fbpx

SIHH 2019: ¿Una reserva de marcha que puede pasar de 4 días a 65 días?

La propuesta mecánica de Vacheron Constantin este año es Traditionnelle Twin Beat Perpetual Calendar, un reloj con dos volantes que funcionan a frecuencias distintas que se pueden seleccionar por el propietario . Esta opción, permite además, aumentar la reserva de marcha de 4 a 65 días. Para ello emplea un sistema mecánico, con patente en trámite, que hace posible cambiar instantáneamente entre el modo Activo (5Hz, 36,000 alternancias por hora) y el modo de Espera (1,2Hz, 8,640 alternancias por hora), sin que la capacidad de dar la hora del movimiento se vea alterada.

¿Qué trascendencia tiene esta idea? Lo que persigue la gran dama ginebrina es que durante su vida diaria, el reloj funcione como una máquina de alta precisión, manteniendo una reserva de marcha de 4 días. Pero si el reloj se deja de usar un tiempo, puede presionar el pulsador y bajar la frecuencia para que la reserva de marcha pase a más de dos meses. Aparte de esto también mejora las prestaciones del reloj. Si no existiera esta posibilidad, al usar de nuevo el reloj se debería ajustar todo el calendario de nuevo (tiene función de calendario perpetuo). Así que es una propuesta útil para el consumidor y por ahora, única en el mercado. Cuando lleva el reloj en la muñeca, el usuario podrá disfrutarlo al máximo si lo mantiene en modo Activo, que emplea un volante regulador a 5Hz (36,000 alternancias por hora) y 4 días de reserva de marcha. Cuando el reloj se va a dejar de usar durante un cierto tiempo, se puede pasar a modo Espera, el cual funciona con el segundo volante regulador, con una frecuencia reducida de 1.2 Hz (8,640 alternancias por hora). En cualquier momento durante el funcionamiento en modo Espera es posible conmutar el Traditionnelle Twin Beat Perpetual Calendar de nuevo al modo Activo para volver a usarlo, y todas su indicaciones de calendario seguirán siendo perfectamente precisas.

Un elemento esencial en el funcionamiento del sistema Twin Beat es el selector de modo que opera con arreglo a un principio todo o nada, que únicamente permite que oscile un volante regulador a la vez. Adicionalmente la construcción todo o nada asegura que el cambio sea instantáneo, sin desfase cuando se pasa de un modo de
funcionamiento al otro. Esto garantiza que la función cronométrica del calibre 3610 no se interrumpa en ningún momento, ni siquiera durante una fracción de segundo, y que la hora mostrada siga siendo lo más precisa posible. Ambos volantes están impulsados por el mismo barrilete del muelle real, que es la forma más eficiente de distribuir la energía y la única manera de tener una sola indicación de reserva de marcha.

Para conseguir esta función de doble regulador se ha reformado el mecanismo del calendario perpetuo para que utilice la menor cantidad de energía posible. Y ha empleado indicaciones saltantes instantáneas para la fecha, mes y año bisiesto. 

Simultáneamente, el mecanismo de salto (pendiente de patente) ha sido completamente rediseñado, utilizando un sistema compuesto de doble engranaje amortiguado que requiere cuatro veces menos par de torsión que un indicador saltante convencional.

También la gran dama ha desarrollado una nueva espiral con dimensiones de solo 0,0774 milímetros por 0,0159 milímetros, comparables con los ejemplos de cabello humano más finos. La espiral del volante regulador modo Espera es prácticamente cuatro veces más pequeña que la espiral del balance en modo Activo (36,000 oscilaciones por hora).

Este sistema se inspira en el sistema estacional del Periodo Edo japonés (1603 – 1868), que dividía el día y la noche en seis segmentos, de longitud variable del día a la noche, y de una estación a otra. Los relojes de ese periodo estaban equipados con un volante regulador de foliot sencillo o doble, que permitía cambios automáticos en la velocidad de funcionamiento. Un reloj de linterna japonés similar, de principios del siglo XVIII, perteneciente al Musée International d’Horlogerie, con sede en Suiza, se exhibe en el stand de Vacheron Constantin en esta edición de SIHH.

La caja de platino mide solo 42 mm de diámetro y 12.3 mm de altura. Menos que algunos relojes de solo tres agujas y fecha. La esfera de oro consta de dos segmentos. El segmento de oro se decora a mano con motivos guilloché, y después se coloca dentro de un segmento exterior de cristal de zafiro. A continuación se insertan índices de oro en el segmento de cristal de zafiro de la esfera, en la que se llevan a cabo una serie de grabados con láser que son después recubiertos de tinta.

 

No Comments Yet

Comments are closed