El Zenith Chronomaster Open confirma la vuelta de las tallas pequeñas

El Zenith Chronomaster Open fue uno de los protagonistas de esta pasada edición de Watches & Wonders. Este clásico del catálogo de la manufactura suiza supera las versiones anteriores gracias a un inteligente trabajo de diseño.

Está claro que Zenith es una de las firmas que mejor se ha movido en estos primeros del año relojero. En las primeras semanas de 2022 ya nos trajo el Defy Skyline. Un ejemplo del buen trabajo de diseño que lleva realizando la manufactura suiza desde que Julien Tornare tomó las riendas en 2017. Esta tendencia se confirma apenas unos meses más tarde con la llegada del Chronomaster Open, sin duda uno de los grandes triunfadores de la recién acabada edición de Watches & Wonders

El concepto Open apareció en el catálogo de Zenith hace ahora veinte años.

Los muchos aficionados a Zenith ya estarán familiarizados con el concepto Open. Fue una de las ideas que trajo a la firma el controvertido Thierry Nataf en su etapa como director de la manufactura en la primera década del siglo XXI. Nataf creó el concepto Open como mejor modo de destacar el valor del emblemático El Primero, aunque él lo definió de un modo más poético al hablar de “el corazón del reloj al descubierto”. Con independencia del motivo real, el Chronomaster Open demostró ser un producto perfecto que tuvo su prolongación en el catálogo de Zenith, incluso después de la marcha del propio Nataf. 

Lavado de cara

Hará unos diez años que Zenith lanzó al mercado la versión El Primero Chronomaster Open que ha estado disponible hasta la fecha. Al igual que las anteriores entregas de este concepto, este modelo destacaba por la apertura de la carátula para mostrar la marcha del órgano regulador. Lo hacía en esta ocasión acompañado de una reinterpretación de los códigos históricos de Zenith basados en El Primero de 1969, incluyo sus icónicos contadores en tres colores diferentes. 

La anterior versión del Chronomaster Open, con los característicos contadores de colores de El Primero de 1969.

El nuevo Chronomaster Open nos demuestra cómo se puede hacer un reloj diferente y moderno a la vez que se es muy respetuoso con el pasado de la firma. De hecho, podemos decir que la versión 2022 es bastante más fiel al espíritu original de El Primero si lo comparamos con el anterior modelo. Para empezar, el equipo de diseño de Zenith ha tomado la audaz decisión de disminuir el diámetro de la caja. Pasamos de 42 milímetros a los 39.5 milímetros actuales. Curiosamente, esta disminución del diámetro también ha venido acompañada de la elección de un bisel ligeramente más grueso. Estas dos soluciones nos podían llevar a pensar que el nuevo Chronomaster Open es menos visual, incluso antiguo, que la anterior versión. En realidad, el resultado es completamente el contrario. 

Más pequeño, más alto, más limpio

El éxito de la puesta al día del Chronomaster Open lo encontramos en la carátula. Su nuevo diseño ha eliminado el exceso de información para apostar por una imagen más limpia de la información disponible. La superposición de los contadores, uno de los elementos más controvertidos del anterior modelo, se ha resuelto de un modo brillante. También se han eliminado elementos superfluos como el marco que rodeaba la ventana de la apertura o la cinta negra de la escala de segundos. Tampoco aparece ahora la escala taquimétrica alrededor de la carátula. Aunque desaparición de esta última tiene más que ver con una característica del nuevo reloj que comentaremos más tarde.

El trabajo de diseño ha incluido una redestribución de los contadores, más fáciles en la nueva versión.

Por otra parte, el segundero independiente, ubicado junto al índice de las 9 horas, está realizado en zafiro transparente. Este detalle le permite incorporar una escala hasta ahora inexistente. Con esta decisión, el reloj gana precisión, algo que siempre viene bien si hablamos de un reloj práctico.

Veloz y bello

Zenith se ha apuntado en los últimos tiempos a la familia 3600 del movimiento El Primero, el nuevo Chronomaster Open es la excepción. Como ya ocurre en el celebrado Chronomaster Sport, el calibre El Primero 3600 (en este caso la versión 3604) se distingue por la presencia de una aguja trotadora de segundos en el eje central que da una vuelta completa cada 10 segundos. De este modo, el usuario puede consultar fácilmente los tiempos con una precisión de una décima de segundo. Esto es posible en los movimientos El Primero gracias a su frecuencia de 5 hercios. 

La tendencia de los relojes pequeños queda confirmada con este nuevo Chronomaster Open, con un diámetro de 39.5 milímetros.

También ocurre en el nuevo Chronomaster Open, razón por la cual decíamos que ya no tiene sentido incluir una escala taquimétrica. Por el camino también pierde el contador de horas del cronógrafo. Ahora solo aparece el contador de minutos (6 horas), el contador de segundos del cronógrafo (3 horas) y el citado segundero independiente (9 horas). Y nos vale de sobra. 

El Chronomaster Open se acaba de presentar en seis versiones diferentes, dependiendo del color de la carátula y el material de fabricación tanto de la caja como del brazalete. En todos los casos tenemos un ejemplo estupendo de cómo la reducción de diámetro de la caja está demostrando ser una de las tendencias del momento. 

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

ZENITH CHRONOMASTER OPEN

    
Movimiento:
   
Calibre El Primero 3604 de carga automática, 36,000 alt/h, 60 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos, segundos y cronógrafo.
   
Caja:
   
Oro rosa o acero, 39.5mm. Hermeticidad a 100 metros.
   
Carátula:
   
Negra o blanca. Índices y agujas de Super-LumiNova SLN C1.
   
Correa:
   
Piel de becerro o brazalete de oro o acero.
Artículo anterior

Bathyscaphe: La fuerza del mar

Siguiente artículo

El futuro del cronógrafo según Patek Philippe

Notas relacionadas
Leer más

Perrelet adopta look racing

Turbine Carbon Racing se inspira en los circuitos de carreras gracias a los colores que evocan la bandera de cuadros blanca y negra que ondea al final de la carrera o la roja que indica la suspensión del trayecto
Leer más

Leroy luce esqueleto Art Déco

El Tourbillon Regulator Skeleton de Leroy late con calibre calado con decoración Art Déco. Una obra de arte en miniatura.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share