fbpx

Ingeniería de vanguardia

“Verde que te quiero verde”, cantaba el poeta. Un nuevo color esmeralda para el rutilante vestido integral de la pieza. Y una realidad totalmente nueva que nunca antes habían visto tus ojos. El arte de la fusión y de la verdadera creación con el poder inédito de presentar nuevas realidades que emergen de su secreto laboratorio.

Entre otras de sus múltiples virtudes, Hublot se ha convertido en un sofisticado gemólogo amante de la sorpresa. El poderoso MP-11 14 Days Power Reserve, primogénito de la familia Big Bang con todo derecho, se viste de gala bajo el conjuro del poder de la joyería más creativa.

Solamente la alquimia imposible de la manufactura de Nyon puede desafiar las leyes de la física y la química. Cuestiona la intrínseca lógica de la luz y presenta una insólita premisa para los amantes de los colores. Por un lado, la esmeralda es una gema excesivamente blanda para trabajarla en los procesos mecánicos y, por otro, con el zafiro, no es posible hacer un verde realmente intenso.

Hublot inventó un nuevo material en tono verde esmeralda llamado “SAXEM” que supera al zafiro en brillo y se acerca al diamante en elegancia. Un compuesto a través de la manipulación del óxido de aluminio, los componentes básicos del zafiro, con metales de tierras más exóticas.

Como acto de encantamiento, el resultado es una recomposición de elementos químicos que cautiva la mirada a primera vista. La teoría del color y las piedras preciosas fue inspiración simbólica cargada de valores. En el Islam, el verde es alegoría del profeta y en China, el verde es un símbolo poderoso para la vida y está asociado con la salud, la prosperidad y la armonía.

Esferas con vida

Fuente de sinergia positiva para las emociones desatadas por un portento técnico. Si la relojería se explica en movimiento, las emociones cobran relieve a todo color. Un ejercicio atrevido bajo óptica completamente distinta. Esta espectacular reedición del MP-11 es la nueva transmutación de un récord mecánico del mundo que se ha convertido en el hermano mayor de Big Bang, la colección más representativa de Hublot.

El origen de este MP-11 14 Days Power Reserve se remonta el MP-05 La Ferrari en el año 2013, un poderoso ‘concept’ de Hublot con 50 días de reserva de marcha que se comercializó también en caja de zafiro totalmente transparente. Una inspiración mecánica high-tech que bebía de la motorización de vanguardia de la legendaria casa italiana de autos de Maranello.

En 2018, la audaz filosofía de la fusión introdujo por primera vez el MP-5 en una caja Big Bang con siete acoplados en serie para aportar los 14 días de reserva de marcha en un movimiento de cuerda manual. “La ultracompleja arquitectura del movimiento ha sido completamente desarrollada para encajar en la caja del Big Bang, que muestra excepcional estética y rendimiento”, ha comentado Ricardo Guadalupe, CEO de la casa relojera.

El modelado y la industrialización del primer lanzamiento del  MP-11 empleaba una nueva técnica en tres dimensiones para el carbono. Un material ultraligero que reforzaba su estructura interna con resina tejida, dando origen a una caja que tomaba la referencia de un motor de carreras.

Nunca visto en relojería, era el acople perfecto para el trabajo con exigentes materiales. Experiencia ganada para implementar el savoir-faire en procesos más determinantes con el zafiro. Un modelado complejo que alberga un corazón de atleta de alto rendimiento.

El otro desafío para el diseño de esta uberpieza se encuentra en la indicación de horas y minutos accionada por un engranaje vertical. La transmisión de energía de los barriletes en plano perpendicular se realiza en virtud de una rueda de engranajes con dentado helicoidal –tipo “tornillo espiral sin fin”- dispuesto a 90º. Por esta razón,  el volante del calibre se ha trasladado del lado de la esfera para crear una simetría con esta rueda en forma de hélice.

El incombustible calibre HUB9011 in house late a 28,800 alt/h con escape de silicio y volante de rutenio y antracita. La singular indicación de reserva de marcha por rodillo destaca por su posición horizontal. Una caja openworked tridimensional que exhibe todo su esqueleto y la compleja ingeniería en la carátula con hermeticidad hasta 30 metros.

El zafiro presenta un tratamiento antirreflejo con el indicador de la reserva de marcha grabado con laca verde en el lado interno. Los laterales de la caja también cuentan con un composite de resina verde. La corona, con un inserto de caucho, es de titanio con tratamiento PVD negro en acabado satinado –los característicos tornillos de la carátula en H son de titanio pero pulidos-.

Las manecillas presentan luminiscencia verde a juego con el tono dominante del guardatiempo. El mecanismo de MP-11 está conformado por 270 componentes y presenta puentes y platina en negro cromado. Una edición limitada de 20 piezas en caja de 45 mm que se viste en la muñeca con correa de caucho estructurado negro.

Verdades del zafiro

Entre otras de sus múltiples virtudes, la manufactura de Nyon parece haberse convertido en un gemólogo. Verdadera magia del color para expresar las emociones más diversas en la utilización de los materiales con técnicas extremas e innovadoras que dan resultados sorprendentes e inéditos en el mercado.

Después del zafiro transparente, el zafiro azul, el rubí y el zafiro amarillo, ahora esmeralda es el color que faltaba en la fila de las gemas más valiosas. Y ha seguido proponiendo este año aventuras imposibles con el zafiro en una amplia propuesta multicolor que va del tono natural transparente hasta el amarillo, rojo y azul: Classic Fusion Tourbillon Orlinski Sapphire, Spirit of Big Bang Yellow Sapphire, Big Bang Tourbillon Power Reserve 5 Days Red Sapphire y Big Bang Tourbillon Power Reserve 5 Days Blue Sapphire. Cabe recordar el Big Bang All Black en el inédito cristal de zafiro negro. La innovación en los materiales ha sido un eje central de una firma que apostó por desarrollos de vanguardia desde su fundación. Y aquí tenemos otro episodio escrito con brillo propio.

No Comments Yet

Comments are closed