fbpx

El Octo es un “natural born killer”

Antoine Le Pin lleva en la industria de relojes y las joyas desde hace más de 25 años, la mayoría de ellos en firmas del consorcio de lujo LVMH. Empezó en TAG Heuer como gerente de ventas junior en 1994, antes de marchar a Boucheron en 1998 como director de marketing. También fue gerente de marketing de 2002 a 2007 en Zenith. En su carrera dirigió la división de relojes y joyas de LVMH en Reino Unido. Ha vivido en varios continentes: fue director general de TAG Heuer en Japón y director de Bulgari en China y Australia. Recientemente, fue vicepresidente ejecutivo de Berluti en París durante dos años, también firma de lujo de LVMH. Debutó como CEO de relojes de la firma romana el pasado septiembre y estuvo en enero en LVMH Watch Week-Dubai 2020. Hablamos con él sobre la belleza, el ben fatto, las raíces italianas y el desafío de la miniaturización… Sobre el peligro de que el Octo canibalice el resto de modelos relojeros de Bulgari, Le Pin lo tiene claro: “No creo que me preocupe tener las mismas historias de éxito que Audemars Piguet con el Royal Oak”.

De izquierda a derecha, Antoine Le Pin, Stéphane Bianchi, Jean-Christophe Babin, Ricardo Guadalupe y Julien Tornare durante la LVMH Watch Week-Dubai 2020

Mencione cinco cosas que definan el estilo Bulgari en este momento cambiante de la industria.

Hay fuerzas afuera que nos están guiando. La primera es nuestro equipo relojero. Llevamos haciendo relojes 100 años, llevamos en Suiza más de 30 años, hemos producido la mayoría de nuestros movimientos, hay más de 200 personas en Suiza que producen y construyen nuestros relojes. Tenemos una fuerte cultura y educación relojeras. La segunda fuerza es nuestras raíces joyeras italianas. Nos fuerzan a dar una perspectiva diferente al mundo de los relojes suizos.

Fabrizio Buonamassa nació y se educó como un diseñador italiano con la cultura extraordinaria del ben fatto, que hemos tratado de entender. La belleza es una constante que aparece en la funcionalidad del diseño. Nuestros equipos de diseño trabajan en conjunto con los de movimientos. Empezamos desde cero. Desde el concepto trabajamos en el diseño y el movimiento del reloj. De eso se trata el Octo Finissimo, es un récord que todavía es más significativo para los diseñadores porque su diseño es muy complejo. Lo que nos da una perspectiva muy específica en el mundo de la relojería es nuestras raíces italianas y joyeras. Con esto  hemos construido una cultura que es un empuje natural por rebasar nuestros límites. Creo que hemos creado el apetito con esos récords mundiales y queremos romper otros, se ha vuelto nuestra meta.

¿Qué tan lejos podemos llegar, qué podemos aportar al mercado y cómo podemos sorprender a los periodistas y a los clientes? Con innovaciones. Debe mostrarse que con 1.8 mm hay otra manera de proponer algo que está rompiendo récords. Esta cultura y esta educación nos impulsa a evitar la complacencia, debemos esforzarnos y ser significativos. Esta noción de la miniaturización es un estímulo.

Octo Finissimo Automático Oro Rosa Satinado, novedad en la LVMH Watch Week-Dubai 2020

¿Se refiere a lo ultradelgado?

Ultradelgado, ultrapequeño, más funciones en un pequeño espacio. ¿Por qué? Porque como relojero y joyero, mientras más pequeño sea el movimiento son mayores las opciones de diseño y de creatividad. Por supuesto, también es más cómodo de usar. Esto nos guía, la comodidad. Cuando eres un joyero siempre te fijas en la rigidez de un collar y te aseguras que no lastime el cuello, el peso es importante, la gracia que tiene al usarse. Lo mismo pasa con un reloj. Si es muy pesado o rígido, no es cómodo. Luego, la quinta fuerza que nos empuja es la creatividad. Está en nuestros genes, somos muy creativos en nuestras joyas pero también en nuestros diseños de relojes. ¿Cuántas marcas pueden presumir de que sus relojes son reconocibles a distancia? Creo que estamos entre ellas. Si ves nuestro Octo, el Serpenti o el Diagono desde lejos sabes que es un reloj Bulgari. De nuevo, esta capacidad de jugar con conceptos sin ideas preconcebidas es algo que necesitamos nutrir y somos muy afortunados de que nuestro presidente actual tenga un gran apetito por esta creatividad. Siempre nos reta con la visibilidad, con el potencial comercial, pero también sabe y valora la habilidad de tomar riesgos, así que esta creatividad que nutre a la marca es más que nunca sustancial e importante.

¿Qué cree que podría ser más útil para ser eternos en el futuro: el acercamiento joyero o mecánico a los relojes?

Si debo escoger uno de los dos, diría que debo sacrificar el aspecto técnico por la parte de la joyería, porque nuestra naturaleza es joyera. No me gusta la pregunta, porque no quiero tomar esta decisión que implicaría sacrificar algo que en algún punto nos está alimentando como joyeros. Debo ser muy honesto con la esencia de la marca. No podemos tener movimientos extraordinarios si no tenemos la caja correcta para alojarlos. Pero lo que hace que sigamos una perspectiva de joyeros es lo que nos empuja a lo mecánico en los movimientos de las mujeres.

Serpenti Seduttori Tourbillon, un tourbillon ultra pequeño para dama que debutó en Dubái en enero.

Tal vez la pregunta podría ser, ¿qué perdura más en el tiempo, la belleza o la mecánica?

Piensa en El Primero, es una pieza maestra de hace 60, 80 años y se ha convertido en una leyenda. Creo que tienes mecanismos que se han vuelto legendarios también, pero usualmente están conectados a un diseño. No expones un mecanismo por sí solo, es muy raro, si soy honesto. Por eso, me inclino a decir que la prioridad para nosotros es el diseño, pero hoy también predomina el enfoque conceptual. Un ejemplo es cómo vender un coche sin motor. ¿Lo comprarías? Nadie lo compraría…

Nadie habla ahora del motor, todos hablan del diseño.

Sí, pero si hablas de los coches que compiten, no esperas que compren un Ferrari GTO si no tiene el motor del momento. Así que cuando compras, compras la pieza integral, no solo una parte. Lo que me lleva de regreso a la respuesta original. Creo que el Finissimo es bueno porque el diseño se integra al movimiento. Y por eso es una pieza maestra, ahí es cuando ocurre la magia y creas una maison. Cuando vimos el Octo Finissimo por primera vez, la reacción fue de aprobación total del producto, no hubo dudas. Cuando presentas un producto, los retos son inmensos, cada mercado tiene sus peculiaridades: debería ser más grande, más ruidoso, más resistente, etc. Todos tenemos comentarios sobre la calidad, pero cuando salió el Octo Finissimo no hubo comentarios, fue un “natural born killer”, una pieza maestra. De nuevo, fue una unión de diseño y función que lo hizo un éxito. Estoy muy orgulloso de que seamos tanto joyeros como relojeros porque es una oportunidad para que hagamos más piezas exitosas.

¿Le preocupa que el Octo Finissimo pueda canibalizar el futuro de Bulgari como un creador de relojes? Pasó con Audemars Piguet con el Royal Oak.

No creo que me preocupe tener las mismas historias de éxito que Audemars Piguet.

¿Por qué no?

Está bien que tengamos un producto que nutra nuestra creatividad y nuestro desarrollo para los siguientes 50 años, como lo ha hecho Audemars o Rolex, sería un gran éxito. Es increíble, porque no esperas que un solo producto canibalice la creatividad y los deseos de los clientes. De hecho debería de estar preocupado por la incapacidad de los clientes de moverse fuera de lo masivo, de lo común y eso es un problema. Me preocupa educar a las personas dentro de esta industria sobre la gran variedad de oferta de los productos y que no se queden en el mismo camino, en el que solo siguen una lista de cómo debe ser un producto y, que al final es el mismo de tu amigo o ídolo a seguir o de tu padre. Que aprecien mucho más los relojes por su creatividad y por lo que ofrecen, porque la realidad es que, de nuevo, marcas como AP ofrecen un diseño extraordinario. La belleza de ofrecer un producto como el Oyster o el Royal Oak es el hecho de que los beneficios de un producto exitoso se reinviertan en el desarrollo, en la manufactura, en mejorar la calidad de los productos y en una oportunidad para la marca de ofrecer los mejores productos. Depende de nosotros vencer el mercado y desarrollar un segundo ícono, pero estoy muy feliz de que seamos muy exitosos y que, por un tiempo, el Octo Finissimo sea el caníbal de las otras colecciones de hombre.

Octo Finissimo Automático Acero Satinado y Serpenti Seduttori de acero y bisel de diamantes. También lanzados en enero en Dubái.

¿Qué tan importante es la expresión de disfrutar la vida para ser exitosos como marca hoy en día?

Súper importante.

¿De dónde es usted, por cierto?

Soy francés. Yo encajo en Bulgari porque tengo esta filosofía. Para mí, pasar mi tiempo en un trabajo que es aburrido me lleva a la depresión. Divertirse en la oficina es la manera en la que quiero pasar mi vida, la diversión puede venir a través de las relaciones especiales que tenemos con los demás, de la creatividad, de las ideas, de los retos, definitivamente es parte de lo que deberíamos tener en la vida. Es el placer de trabajar y no puede ser solo buenos amigos que pasan el tiempo juntos, debe de estar apoyado en una visión común, en un objetivo, en proyectos que sostengan esta felicidad de trabajar juntos.

Tienen los derechos de Gérald Genta y de Fabrizio. Para mí, son los dos diseñadores más importantes de los últimos 50 años en la industria relojera. ¿Sabe cómo capitalizar ambos patrimonios?

Lo estamos pensando. Son parte de nuestro patrimonio y es importante, hay personas importantes que deberíamos valorar y reconocer, estamos viendo diferentes oportunidades de evaluar esto.

¿Es posible? Porque algunas veces escucho a Fabrizio hablar y no dice buenas cosas de Gérald Genta.

Los dos han existido en el mundo de los relojes, le han aportado algo a Bulgari y cada uno tiene su propia vida. Cuando hablas de dinastías creativas en la industria de lujo, lo que ocurre es que el padre mata al hijo en algún punto. Si te fijas en los cocineros, en la familia Troisgros, han logrado 3 estrellas Michelin por 50 años seguidos, lo cual es un logro por sí solo. El abuelo, el hijo y ahora el nieto toma las riendas. Te puedo garantizar que el menú es completamente diferente ahora, pero se mantiene un solo platillo que perpetúa la tradición o el plato insignia, pero seguro el hijo no hace lo mismo que el padre. Debes reinventarte a ti mismo, no quiero decir que no estés en la línea directa con tus raíces, sino que obtienes el espíritu, las ideas, la visión, pero claramente debes imponer tus propias ideas y tu camino. Bulgari debe vivir por sí sola.

 

No Comments Yet

Comments are closed