fbpx

Deslices tisulares metálicos

“Media vita, in morte sumus”, entonaba el célebre canto gregoriano (“en la plenitud de la vida, estamos muertos”). Hublot nació en 1980 y fue la marca que, frente al brazalete, elevó la correa de caucho a un “statement haute horlogerie”. Para no desfallecer, toca reinventarse y seguir en la lucha por la vida eterna, la auténtica batalla en la que se debate todo reloj mecánico que se precie de serlo.

Quince años de Big Bang y una nueva primicia. Una pulsera única totalmente, con una caja rediseñada para una clientela diferente”, señala Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot. “La arquitectura monobloque del Big Bang Integral lo catapulta a un nuevo universo”. Y también lo ajusta al tacto de las sensuales emociones tisulares que despiertan los brazaletes metálicos. Fue justamente en 1980 cuando, por primera vez en la historia de la alta relojería, vimos la original combinación de una correa de caucho negro en una caja de oro.

Comenzaba su historia “el arte de la fusión” en el ocaso de la generación X (ya nacía la generación millenial). Ahora que el Big Bang celebra 15 años, la colección adopta por primera vez un brazalete integrado, además de otros pequeños detalles significativos. El brazalete está perfectamente integrado en la caja Big Bang de 42 mm, que mantiene iguales su esfera y el bisel.

El nuevo Integral de Hublot Integral presenta tres mallas articuladas con aristas inspiradas en la estética de los pulsadores y la estructura definida de la carrura. Una combinación de acabados pulidos y satinados con el angulado (anglage, en francés) y biselado de los eslabones. Los índices, en cambio, aparecen como novedad en lugar de los números arábigos.

Sus pulsadores recobran el diseño original de la primera colección Big Bang del 2005. De identidad reconocible, conserva la construcción tipo sándwich de la carátula esqueletada. La novedad es que toda la pieza es del mismo material. Tres versiones en titanio, King Gold y cerámica All Black con acabado satinado y pulido.

El nuevo Integral monta el calibre automático HUB1280. Una de las maquinarias más complejas de la firma Nyon. Es un movimiento cronógrafo flyback Unico de manufactura con rueda de columnas. Tres días de reserva de marcha y cuatro patentes: embrague de segundos oscilantes, sistema de fricción regulable con bolas, sistema de retención del rochete con rodajes unidireccionales y ajuste preciso a la raquetería.

Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot. Uno de los anfitriones del LVMH Watch Week Dubai-2020.

El accesorio es tan importante como lo esencial. Comenzar la creación de un reloj por su correa es como empezar a fabricar una casa por el tejado, una práctica audaz que convendría realizar más a menudo en alta relojería. Hublot redescubre el brazalete cuando cumple 40 años. El arte de la fusión y de la reinvención siguen vigentes en el LVMH Watch Week – Dubai 2020. El evento se celebró del 13 al 15 de enero por primera vez en el Hotel Bulgari de Dubai. Y Hublot, Zenith, TAG Heuer y Bulgari adelantaron sus novedades del año.

No Comments Yet

Comments are closed