Portugieser, con más corazón

A nivel estético no hay realmente cambios, pero llega un rediseño (del corazón) para relanzar seis nuevas versiones de cronógrafo Portugieser. IWC ya experimenta en vivo el dinamismo de Manufakturzentrum, la nueva manufactura de Schaffhausen inaugurada hace dos años. Poder técnico para equipar la colección íntegramente con calibres in-house de la familia 69000, que se exhiben en el fondo transparente de cristal de zafiro de cada pieza.

Portugieser Cronógrafo caja de acero con esfera azul.

Portugieser Chronograph se ha convertido en una de las piezas más populares de la firma suiza. Un modelo que recoge la herencia de los antiguos cronómetros marinos que se adaptó a la muñeca en el siglo XX. Hay que recordar que IWC creó Portugieser en 1939, a petición expresa de dos comerciantes portugueses que encargaron un reloj de pulsera grande con la precisión de un reloj de bolsillo.

Portugieser Cronógrafo caja de acero.

Diseño clásico y elegante sin cambios donde destacan los números arábigos, finas agujas “feuille” y bisel proporcionado que aportan funcionalidad y legibilidad. Un display que presenta contador de minutos a las 12 h y pequeño segundero a las 6 horas con aguja central para la función crono.

Portugieser Cronógrafo caja de acero con esfera negra.

El cronógrafo ahora ha renovado íntegramente su corazón con el calibre de manufactura 69355. Un movimiento in-house sólido y preciso con la tradicional conformación de rueda de columnas. Su sistema automático de marcha garantiza 46 horas de reserva gracias a su mecanismo de trinquete.

Portugieser Cronógrafo ajusta con una correa de piel de aligátor de Santon.

Llegan seis diferentes versiones en acero y en oro rosa para un nuevo cronógrafo que adopta varios colores en la carátula: plateado, azul, negro y gris pizarra que juegan con diversos detalles también a color en manecillas azules, rodiadas o chapadas en oro. Las nuevas referencias visten correas de aligátor. Las dos referencias en oro rosa se distinguen por el toque de la piel de aligátor de Santoni. Todas presentan un nuevo cierre más confortable.

Portugieser Cronógrafo caja de acero con carátula gris pizarra.
Tiempo de Relojes

Tiempo de Relojes, de Ediciones Tourbillon, es la plataforma de comunicación de referencia en alta relojería en español. Fundada por Carlos Alonso, Tiempo de Relojes nació como revista en 1996 y celebró su 25° aniversario en 2021.

Artículo anterior

Locura maya bajo precisión mecánica

Siguiente artículo

El discreto gesto (feminista) de MB&F

Notas relacionadas
Leer más

Fusión de pasiones

Un Jaguar XKE Coupé y un Franck Muller para recorrer el Rally Maya

MANUEL MARTÍNEZ

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share