El sueño de infancia de Laurent Ferrier

Cuando niños, todos tenemos ilusiones y anhelos. Hay quienes aspiran a convertirse en astronautas o los que desean hacer gritar a millones en una cancha de futbol, por citar un par de ejemplos. Pero hay otros que, más que desear ser algo, sienten pasión por las cosas que se pueden hacer, que se pueden construir.

Este es el caso de Laurent Ferrier, quien platica: “Cuando era niño, tenía un póster en mi habitación del Triumph Spitfire que corría en Le Mans. Para mí, es el auto más hermoso jamás creado. ¡Deseaba tanto manejarlo! Pero sobre todo, era un devoto apasionado de sus líneas y diseño, así como de su color, que me parecía realmente impactante”.

El pequeño Laurent creció, y aunque no pudo poner sus manos profesionalmente en el volante del coche que tanto amaba, sí logró que éstas alcanzaran otro tipo de maestría: la de la relojería. Es a través de su oficio que Ferrier hoy presenta, en el marco de la London Craft Week 2018 (la mayor feria artesanal de Londres), el nuevo Galet Micro-Rotor “Montre Ecole” British Racing Green.

La esfera del reloj, quizá la parte más destacada del guardatiempo, revive el tono verde utilizado por el equipo de carreras del Reino Unido en toda competencia internacional (durante una época, los conjuntos nacionales de automovilismo utilizaban un solo tono para diferenciarse de otros países). Para rendir homenaje pleno, se utilizó la técnica del laqueado para pintar la carátula, justo como pasaba con los bólidos británicos, mientras los índices y la sub-esfera colocada a las 6 h, son de color plata para emular los rines vintage.

La pieza late gracias al movimiento automático calibre FBN 229.01 con reserva de marcha de 72 horas. La forma de la caja está tomada de las “School Pieces” de la casa y alcanza un diámetro de 31.6 mm. Para darle mayor espíritu automovilístico, lleva una correa de piel marrón oscura, material y color intrínsecos de la velocidad. Los sueños se cumplen y este reloj es la muestra de ello. 

 

 

 

Tiempo de Relojes

Artículo anterior

Straight Outta Tokio o el hip-hop de G-Shock

Siguiente artículo

Las subastas de Phillips imponen nuevos récords

Notas relacionadas
Leer más

La vuelta al mundo en ocho ciudades

Louis Moinet atrapa en ocho relojes su bitácora de viaje. Esferas que recorren París, Nueva York, Kuala Lumpur, Tokio, Bangkok, San Francisco, Singapur y Abu Dhabi

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share