El secreto de una noche

Una idea romántica materializada en un guardatiempo. Atractivas constelaciones luminosas en la esfera de Les Matinaux Secret reproducen exactamente el cielo del día, el año y la hora que desees. Una complicidad íntima entre un objeto y el alma de quien lo porta. Esta idea de convertir un reloj en una experiencia emocional es de Trilobe, una firma francesa que nació en 2018 y que apuesta por un enfoque solo apto para espíritus que se conectan con la poesía.  

El genio relojero Jean-François Mojon está detrás del calibre exclusivo que hace posible este concepto. El diseño está inspirado en los rosetones de las vidrieras de las catedrales. Para hacer posible el despliegue del tiempo en la esfera, Mojon ha desarrollado un módulo especial, X-Centric, que consiste en tres anillos giratorios que se mueven en sentido antihorario. Y la lectura es un ejercicio concéntrico.

Las horas desaparecen

El sistema utiliza un cuidadoso dispositivo de rubíes y anillos de aluminio para mostrar el tiempo. El anillo más grande indica la hora, el mediano los minutos y el más pequeño los segundos. No hay manecil

Nuestros relojes invitan a tomarse su tiempo. Las horas desaparecen. Podríamos haberlas marcado, pero hacemos las cosas de otra manera ”, dice Gautier Massonneau, cofundador de la marca. Para llegar a este modelo, candidato al premio Petite Aiguille en el Grand Prix d´Horlogerie de Genéve este año, la firma ha necesitado tres años de investigación y desarrollo.

El resultado, un calibre de 230 componentes con una reserva de marcha de 48 horas. Este modelo, inspirado en la colección Les Matinaux que la casa relojera lanzó en 2018, es la edición customizada.

Un cielo solo para ti

Depende de ti elegir un lugar y una hora determinada y será el cielo de ese sitio y esa noche, cuyo secreto solo tú conoces, el que se mostrará en la esfera. Estas constelaciones se realizan en 3D y el polvo del material que se utiliza en la carátula es una especie de Superluminova. Es la primera vez que se consigue este efecto tridimensional luminoso en un tamaño tan milimétrico. 

Modelo Les Matinaux

Al caer la noche, las estrellas cobran vida y se encienden para iluminar el momento elegido, suspendiendo así el paso del tiempo. Una idea audaz nacida de la voluntad de romper con los códigos tradicionales de la relojería. Una nueva forma de leer el tiempo que congela para ti un recuerdo que se aviva cada día cuando la esfera del reloj lo refleja de esta forma especial.

Texto: Yolanda Ruiz

Yolanda Ruiz

Periodista todoterreno, llevo más de una década tomando el pulso a la industria relojera. “De los relojes lo que más me asombra es cómo actúan como instrumento de identidad. Son testigos de los cambios sociológicos y culturales».

Deja un comentario
Artículo anterior

El éxito en tres actos

Siguiente artículo

Poética espacial

Notas relacionadas
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share