presentado el año pasado con la atractiva etiqueta del calendario perpetuo automático más delgado del mundo gracias a su caja de 6.3 mm de grosor. Esta proeza ha sido posible al cambiar la habitual arquitectura de este tipo de calibres.

En un movimiento perpetuo tradicional, los componentes se reparten en tres niveles diferentes, mientras en el calibre 5133 todas las piezas aparecen en uno solo. Para ello ha sido necesario rediseñar casi todos los elementos del movimiento y apostar por soluciones inéditas como la combinación de la leva de cambio de mes dentro de la rueda de la fecha. El resultado, un calibre de 256 componentes con un grosor de 2.89 mm, incluyendo el rotor central de carga.

Presentado el proyecto, la manufactura lo lanza ahora a nivel comercial como Royal Oak Calendario Perpetuo Ultraplano Automático. El tiempo transcurrido no solo hizo viable su producción en serie, sino que ayudó a investigar qué elementos eran susceptibles de ser mejorados de cara a su venta comercial.

Los cambios entre el concept y el reloj de calle son pequeños, pero significativos. Por ejemplo, ya no está fabricado solo en platino, sino que se ha optado por el titanio. Eso sí, ciertos componentes continúan fabricados en este raro y exclusivo metal precioso, en concreto el bisel y los pernos que unen los eslabones del brazalete.

También se ha modificado la carátula, pasando del guilloché original Grande Tapisserie a una superficie lisa en acabado satinado que mejora la lectura de los elementos. Por fin esta maravilla técnica está disponible para los aficionados de todo el mundo.

Artículo anterior

Historia de México

Siguiente artículo

El lenguaje del alma se despliega en el SIAR

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. Un 26 de junio el maestro registró la patente. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

El sorprendente lado fashionista de Panerai

Panerai y Prada tienen diversos puntos de conexión como su origen italiano, el equipo Luna Rossa y ahora también esta unión de relojes y moda en la Ciudad de México.
Leer más

Baselworld resucita

La feria relojera intenta convertirse en Ave Fénix. Anuncia cita presencial del 31 al 5 de abril de 2022, los mismos días que Watches & Wonders

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share