chronoswiss

A. Lange & Sönhe enriquece su colección Richard Lange Pour le Mérite

La nueva declinación del Richard Lange Pour le Mérite, de A. Lange & Söhne, es de oro blanco con esfera negra. Su accionamiento por cadena y caracol se encarga de que el par de fuerzas se mantenga constante y así garantizar la más alta precisión.

Desde el lanzamiento de la primera colección de la nueva era de la firma, en el otoño de 1994, los relojes con el apelativo Pour le Mérite representan la vanguardia tecnológica de A. Lange & Söhne. Cada uno de los cuatro modelos hasta ahora presentados va equipado con un mecanismo de cadena y caracol. El Richard Lange Pour le Mérite, presentado por primera vez en 2009, se caracteriza por la aspiración a la más alta precisión en su forma más pura. La única función de su complicación, cuya contemplación solo es posible desde la parte del mecanismo, consiste en mejorar la precisión de la marcha. Las variantes existentes hasta el momento en oro rojo y en platino se completan ahora con una edición limitada en oro blanco con esfera negra.

alsLa caja de la nueva edición mide 40,5 milímetros. Las cifras romanas blancas y las agujas de oro rodinizado destacan con contrastes sobre la esfera de plata negra. Los números árabes en rojo para los 15, 30, 45 y 60 minutos aportan un especial acento cromático al diseño que se mantiene en blanco y negro. Una correa de piel de aligátor negra cosida a mano con hebilla de oro blanco subraya la pureza formal del Richard Lange Pour le Mérite.

El accionamiento por cadena y caracol, que estableció nuevos hitos en la relojería de precisión, firma el ADN de esta colección exclusiva. El mecanismo, inspirado en los históricos relojes de bolsillo y realizado por primera vez en un reloj de pulsera por A. Lange & Söhne, garantiza un par de fuerzas constante y de este modo siempre la misma amplitud del volante a lo largo de toda la duración de la marcha. Mientras que la cadena se enrolla en el barrilete transmite su fuerza de accionamiento a través de un cono – el caracol – al engranaje y se encarga así de que el par de fuerzas se mantenga constante. Cuando está dada toda la cuerda, la cadena tira desde la punta del caracol, es decir, desde la palanca más corta; por el contrario, cuando queda menos cuerda y la fuerza de tracción va disminuyendo la cadena tira desde la parte más ancha del caracol y por lo tanto desde la palanca más larga. El mecanismo funciona solo de manera continua igual que el cambio de marcha en la bicicleta que trabaja con transmisiones cambiantes.

als3

La cadena compuesta por 636 piezas puede arrastrar un peso de dos kilogramos. Para poder aprovechar al máximo el efecto positivo del accionamiento por cadena y caracol, las personas que desarrollaron el producto tomaron una precaución técnica: dos mecanismos separados bloquean la cuerda antes de que esté toda la cuerda dada y antes de que se gaste toda la cuerda para evitar que la cadena, de solo un cuarto de milímetro de grosor y 156 milímetros de longitud, se vea excesivamente exigida.

El accionamiento por cadena y caracol tiene como consecuencia que el caracol gire en una dirección al dar cuerda y en la dirección contraria cuando la cuerda se va gastando. Se necesita por lo tanto una construcción que garantice que el accionamiento del reloj no se vea interrumpido cuando se da cuerda. Un sofisticado engranaje planetario en el interior del caracol se encarga de que la transmisión de la fuerza desde el caracol al mecanismo del reloj también se siga manteniendo cuando se da cuerda. Está compuesto por 38 minúsculas piezas que el relojero tiene que colocar dentro del angosto diámetro interior del caracol de tan solo 8,6 milímetros.

als2En el interior late el calibre manual de la manufactura L044.1 decorado a mano, una espiral autooscilante de Lange hace oscilar el gran volante con tornillos hasta 21,600 semioscilaciones por hora. Su momento de inercia se puede ajustar exactamente al par de accionamiento del caracol con cuatro tornillos de regulación de oro macizo. Es una edición limitada de 218 ejemplares. El número de ejemplares tiene una significación especial. 218, es la cifra actual de puntos de venta en todo el mundo en los que se pueden adquirir los relojes de A. Lange & Söhne.

Artículo anterior

Breitling presenta en México su colección 2016

Siguiente artículo

Vacheron Constantin desvela dos novedades para SIHH 2017

Notas relacionadas
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.
Leer más

Hublot nos quiere de buen humor

El Big Bang Unico Yellow Magic dispone de una caja de cerámica amarilla resplandeciente gracias a un sistema de fabricación desarrollado por la propia Hublot.
Leer más

Cvstos viaja a la sierra lacandona

Cvstos llega a SIAR Summer Experience con una edición solo para México. Jetliner Deep Forest es un tributo a los paisajes de México. Solo hay ocho relojes

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share