Zenith vale su peso en oro

El Chronomaster Sport, la última sensación de la manufactura Zenith, amplía su oferta con tres nuevas versiones en las que por fin aparece el oro como opción.

El Chronomaster Sport nos arma de razones para considerar a Zenith una de las firmas más hot del momento. La manufactura de Le Locle lleva realizando desde hace años un sólido trabajo de reestructuración de su catálogo que tuvo su momento culmen el año pasado con el lanzamiento del nuevo Chronomaster Sport. El éxito de este deportivo modelo no fue casual. La buena estrella de Zenith ha continuado en 2022 con la llegada del poderoso Defy Skyline y el sorprendente Chronomaster Open, puesta al día de un del icono de Zenith y uno de los ejercicios de estilo mejor ejecutados de lo que llevamos de año. Un trío de piezas que demuestran el buen trabajo de la firma. 

Aunque es el Chronomaster Sport el reloj que sigue acaparando todos los comentarios de los aficionados a la relojería. Recordemos que este modelo salió a comienzos de 2021 con el objetivo de convertirse en el buque insignia de la casa. El Chronomaster Sport disfrutaba de un diseño muy atractivo y de gran versatilidad. A la vez atesoraba con eficacia toda la mística de su movimiento El Primero, el principal valor de Zenith

El diseño del Chronomaster Sport no deja lugar a dudas. La caja de 41 milímetros remite a los antiguos Zenith de finales de los años sesenta. En ella encontramos una combinación de acabados satinados y pulidos que perfilan muy bien sus formas. La personalidad del reloj se refuerza con un bisel fabricado en cerámica. En cuanto a la carátula, encontramos el esquema tricolor de los contadores ya usados en los El Primero originales y que ya se ha convertido en un símbolo de la casa. Volveremos a hablar tanto del bisel como de los contadores tricolor más adelante. 

Precisión de una décima de segundo

En apariencia, el Chronomaster Sport era un (buen) cronógrafo, no muy diferente a otras propuestas que podíamos encontrar en el mercado. Y decimos en apariencia porque no podemos olvidarnos del factor “El Primero”. Dicho factor no es otro que la capacidad del mítico movimiento para indicar tiempos con una precisión de una décima de segundo gracias a su frecuencia de 36,000 alternancias a la hora

Esta habilidad de El Primero fue aprovechada en la versión 3600 del calibre para incorporar un segundero del cronógrafo capaz de completar una vuelta a la carátula cada 10 segundos. Esta virtud queda reflejada en la escala del bisel. De este modo, el Chronomaster Sport permite una lectura muy sencilla y precisa del cronógrafo. A la vez muestra una virtud extremadamente rara de encontrar en el mercado. Todos estos detalles explican el éxito del modelo.

El turno del oro

Pasados doce meses de su presentación en el mercado, el Chronomaster Sport amplía su oferta con tres nuevas propuestas. La más impactante es, sin duda, la versión en oro. Zenith no se ha andado con medias tintas y apuesta por una versión integral, con la caja y el brazalete fabricados en oro rosa. El resultado es apabullante. El Chronomaster Sport aprovecha su elegante construcción, con una perfecta integración del brazalete en la caja, para destacar su acabado. El bisel de cerámica es sustituido en esta ocasión por uno en oro con el fin de destacar la personalidad del reloj. La versión en oro rosa del Chronomaster Sport está disponible tanto con carátula blanca como en negra. En ambos casos los cuadrantes del cronógrafo repiten el mencionado código tricolor de los El Primero originales. 

La oferta de oro se completa con una versión bicolor. El oro rosa es escogido para realizar tanto el bisel como la fila central de eslabones, corona y pulsadores del cronógrafo. No hay que pasar por alto el detalle del acabado plateado de la carátula. Se remarca así la diferencia con las mencionadas versiones en oro. 

Versión boutique

La nueva remesa de Chronomaster Sport se cierra con una versión en acero, exclusiva para las boutiques Zenith. Aquí volvemos al acabado del Chronomaster Sport del año pasado, con la diferencia del bisel de cerámica. El código tricolor (gris, azul y negro) del cual ya hemos hablado en este artículo aparece ahora en esta pieza, en lugar del habitual acabado solo en negro. Esta pequeño y sutil cambio, inapreciable para los neófitos, seguro que encanta a los muchos seguidores de El Primero de Zenith, que reafirmarán su amor por el Chronomaster Sport.  

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

ZENITH CHRONOMASTER SPORT

    
Movimiento:
   
Calibre 3600 de carga automática, 36,000 alt/h, 60 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos, segundos, cronógrafo y fecha.
   
Caja:
   
Oro rosa, 41 mm, bisel de oro rosa. Hermeticidad a 100 metros.
   
Carátula:
   
Blanca o negra, subesferas de cronógrafo en acabado tricolor. Agujas doradas recubiertas de Super-LumiNova.
   
Correa:
   
Oro rosa, doble cierre desplegable.
   
Precio:
   
38,200 USD (precio USA)
Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

ZENITH CHRONOMASTER SPORT

    
Movimiento:
   
Calibre 3600 de carga automática, 36,000 alt/h, 60 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos, segundos, cronógrafo y fecha.
   
Caja:
   
Acero, 41 mm, bisel de oro rosa. Hermeticidad a 100 metros.
   
Carátula:
   
Plateada, subesferas de cronógrafo en acabado tricolor. Agujas rodiadas recubiertas de Super-LumiNova.
   
Correa:
   
Acero, fila central de oro rosa, doble cierre desplegable.
   
Precio:
   
17,000 USD (precio USA)

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

CHRONOMASTER SPORT

    
Movimiento:
   
Calibre 3600 de carga automática, 36,000 alt/h, 60 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos, segundos, cronógrafo y fecha.
   
Caja:
   
Acero, 41 mm, bisel de cerámica con acabado tricolor. Hermeticidad a 100 metros.
   
Carátula:
   
Plateada, subesferas de cronógrafo en acabado tricolor. Agujas rodiadas recubiertas de Super-LumiNova.
   
Correa:
   
Acero, doble cierre desplegable.
   
Precio:
   
12,800 USD (precio USA)
Artículo anterior

“Elementos del lujo personal, como los relojes, han pasado a domiciliarse”

Siguiente artículo

Nimsdai Purja es el nuevo rey de las cumbres

Notas relacionadas
Leer más

Perrelet adopta look racing

Turbine Carbon Racing se inspira en los circuitos de carreras gracias a los colores que evocan la bandera de cuadros blanca y negra que ondea al final de la carrera o la roja que indica la suspensión del trayecto
Leer más

Leroy luce esqueleto Art Déco

El Tourbillon Regulator Skeleton de Leroy late con calibre calado con decoración Art Déco. Una obra de arte en miniatura.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share