fbpx

Si te gusta Zenith, ahora lo desearás con brazalete Gay Frères

En enero, Zenith presentó sus novedades en un encuentro inédito, en LVMH Watch Week-Dubai 2020, junto a sus marcas hermanas Hublot, Bulgari y TAG Heuer. Esta semana celebró en Cuba su alianza con la firma de puros Habanos con dos relojes Elite para hombre y mujer, Romeo y Julieta. En un momento de incertidumbre en la industria, la firma suiza que celebró el año pasado el 50 aniversario de su icónico El Primero, sigue engrasando la máquina del éxito. Entrevistamos a Julien Tornare, CEO de la casa Suiza. «No podemos repetir ni vivir en el pasado. Mi responsabilidad es construir el futuro», asegura el capitán de la casa de Le Locle.

¿Qué espera del año 2020?

2019 fue un gran año a pesar de las dificultades y estoy muy feliz. Y el 2020 para nosotros es un año muy importante porque consolidaremos el Defy, que ha sido un motor de crecimiento con Defy Midnight. Relanzamos el Classic, que es un reloj muy importante y probablemente el más difícil de diseñar. El único propósito de un reloj clásico es la elegancia, así que trabajamos en la caja y en las asas para diseñarlo. También vendrá algo nuevo en Baselworld.

Defy Midnight

¿Qué debe pasar este año en Baselworld para continuar a bordo en de esta feria en 2021?

Hace un año fui el primero en decir que necesitamos nuevas ideas, que no sea el mismo show de hace 40 años. Que hicieran una semana de relojería con grandes eventos… Siempre menciono Art Basel, que se convirtió en un nombre mundial. Me gustaría ver brillar a toda la industria relojera durante una semana. Eso no va a suceder inmediatamente, así que le pedimos a Baselworld que cambiara el concepto, que evolucionara y que fuera eficiente en costo. Yo prefiero gastar dinero para ir a México a ver clientes. Hace un año todos pensaron que nos íbamos a ir de Baselworld, pero hemos sido socios mucho tiempo y nos vamos a quedar. La feria ha hecho un compromiso en diferentes temas y queremos ver qué pasa. Somos como Santo Tomás, queremos ver que las cosas pasan.

¿Las marcas de LVMH participaron en las discusiones con la junta de Baselworld en términos de las novedades con las que mejorarán este año?

Yo soy parte del consejo consultor de Baselworld. Les dije claramente qué queríamos. Deben cuestionarse por qué se van las marcas, qué les gustaría tener ahora, cuál es el formato. Así que piensen qué van a hacer y las marcas verán si se quedan, regresan o se van. 

Ricardo Guadalupe (CEO Hublot), Stéphane Bianchi (responsable división de relojes de LVMH y CEO TAG Heuer) Jean-Christophe Babin (CEO Bulgari) y Julien Tornare (CEO de Zenith).

Este año concentran esfuerzos en lanzamientos para mujer. ¿Por qué?

Pueden sorprenderse de que lleguemos con un Defy para ellas ahora, pero siempre hemos tenido clientas. Ellas compran modelos como el Chronomaster, Elite, algunos Defy Classic 41 mm… Pero en los dos últimos años, hay un empeño de Zenith por traer modelos solo para damas, con diámetros más pequeños y más cool, algo diferente y contemporáneo. Lanzamos ahora Elite y en Baselworld lanzaremos un Chronomaster femenino. Las mujeres quieren que les cuentes una historia sobre el reloj, pero desean que sea un diseño actual. Por eso no hacemos algo clásico sino del siglo XXI. El cielo estrellado es muy Zenith, tenemos una estrella en nuestro logo, así que pensamos transmitir emoción en la esfera y trabajamos en tener una representación del cielo azul y estrellas en la carátula. La idea de alcanzar las estrellas se refleja en el anhelo de las mujeres de lograr sus deseos. Además, si queremos un reloj contemporáneo lo tenemos que hacer muy fácil de usar. Por eso, irá con tres correas intercambiables y un brazalete.

Elite de 36 mm para ella y Elite de 40 mm para él.

Siento que la experimentación con tecnología está en calma, bajo control, ¿Guy Sémon está de vacaciones (director del Instituto de Investigación de Relojería en el Grupo LVMH)?

Cuando traes muchas cosas nuevas, debes tener tiempo para digerirlas y no hay forma de que una marca como Zenith traiga cada año un Defy Inventor o un Defy 21. Este año puede que haya menos tecnología pero no quiere decir que hayamos dejado atrás la innovación.

¿Qué hay con la relación de Land Rover y el Defy 21?

Llevamos el Defy 21 a nuestros amigos de Land Rover y al principio querían un enfoque más clásico. Pero ahora lanzan el Defender, con un carácter muy fuerte, con valores como solidez, robustez. Es el mejor SUV que puedes tener en el mundo. Así que querían algo que se viera muy fuerte, por eso trabajamos con el micro grabado de la cerámica, queríamos traer algo muy diferente. Este reloj es una edición limitada de 250 piezas.

Zenith Defy 21 Land Rover Edition para el modelo Defender de la casa de autos británica.

¿Por qué empujó la reedición de El Primero este año?

Lanzamos el 8384 el año pasado y se convirtió en tal éxito, que en los últimos cuatro meses del 2019, ese reloj con la correa se convirtió en un bestseller. Luego, muchas personas nos preguntaron por el brazalete Gay Frères y decidimos que había tantos pedidos que debíamos hacerlo.

Bazalete Gay Frères.

¿Cree que algo similar a lo que ha ocurrido con el Speedmaster de Omega está pasando con las piezas vintage tras el 50 aniversario de El Primero?¿Se han revalorizado?

Pones el dedo en un tema muy importante para Zenith. Siempre he estado convencido de que Zenith podría ser un buen jugador en las subastas. Al principio del año, vimos cómo subió el precio de la primera generación de El Primero. Así que empecé a discutir con Aurel Bacs (responsable del departamento de relojes en la casa de remates Phillips) y llegamos a nuestra colaboración (dos Zenith exclusivos El Primero Limited Edition Chronograph diseñados para Phillips). La razón por la que Aurel lo hizo con Zenith es porque para él es una marca que se desempeñará mucho mejor en las subastas en el futuro. Y trabajaré para hacer exhibiciones y vender un vintage de segunda mano garantizado en nuestras propias boutiques.

¿Qué tan importante es ponerle atención al mercado vintage para una marca como Zenith?

Es importante, pero hay que dejar que se haga de forma natural porque le da más credibilidad a la hora de construir el capital de la marca a largo plazo. Cada vez más personas compran los relojes revival, así que es una combinación que debes mantener bien balanceada entre lo que haces en las subastas y lo que vuelves a lanzar. El 8386 que lanzamos el año pasado se agotó rápidamente y la edición especial que hicimos con Hodinkee se vendió en una hora y 14 minutos. Tenemos clientes que están buscando esto de Zenith y eso es algo que quiero capitalizar.

¿Tiene alguna estrategia para reconstruir la herencia vintage?

Por supuesto. Para mí, el punto de partida fue el 50 aniversario de El Primero que dio paso a la colaboración con Aurel Bacs. También haremos exhibiciones y presentaciones especiales de algunos relojes de segunda mano vintage en nuestras boutiques que estarán garantizados y seguiremos las subastas muy de cerca. Si te fijas en las marcas que están en la cima ahora, todas trabajan fuerte en ese aspecto.

Zenith El Primero A384 Revival.

¿Son diferentes públicos quienes compran el Defy 21, un producto avant-garde, que los que aman la historia de Zenith y las piezas revival?

Conozco algunas personas que solo quieren lo vintage, en tamaño pequeño, mientras que otros solo quieren los nuevos. Pero tenemos cada vez más y más clientes que combinan los dos. Vi un coleccionista y me dijo que compró el Defy 21 y lo usa regularmente, pero que ama nuestro vintage y que tiene un Zenith de los años 40. Tenemos una gran historia así que habrá vintage y revival, pero como siempre digo y Jean-Claude Biver diría exactamente lo mismo, no podemos repetir el pasado ni vivir en el pasado. Mi responsabilidad es construir el futuro y espero que en 50 años, el Defy 21, el Defy Classic y todos estos relojes que lanzamos ahora se conviertan en íconos. Que jueguen el papel que El Primero tiene desde los años 60. Algunas marcas solo voltean al pasado, pero con Zenith podemos usar el pasado para vivir en el ahora y también en el futuro. Me siento cómodo con esto. Yo a veces uso un reloj muy moderno, con el doble tourbillon y luego uso un Chronomaster de 38 mm de los años 70. Tienes diferentes placeres, es como manejar diferentes coches.

¿Está planeando traer algo nuevo para el SIAR?

Este año llegaremos con algo fuerte al SIAR, creo que este salón es muy importante. Es probablemente el mejor en términos de clientes. Baselworld no es mucho de consumidores finales, pero México es muy importante para nosotros y continuaremos haciendo un buen trabajo ahí.

Estamos viviendo un renacimiento del sport-elegant con el brazalete metálico. ¿Cómo es esta tendencia en términos de negocio para Zenith?

Es un buen complemento de la oferta para nosotros. Si tomas toda la colección del Defy es probablemente el 22.2% de las ventas, el resto es modelos con correa.

 

 

No Comments Yet

Comments are closed