chronoswiss

Rolex Oyster Perpetual Sea-Dweller resucita con personalidad propia

En 1967 Rolex presentó al mundo el primer reloj Oyster Perpetual Sea-Dweller, mítico por ser diseñado específicamente para el buceo profesional. 50 años después, la saga continúa con un renovado modelo, que si bien está marcado por la fuerte personalidad de su antecesor, cuenta con rasgos distintivos que lo hacen valer por sí mismo.

Rolex19671La primera característica del nuevo Oyster Perpetual Sea-Dweller es su caja, ampliada a un tamaño de 43 mm, y que garantiza una hermeticidad de hasta 1,220 metros, gracias a dos factores esenciales: su carrura tallada en un bloque macizo de acero y la patentada válvula de helio, que permite regular la presión acumulada al interior de la caja durante las fases de descompresión de los buceadores.

Rolex4En cuanto a la parte estética, cuenta con bisel giratorio unidireccional graduado con 60 minutos, lo que permite visualizar los tiempos de inmersión y descompresión. También lleva un disco Cerachrom negro patentado y fabricado in-house, el cual es prácticamente imposible de rayar.

Rolex5Su sobria esfera negra aloja grandes índices y agujas Chromalight recubiertas de un material luminiscente que permite legibilidad en las profundidades. Finalmente,  introduce una lente Cyclops sobre el cristal a las 3 h, para facilitar la lectura de la fecha.

Rolex6Equipado con el calibre 32335 de nueva generación, desarrollado y manufacturado por Rolex, esta pieza cuenta también con movimiento mecánico de cuerda automática, corona enroscada con sistema de triple hermeticidad, cristal de zafiro resistente a rayaduras, reserva de marcha de 70 horas y brazalete tipo Oyster en acero 904L con cierre de seguridad desplegable Oysterlock.

Artículo anterior

HYT H0: El regreso a las raíces

Siguiente artículo

TAG Heuer Autavia, el renacimiento de un icono

Notas relacionadas
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.
Dome Clock Jazz de frontal
Leer más

Patek Philippe expone sus piezas únicas en Ginebra

La manufactura suiza recupera su exposición anual de piezas únicas realizadas con técnicas tradicionales de artes aplicadas. Una muestra con más de setenta relojes que recogen un legado relojero excepcional.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share